Compartir
Publicidad
Publicidad
Embarazo semana a semana: de la concepción al nacimiento
Embarazo

Embarazo semana a semana: de la concepción al nacimiento

Publicidad
Publicidad

La duración aproximada del embarazo es de 280 días de gestación, o lo que es lo mismo 38 semanas desde el momento de la fecundación del óvulo y 40 semanas desde la fecha de la última menstruación (FUM).

A continuación, haremos un recorrido fascinante por la gestación del ser humano semana a semana, desde el momento de la concepción hasta el día del nacimiento. Podrás conocer cómo crece tu bebé y los cambios que suceden en el cuerpo de la madre a lo largo del embarazo.

Semana 1 de embarazo

La semana 1 de embarazo en realidad no estás embarazada todavía, ya que durante esa semana tendrás la regla.

Se produce el sangrado vaginal provocado por la descamación de la capa funcional del endometrio que se ha preparado para alojar al óvulo fecundado. Al no haber óvulo fecundado, se produce la menstruación.

Es la etapa preovulatoria, variable de una mujer a otra, que se inicia con el primer día de la regla.

Semana 2 de embarazo

En la semana 2 de embarazo tu cuerpo se prepara para la ovulación que se producirá, dependiendo de cada mujer, en esta semana o en la posterior. Se liberará el óvulo que será fecundado por un espermatozoide dando lugar a una nueva vida.

Los días fértiles son los días en los que tienes una mayor probabilidad de quedar embarazada. Los ciclos de la mujer suelen abarcar 28 o 30 días, por lo que serán los días centrales del ciclo los más propicios para quedarse embarazada: 14 o 15 días después del primer día de menstruación.

Semana 3 de embarazo

En la semana 3 de embarazo se produce el momento mágico de la fecundación. Es realmente cuando quedas embarazada.

El primer espermatozoide que llega al óvulo penetra la barrera externa hasta introducirse en su núcleo y lograr la fecundación que da lugar a un nuevo ser.

En el momento en que ambos gametos se fusionan, aportando cada uno sus 23 cromosomas, se da una combinación genética única que determina el ADN del bebé, y por supuesto, su sexo.

Semana 4 de embarazo

En la semana 4 de embarazo, de cuatro a siete días después de la fecundación, se produce la implantación del embrión en las paredes del útero materno, donde se seguirá desarrollando hasta el día de su nacimiento.

En algunas ocasiones, al implantarse el embrión en el útero se erosiona el tejido endometrial produciendo un leve sangrado que, al coincidir con el momento en que debería bajar la regla, puede confundirse con la menstruación. Este sangrado es conocido como sangrado de implantación.

Semana 5 de embarazo

embarazo-semana-a-semana

Si aún no has sentido los primeros síntomas de embarazo, es probable que los empieces a notar ahora en la semana 5 de embarazo, junto a la ausencia del periodo. Hinchazón e hipersensibilidad de las mamas, náuseas, deseo de miccionar con frecuencia, cansancio y somnolencia… son algunos de los signos de que estás embarazada.

La menstruación no ha llegado, con una semana de retraso (en ciclos regulares) es el momento de realizar el test de embarazo si es que aún no lo has hecho antes.

En esta semana el embrión tiene apenas tres semanas de edad (correspondientes a la semana 5 de embarazo) y mide alrededor de un milímetro de ancho y cuatro-cinco milímetros de largo. Ya empieza a tener partes más diferenciadas en su característica forma de “C”: se diferencia la parte de arriba y abajo, la izquierda y la derecha, la parte delantera y la trasera.

Semana 6 de embarazo

En la semana 6 de embarazo el corazón del embrión empieza a latir regularmente, aunque es probable que aún no se detecte en la ecografía.

Realiza movimientos espontáneos, pero aún quedan muchas semanas para empezar a notarlos, pues a estas alturas hablamos de un pequeño embrión de pocos milímetros: mide alrededor de un centímetro de largo.

Semana 7 de embarazo

En la semana 7 de embarazo el embrión mide alrededor de un centímetro de largo y pesa menos de un gramo. Se hacen visibles las yemas o brotes de brazos, la placa de la mano y la extremidad inferior en forma de pala. El cerebro se transforma en cinco áreas y algunos nervios craneales son visibles.

Estamos en el periodo de organogénesis, porque a partir de las distintas capas del embrión se están formando los órganos del cuerpo. La exposición del embrión a los teratógenos (agentes que pueden inducir o aumentar la posibilidad de malformaciones congénitas) durante estas semanas (4 a 8), constituye el período más crítico de su desarrollo.

Semana 8 de embarazo

El embrión en la semana 8 de embarazo tiene una edad de 6 semanas desde que se produjo la fecundación. La longitud desde la coronilla a las nalgas ronda los 15-20 milímetros, y el peso se sitúa alrededor de los tres gramos. Y aunque sea tan pequeño, ya es extremadamente complejo.

La apariencia externa del embrión se ha modificado por la formación del cerebro, hígado, somitas, miembros, oídos y ojos. En este momento podemos decir que tiene ya características que le dan un aspecto humano.

Semana 9 de embarazo

El embrión en la semana 9 de embarazo sigue desarrollándose, cambiando y creciendo. Ya tiene el tamaño de una uva, unos dos centímetros y medio. Muy chiquitín todavía para que lo notemos pero para él, el crecimiento es vertiginoso. La cola al final de la espalda desaparece: nuestro hijo va pareciendo cada vez más un ser humano.

El embrión ya puede moverse aunque lo haga de forma involuntaria. El desarrollo de su sistema nervioso aumenta y a veces, como os contaba, el embrión no está ya quiero, sino que se puede detectar que tiembla. Su cerebro no controla estos movimientos, sino que son espasmos que indican que va formando conexiones correctamente.

Semana 10 de embarazo

embarazo-semana-a-semana

En la semana 10 de embarazo se produce un cambio en la forma en la que se nombra al bebé. Cuando termina la semana 10 de embarazo dejamos de usar la palabra embrión para denominarlo feto.

Ahora ya se han formado todos sus órganos y están funcionando corazón, cerebro, hígado, riñones e intestinos. Irán creciendo y desarrollándose continuamente hasta el nacimiento pero ya es posible reconocerlos perfectamente definidos.

Semana 11 de embarazo

A las 11 semanas de embarazo el bebé pesa aproximadamente 8 gramos y pesará entre 4 y 6 centímetros.

Sus dedos están ya separados, las membranas que los unían han desaparecido. Aunque su cabeza sigue siendo la mitad de su cuerpo es completamente normal en este momento. Las orejas van migrando a su posición definitiva y el pequeño ya puede abrir y cerrar sus manos.

Semana 12 de embarazo

En la semana 12 de embarazo se debería programar, idealmente, la primera ecografía, aunque puede haberse realizado una anterior para confirmar el embarazo.

Nuestro bebé, en la semana 12 de embarazo, ya tiene el tamaño de un kiwi. Medirá 6 centímetros y pesará unos 14 gramos, podríamos hacerle una cunita en la palma de la mano.

No para de moverse, dar pataditas y agitar los brazos y la cabeza, ya formados perfectamente, incluso parece como si se impulsara cuando toca con los pies las paredes del útero.

Semana 13 de embarazo

En la semana 13 de embarazo, su cabeza sigue siendo desproporcionada pero cada vez iremos viendo como se equilibra más el tamaño relativo respecto al resto del cuerpo.

Los dedos del bebé ya están perfectamente separados, tiene flexibilidad en sus rodillas y codos e incluso llega a poder chuparse el dedito perfectamente.

Los intestinos ya están en la parte interna del cuerpo, dentro del abdomen del feto y no dentro del cordón umbilical.

Semana 14 de embarazo

A las 14 semanas de embarazo pesará unos 30 gramos y medirá aproximadamente 10 centímetros. Parece un bebé en miniatura.

Sus rasgos faciales van haciéndose cada vez más evidentes y hasta podríamos ver como hace gestos con los músculos de su cara, se chupa el dedo y la manita.

Bebe líquido amniótico y hace pis dentro del vientre, agita sus brazos y piernas y parece sentirse feliz en su vida intrauterina.

Semana 15 de embarazo

A partir de esta semana, la piel, que es prácticamente transparente, empieza a cubrirse del lanugo, una capa de vello muy fino que podremos verle al nacer y que, como habréis oído u os habrán comentado, es normal y luego se cae solo.

Los ojos van acercándose a la posición que tendrán finalmente y, aunque aún los tiene cerrados, empieza a ser sensible a los cambios de luz que le llegan a través de la barriga. Las orejas empiezan a tener algunos de sus pliegues característicos.

Semana 16 de embarazo

semana-16-embarazo

En la semana 16 ya mide entre 10 y 11cm. Las piernas ya son más largas que los brazos y empiezan a diferenciarse algunas articulaciones, como las rodillas, los tobillos, los codos y las muñecas.

Empieza a abrir los deditos de las manos y empieza también a cerrarlas en lo que parece ser el inicio del reflejo de prensión. Gracias a él empieza a cogerse los pies, el cordón umbilical, o sus manos, una con la otra. Aparecen también las uñas en manos y pies.

Semana 17 de embarazo

En la semana 17 de embarazo, momento en que el bebé lleva 15 semanas formándose, mide unos 11-13 cm y pesa cerca de 100 gramos.

Sigue creciendo y sobretodo sus piernas, ya que la cabeza ahora crece menos. Bajo su piel empieza a formarse la capa de tejido graso que luego servirá para protegerle del frío. Su oído está más desarrollado y puede llegar a moverse bruscamente si en el exterior hay sonidos fuertes.

Semana 18 de embarazo

En la semana 18 de embarazo mide unos 13-15 cm y pesa cerca de 150 gramos. Su fémur mide ahora unos 2,7 cm y que la circunferencia de su cabecita mide unos 15,4 cm.

El corazón va madurando, estando dividido por las dos aurículas y los dos ventrículos. Las aurículas están aún comunicadas entre sí, pasando sangre de la derecha a la izquierda por el llamado foramen oval, como medida para prevenir el paso de sangre a los pulmones. En el momento en que el bebé nace, cuando tiene que empezar a utilizarlos y empieza a respirar, ese agujero se cierra.

Semana 19 de embarazo

Su cabeza, brazos y piernas ya tienen un tamaño proporcionado con el resto del cuerpo y ha comenzado a crecerle pelo en la cabecita. Las orejas y los ojos ya casi se ubican en su posición final.

Es algo asombroso, pero si estás esperando un niña, sus pequeños ovarios que no tendrán más tamaño que el de un botón ya contienen huevos primitivos que darán origen a los óvulos.

Semana 20 de embarazo

En la semana 20 de embarazo el bebé mide 16 centímetros y alrededor de 350 gramos.

Sus pulmones comienzan a practicar el ejercicio de la respiración y su sistema digestivo hace lo propio tragando líquido amniótico. Su cerebro se desarrolla rápidamente las áreas destinadas a los sentidos, y ya cuenta con 30.000 millones de neuronas.

Alrededor de la semana 20 de embarazo se realiza una ecografía de alta resolución llamada ecografía morfológica, de gran importancia en el control prenatal. El médico especialista en realizarla analiza a fondo los órganos del bebé para detectar posibles malformaciones, aunque no con un 100% de fiabilidad.

Semana 21 de embarazo

Ya se mueve con vigor dentro de tu tripa haciéndotelo notar con pataditas, estiramientos y giros que hace dentro del útero, donde todavía tiene espacio para moverse con comodidad.

Se mueve alrededor de 50 veces por hora, pero en el momento que más notas sus movimientos es cuando te recuestas a descansar, especialmente si has comido antes, el bebé se activa. Durante el día, al estar tú también en movimiento no puedes sentirlos tanto.

Semana 22 de embarazo

embarazo-semana-a-semana

En la semana 22 de embarazo (20 semanas desde la concepción) tu bebé mide 27 centímetros y pesa casi 500 gramos.

Se pueden percibir sus párpados, uñas y cejas, aunque estas últimas todavía no tienen color, son unas pelusillas blancas que se ven encima de los ojos.

Al mirarlo, tiene prácticamente el aspecto del de un bebé a término, pero todavía necesita ganar peso. Su grasa corporal representa el 1% de su cuerpo, pero de ahora en más irá ganando capas de grasa, la cual le ayudará a regular su temperatura corporal.

Semana 23 de embarazo

Se puede notar que su piel es una fina capa que recubre su cuerpo, pero ya no es traslúcida, sino que empieza a verse rojiza y arrugada. Las capas de grasa irán depositándose debajo de la piel.

Sus ojos están completando su desarrollo, aunque su color todavía no es el color con el que nacerá pues su iris no está pigmentado. No siquiera será el color definitivo, pues hasta aproximadamente los seis meses e incluso hasta el primer año de vida puede no definirse.

Semana 24 de embarazo

Tu bebé mide ya cerca de 30 cm en total (unos 21-21 cm de la cabecita al culete) y pesa de unos 600-700 gramos aproximadamente. Cada vez tiene más posibilidades de sobrevivir en caso de producirse un parto prematuro ya que los pulmones empiezan a producir el surfactante pulmonar que le permitiría respirar fuera del útero.

Tú bebé todavía tiene bastante espacio dentro del útero y puede moverse con libertad y cambiar de posición a menudo. Aunque todavía duerme unas veinte horas de diaria tiene frecuentes periodos breves de actividad en los que dará volteretas cada vez más articuladas.

Semana 25 de embarazo

Esta semana el bebé mide ya unos 34cm en total, alrededor de 22 cm de la cabeza al culito, y pesa entre 700 y 800 gramos. Su pelo empieza a definirse y tiene un color y una textura determinada, aunque éstos todavía podrán cambiar cuando nazca.

Aunque su color de ojos no está totalmente definido, puesto que necesita luz para que los pigmentos terminen de formase, tu bebé ya tiene pestañas y puede abrir y cerrar los ojos. Su oído sigue desarrollándose rápidamente y puede percibir sonidos tanto del exterior como los que él mismo produce al moverse en tu útero.

Semana 26 de embarazo

Como sigue teniendo espacio en el útero para flotar y moverse, está bastante activo y coordina cada vez mejor sus movimientos. En las ecografías se le puede ver “pedalear” con las piernas y presionar con los pies la pared uterina. Los puños también tienen más fuerza y puede coger el cordón.

Aunque no es muy habitual, tal vez las patadas lleguen a doler en las costillas, en ese caso lo mejor es cambiar de posición, tumbándose de lado.

Semana 27 de embarazo

El bebé es bastante delgado aún, aunque a partir de ahora acumulará más grasa y aumentará de peso considerablemente. La longitud desde la coronilla hasta las nalgas sería de unos 24 centímetros (alrededor de 36 centímetros en total), y el peso se sitúa cerca de alcanzar un kilogramo.

A partir de esta semana existen más posibilidades de que el bebé sobreviva si nace prematuro. Pero quedan 13 semanas para llegar al término del embarazo, por lo que sigue desarrollándose.

Semana 28 de embarazo

El feto ya mide unos 26 centímetros de la coronilla a las nalgas (unos 36 centímetros en total) y pesa unos 1100 gramos. Ya tendría posibilidades de sobrevivir en caso de parto prematuro, aunque sus pulmones que empiezan a funcionar no están todavía preparados para respirar aire y la regulación de su temperatura corporal sería deficiente.

El crecimiento cerebral durante este mes es espectacular, el feto cada vez siente más estímulos del interior y los que le llegan atenuados del exterior.

Semana 29 de embarazo

Prosigue la acumulación de grasas y el bebé tiene el tamaño suficiente para determinar su presentación, es decir, su orientación en el útero (de nalgas o cefálica). No obstante, aún tendrá tiempo para cambiar esta posición durante el próximo mes.

Las glándulas suprarrenales del feto producen sustancias de tipo androgénico que circulan por su sangre y al llegar a la placenta se convierten en estrógeno (estriol), para estimular la producción de prolactina en el cuerpo de la madre (y que las mamas se preparen para dar pecho al bebé).

Semana 30 de embarazo

embarazo-semana-a-semana

Los huesos ya están desarrollados, pero aún son blandos y flexibles. Para dotarles de firmeza, el bebé comienza a almacenar hierro, calcio y fósforo.

Ya puede diferenciar entre sabores dulces y salados. Su sistema respiratorio, sigue madurando, y de hecho, tu bebé ensaya movimientos respiratorios y tiene hipo todos los días. Pero sobre todo el mayor cambio lo vamos a encontrar en la maduración del sistema nervioso del bebé.

Semana 31 de embarazo

Los pulmones están practicamente formados, aunque no pueden aún respirar fuera de la madre. Su esqueleto está en pleno crecimiento y sus huesos siguen almacenando calcio, fósforo y hierro.

Puede girar la cabeza y “ver”, no sólo distinguir la luz de la oscuridad y sus riñones son completamente funcionales y eliminan ya más de medio litro de orina al día.

Semana 32 de embarazo

El cerebro de tu bebé esta prácticamente formado, tanto es así que mucho médicos no ven diferencias entre el cerebro de un recién nacido y el de uno de 32 semanas. Su peso se encuentra entorno a los 1.900 gramos y su altura es de unos 42 centímetros y si naciera en estos momentos tendría un 85% de probabilidades de sobrevivir, pero sus pulmones aún no están maduros.

Semana 33 de embarazo

En esta semana es posible que, si no se ha dado ya la vuelta para colocarse en posición cefálica, lo haga o empiece a “pensar” en hacerlo. Ahora todavía puede, pero en unas semanas su tamaño le dificultará más el giro.

Se ha visto que los fetos de esta edad hacen unos movimientos oculares rápidos (REM) que son como los que nosotros hacemos cuando soñamos. Por esta razón se cree que los fetos de 33 semanas ya sueñan cuando duermen. La pregunta que seguro que nos hacemos todos es ¿y qué sueñan? Pregunta que no tiene respuesta, obviamente, porque es imposible saberlo.

Semana 34 de embarazo

El bebé mide aproximadamente 46 centímetros y pesa alrededor de 2,200 gramos. Sus pulmones ya están casi completamente formados y sus huesos se han ido endureciendo pero todavía son muy flexibles, incluidos los de la cabeza.

Su cráneo todavía no está completamente cerrado, lo cual le permite adaptarse con mayor facilidad al canal de parto en el momento de nacer. Por eso, algunos bebé nacen con la cabeza en forma de cono o aplastada, pero esto se revierte a los pocos días de nacer.

Semana 35 de embarazo

Ya mide unos 46 cm de la cabeza a los pies y el peso se encuentra sobre 2.500 gramos. La piel comienza a alisarse, se empieza a depositar grasa y el lanugo empieza a desaparecer.

Sus riñones están ahora completamente desarrollados y el hígado también está comenzando a funcionar. La mayoría de su desarrollo físico básico está ya completo. En las próximas semanas se dedicará a aumentar de peso.

Semana 36 de embarazo

La piel de tu bebé se está haciendo más rosada debido a la acumulación de grasa y en la mayoría de los casos estará ya cabeza abajo y encajado. También está perdiendo el vello que le cubría y la el vernix caseosa que es una sustancia cremosa y blanquecina que le a cubierto la piel todo el tiempo que ha estado dentro de ti. Todo esto lo irá tragando y es lo que formará el meconio, que serán las primeras deposiciones del bebé (es una pasta negra muy pegajosa).

Semana 37 de embarazo

En la semana 37 de embarazo mide unos 46-48 cm y pesa cerca de 2.900 gramos. Su fémur mide ahora unos 7,2 cm y que la circunferencia de su cabecita es de unos 33 cm.

Si todo ha ido según lo previsto, a estas alturas estará ya en posición cefálica, es decir, boca abajo, preparado para nacer. Al ser ya un bebé formado, lo que sucede dentro de la barriga es un aumento de altura y de peso para llegar en mejores condiciones, además de seguir recibiendo células inmunitarias de la madre. Se calcula que, además, aumenta unos 15 gramos de grasa al día, que le servirá para regular mejor la temperatura en el exterior.

Semana 38 de embarazo

Tu bebé mide aproximadamente 50 centímetros y pesa alrededor de 3,200 kilos. Sus manitas ya pueden agarrar, de hecho ya lo hace con el cordón umbilical que ha sido su juguete dentro del útero.

Su cabeza está cubierta de pelo y tiene el aspecto con el que nacerá. Algunos bebés nacen con mucho pelo mientras que otros nacen casi pelados, pero es algo que luego puede revertirse. El pelo con el que nace suele caerse a lo largo de los primeros meses de vida.

Semana 39 de embarazo

En la semana 39 de embarazo la longitud del bebé es de unos 36 centímetros de la coronilla a las nalgas (unos 52 centímetros en total) y el peso se sitúa alrededor de 3250-3300 gramos.

Sigue recibiendo muchos nutrientes de la madre, a través del cordón umbilical, que tiene un grosor de 1’3 centímetros aproximadamente. También los anticuerpos atraviesan la barrera placentaria y refuerzan el sistema inmunitario del bebé para cuando este nazca, y sigue acumulando grasa.

Semana 40 de embarazo

embarazo-semana-a-semana

¡Por fin conocerás a tu bebé! ¿Qué aspecto tendrá? Cuando nace el bebé, tiene un color amoratado, puede que tirando a rosáceo o amarillo. La piel aparece cubierta de la vernix cerosa, restos de sangre y de lanugo… Los altos niveles hormonales hacen que sus genitales aparezcan hinchados.

Tal vez la cabeza la tenga algo deformada por haber atravesado el canal del parto, pero es normal y poco a poco la cabeza del bebé irá tomando su forma definitiva.

Fotos | iStockphoto, Raelene Gutierrez, pixydust8605, Footloosiety en Flickr CC

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos