Compartir
Publicidad
Pensamientos que tienen las madres primerizas tras salir del hospital con su bebé (y que son completamente normales)
Recién nacido

Pensamientos que tienen las madres primerizas tras salir del hospital con su bebé (y que son completamente normales)

Publicidad
Publicidad

Durante el parto de nuestro bebé y en sus primeras horas, las madres -primerizas o no- siempre nos encontramos acompañadas, ya sea por personal médico, de apoyo emocional o nuestros familiares. Es en esas primera horas como mamás, que conocemos al nuevo miembro de la familia, y en las cuales agradecemos la ayuda que los demás puedan proporcionarnos.

Cuando tenemos a nuestro bebé por primera vez en los brazos, es común sentir una mezcla de emociones y muchos sentimientos: un flechazo al tomarlo en brazos, una emoción inmensurable al conocerle y también, muchas dudas y miedos.

Después, llega el momento de terminar nuestra permanencia en el hospital para irnos a casa. Entonces, todas esas sensaciones y emociones, cobran aún más fuerza, pues ahora si comenzará "de verdad" nuestra responsabilidad como únicos responsables de nuestro hijo. Te compartimos algunos pensamientos que tienen las madres primerizas tras salir del hospital con su bebé, y que sí, son completamente normales.

¡Por fin les dan el alta!

Dependiendo del caso de cada mamá y bebé, la estancia en el hospital pudo ser corta, durar varios días o incluso se necesitó de algunas semanas o meses. Pero sin duda, la mayoría piensan lo mismo cuando el médico les dice que ya les darán el alta: ¡por fin nos vamos a casa!

Y es que todos esperamos ansioso el momento en el que por fin, podremos estar de regreso en ese lugar que con tanto cariño y dedicación preparamos para la llegada de nuestro bebé. Estaremos de regreso en nuestro hogar, listos para comenzar una nueva rutina y hacer todos los ajustes necesarios para amoldarnos a las necesidades del nuevo miembro de la familia.

Podrás estar cansada, pero tu cerebro estará a mil por hora

Mama Abrazando Bebe

Después de tener a nuestro bebé, independientemente de si fue un parto o cesárea, nuestro cuerpo se siente cansado y recuperándose de la fantástica transformación que vivió durante los últimos meses y que terminó en el nacimiento de nuestro hijo.

Quizás nuestro cuerpo no tenga muchos ánimos de ponerse a trabajar, pero nuestro cerebro sí que lo hace. Es aquí cuando nuestros miedos e inseguridades cobran más fuerza o incluso se presentan otros que ni siquiera habíamos pensado. Además, nuestro instinto maternal nos coloca en un estado de alerta, por el cual estamos siempre al pendiente de lo que nuestros hijos puedan necesitar.

Dicho esto, es completamente normal que después de tener a nuestro bebé, una serie de pensamientos y dudas inunden nuestra cabeza. Y cuando llega el momento de volver a casa, no es la excepción, pues además de volver a casa con un bebé, ahora estaremos por nuestra cuenta.

Pensamientos positivos

Cuando nos dan el alta, nos causa alegría, pues eso quiere decir que nuestro bebé está lo suficientemente sano para continuar con sus cuidados en casa. Algunos de los pensamientos positivos que tienen las madres al volver a casa son:

  • "¡Por fin nos vamos!" Pensar en volver a nuestra casa, nuestra cama, nuestra ducha y en general, a ese espacio que es nuestro y donde nos sentimos cómodas, es algo que alegra a cualquiera que haya pasado por un hospital. El hecho de volver ahora con un lindo bebé en brazos, nos alegra ese viaje a casa aún más.
  • "Es increíble que este precioso bebé haya salido de mi cuerpo." Cuando ya ha pasado el parto y estamos en un momento de calma y ajuste con nuestro bebé, llega ese pensamiento de asombro que nos recuerda lo maravilloso y poderoso que es nuestro cuerpo al crear vida.
  • "No puedo esperar a verlo con toda la ropita que le hemos comprado." Durante el embarazo y si tuviste un baby shower, fuiste reuniendo ropita, peluches, cobijitas y muchas cosas más para tu bebé. Por fin llegó el día en que dejarías de solamente imaginar cómo se vería él con ellos, y podrás ver lo adorable que lucirá.

Miedos e inseguridades

Además de los pensamientos positivos, hay otro tipo de pensamientos que suele invadirnos cuando somos madres primerizas: miedos, inseguridades y muchas dudas.

  • ¿Podremos hacer bien las cosas solos en casa? Este es uno de los miedos más comunes al dejar el hospital, ya que estando en casa no contaremos con el apoyo de médicos ni enfermeras que puedan enseñarnos cómo hacer las cosas o a quienes acudir de inmediato si tenemos alguna duda. Pero sí, claro que podrán hacer bien las cosas, y en caso de duda, siempre pueden llamar al pediatra o consultar con otra mamá que tenga más experiencia.
  • ¿Estará cómodo en su silla? Además de ser una pregunta que seguramente muchos nos hacemos al colocar por primera vez a un recién nacido en la silla para el coche, es sumamente importante que verifiquemos que esté bien instalada y todo se encuentre en su sitio. Mientras tu hijo viaje en ella, irá seguro, solo recuerda que no debe estar más de una hora y media porque puede ser peligroso.
  • ¿Seré una buena mamá? Probablemente la pregunta que todas, en algún momento de nuestra vida (incluso desde antes de que nazca nuestro bebé) nos hemos hecho. Como madres, es común que nos cuestionemos si estamos haciendo las cosas bien, pues en realidad, nadie nace sabiendo ser mamá, pero cada día iremos aprendiendo de la mano con nuestros hijos.

Todos estos pensamientos son completamente normales y son parte de nuestra transformación como mujeres, al iniciar esta nueva, desconocida y emocionante aventura llamada maternidad. ¿Coinciden con algunos de los pensamientos que tuviste como madre primeriza?

Fotos | iStock
En Bebés y más | ¿Qué le sucede a la mente después de dar a luz? El estado emocional de la madre tras el parto, Diez consejos para sobrevivir tras la vuelta a casa con el bebé

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos