Compartir
Publicidad

Cinco grandes preocupaciones de las embarazadas en el tercer trimestre: ¿te sientes identificada?

Cinco grandes preocupaciones de las embarazadas en el tercer trimestre: ¿te sientes identificada?
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¡Por fin has entrado en el tercer trimestre de tu embarazo! Después de las inseguridades normales del primer trimestre y los miedos típicos del segundo, ahora afrontas la recta final con especial entusiasmo y muchas ganas de ver pronto a tu bebé.

Pero a medida que avanzan las semanas te das cuenta de que aparecen nuevas preocupaciones que incluso se van haciendo cada vez más recurrentes conforme se acerca la fecha de parto. Tranquila, todo el maremoto de emociones que has estado sintiendo durante todo este tiempo es normal, y lo experimentan la mayoría de las embarazadas. Hoy te contamos cuáles son las principales preocupaciones del tercer trimestre.

Tener un parto prematuro

Una vez entramos en el tercer trimestre, la principal preocupación que acecha a muchas embarazadas es tener un parto prematuro, ya que las secuelas en el bebé pueden ser importantes en función del tiempo de gestación que tenga.

Prematuro

Aunque no siempre se puede evitar que el parto se presente antes de la fecha estimada, sí existen algunos factores de riesgo que podrían desencadenarlo y que debemos conocer, tales como:

Si tienes alguno de estos factores de riesgo mencionados, intenta que las preocupaciones no te afecten a la hora de vivir la recta final de tu embarazo de la forma más positiva y plena posible. Confía en tu ginélogo y aclara con él todas las dudas que puedan surgirte.

Además, tengas o no tengas factores de riesgo, recuerda la importancia de mantener una alimentación y hábitos de vida saludables, practicar ejercicio físico moderado y acudir a todos los controles prenatales. Tampoco está de más que aprendas a reconocer las señales de alarma en caso de que el parto se presente de forma prematura.

¿Estará sano mi bebé?

Aunque las ecografías y pruebas que te han ido haciendo a lo largo del embarazo hayan salido perfectas y tu médico te diga en cada control que todo marcha bien, es habitual tener con frecuencia pensamientos recurrentes sobre la salud de tu bebé que tan sólo desaparecerán cuando le pongan sobre tu pecho y analices con exactitud cada milímetro de su pequeño cuerpecito.

Ecografia

Es normal sentir cierto grado de ansiedad cuando pensamos en la salud de nuestro bebé, pero si todo marcha bien, intenta relajarte y disfrutar. Eso sí, no olvides la importancia de vivir el embarazo de forma saludable, no fumar ni beber, tomar los complejos vitamínicos recetados por el ginecólogo, y llevar tus vacunas al día para evitar enfermedades o infecciones que pongan en riesgo la salud de tu pequeño.

¿Sabré reconocer si estoy de parto?

Esta es otra de las preocupaciones más típicas en la recta final del embarazo, y que incluso puede llevarnos a acudir al hospital antes de tiempo pensando, erróneamente, que nuestro bebé ya viene de camino.

Parto

Pero tranquila, llegado el momento sabrás identificar perfectamente las señales de parto y notarás diferencia con respecto a las contracciones que hasta el momento has ido sintiendo. Además, durante los días previos también experimentarás ciertos cambios que te anunciarán que el gran día se acerca.

¿Saldrá todo bien en el parto?

Durante el último trimestre de la gestación nos preparamos a conciencia para afrontar el momento del parto de la mejor forma posible. Leemos todo lo que cae en nuestras manos, nos informamos y asistimos a clases de preparación porque queremos que todo salga perfecto.

Parto

Pero lo más normal del mundo es que en algún momento el miedo nos aceche, e incluso nos haga dudar de nuestra capacidad y nuestras decisiones: "¿sabré ser la dueña de mi parto o me dominará el miedo?", "Quiero dar a luz sin epidural, ¿seré capaz de hacerlo?", "Tengo miedo a que mi parto acabe en cesárea, ¿cómo puedo evitarlo?", "¿Tendré el parto que siempre he soñado o será una mala experiencia?"...

Dudas y más dudas nos asaltan a medida que el momento se acerca, e incluso es probable que el parto nos obsesione tanto que hasta lleguemos a soñar de forma recurrente con ello. Ante estos pensamientos mi consejo es simple: confía en tu cuerpo y en el equipo de profesionales que te atenderán llegado el momento. ¡Todo saldrá bien!

¿Seré una buena madre?

Si vas a convertirte en madre por primera vez seguro que temes al pensar en el momento en que te quedes a solas con tu bebé. Quizá te preguntes si le querrás, si sentirás ese flechazo al verle del que todas las madres hablan, o si os entenderéis y sabrás cubrir sus necesidades. Además, si tienes claro que vas a optar por dar el pecho a tu hijo puede que también te surjan dudas sobre el tema o cierta inseguridad.

lactancia

Pero si no es tu primer hijo es probable que tampoco te libres de estos miedos típicos, o que incluso los vivas con mayor intensidad: "¿seré capaz de amar a mi segundo hijo tanto como al primero?", "¿podré prestarles a ambos la debida atención?", "¿sabré organizarme con dos peques en casa?"... Como ves, son miedos absolutamente normales de los que nuestra compañera Mamen nos habló hace un tiempo.

Hablar con tu médico o tu matrona, y asistir a grupos de crianza donde poder conversar con otras madres recientes te ayudará a confiar en tí y a neutralizar todos tus temores. Y no lo dudes: ¡serás una gran mamá!

En Bebés y Más Cinco grandes preocupaciones de las embarazadas en el primer trimestre: ¿te sientes identificada?, Cinco grandes preocupaciones de las embarazadas en el segundo trimestre: ¿te sientes identificada?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio