Compartir
Publicidad

Test de embarazo: cuándo realizarlo

Test de embarazo: cuándo realizarlo
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Entre las dudas más frecuentes que nos llegan de nuestras lectoras se encuentran las relacionadas con el test de embarazo. Hace pocos días os contábamos cómo tenéis que realizarlo y hoy hablaremos de una de las mayores preocupaciones: cuándo realizar el test de embarazo.

La fecha en que se realiza la prueba de embarazo es determinante para que el resultado sea fiable. Es una situación muy especial y a veces la ansiedad puede jugar una mala pasada, por tanto es importante hacerla en el momento adecuado.

Análisis de sangre

La prueba más extendida es el test de embarazo casero que se compra en la farmacia, pero muchas mujeres optan por un análisis de sangre, por ser más preciso y fiable incluso antes de que se produzca la primera falta de menstruación.

Tanto uno como el otro son capaces de detectar la presencia de la hormona gonadotropina coriónica (hCG), la hormona del embarazo. Uno lo hace en la sangre mientras que el otro, en la orina de la mujer. Las pruebas cuantitativas de sangre detectan niveles de hCG muy pequeños, desde 1 mIU/mL cuando las pruebas de orina tienen una sensibilidad promedio de 20 mIU/mL.

Por tanto, desde que el embrión se implanta en las paredes del útero y el organismo comienza a producir la hormona del embarazo, ésta podrá detectarse por medio de un análisis de sangre. Se puede obtener un resultado preciso en pocas horas, así como determinar la edad exacta del feto. También se puede saber si se trata de un embarazo anormal, como un embarazo ectópico (fuera del útero), un embarazo molar o un posible aborto espontáneo.

Test de embarazo casero: si eres regular

test-embarazo

Vamos ahora con el test de embarazo que se puede comprar en las farmacias. Como ya hemos dicho, procura comprar un test lo más sensible posible, es decir que detecte la concentración más baja de hCG. La mayoría detecta a partir de 20 mIU/ml (miliUnidades Internacionales por mililitro de orina).

Para la mujer con ciclos regulares es más sencillo calcular el momento adecuado. Según lo esperable, la mujer ha ovulado a mitad del ciclo y la implantación del embrión se ha producido entre los seis y los diez días después de la fecundación. Por tanto, con un retraso de un día en la fecha prevista para la llegada de la menstruación los niveles de la hormona gonadotropina coriónica (hCG), que comienzan a elevarse después de la implantación, ya habrán alcanzando un nivel detectable en orina.

Por tanto, aunque hay tests que prometen un resultado desde la primera semana después de la concepción, lo más fiable es realizarlo con al menos un día de retraso. Aunque puede realizarse en cualquier momento del día, también se recomienda utilizar la primera orina del día, que tiene mayor concentración.

Test de embarazo: si no eres regular

Para las mujeres que no tienen un ciclo regular, la detección del embarazo se complica un poco más que para las anteriores. Hay mujeres muy intuitivas que tienen la certeza de estar embarazadas incluso antes que el test de embarazo lo confirme, pero como no todas son capaces o necesitan una confirmación científica, casi todas recurren al test de embarazo.

Realizarte el test con un día de retraso puede ser demasiado pronto para obtener un resultado fiable. Puede que hayas ovulado más tarde de lo pensado, por tanto lo recomendable para obtener un resultado fiable es realizar el test una semana después de la fecha prevista para tu periodo.

¿Qué puede pasar si se realiza el test de embarazo antes de tiempo?

Si te haces la prueba de embarazo antes de tiempo lo que puede suceder es que arroje un falso negativo. Es decir, que el test diga que no estás embarazada cuando en realidad sí lo estás. Lo que sucede es que la presencia de la hormona gonadotropina coriónica aún no es detectable en la orina pues sus niveles son muy bajos.

Sin embargo, la cantidad de hCG en la orina en las primeras semanas de embarazo puede variar mucho de una mujer a otra. Por lo tanto, si la prueba ha dado negativa y la ausencia de menstruación persiste, deberás repetir el test a los tres o cuatro días.

Sangrado de implantación

Es importante que sepáis que en algunas mujeres puede producirse un sangrado falso o sangrado de implantación que se confunde con la menstruación cuando en realidad es un signo de embarazo. A diferencia de esta, el sangrado de implantación es un sangrado leve que dura uno o dos días, a lo sumo tres (nunca más de cinco) y es de color marrón.

En Bebés y más | Test de embarazo: cómo se realiza

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos