Compartir
Publicidad

Semana 11 de embarazo

Semana 11 de embarazo
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Continuamos con nuestro recorrido por el embarazo semana a semana y llegamos hoy a la semana 11 de embarazo, un momento maravilloso en el que pasaremos a usar el término feto para referirnos al hijo que esperamos.

El embrión a las 11 semanas de embarazo

A las 11 semanas de embarazo el bebé pesa aproximadamente 8 gramos y pesará entre 4 y 6 centímetros. Vamos a poder ver grandes cambios a partir de ahora.

Sus dedos están ya separados, las membranas que los unían han desaparecido. Aunque su cabeza sigue siendo la mitad de su cuerpo es completamente normal en este momento. Las orejas van migrando a su posición definitiva y el pequeño ya puede abrir y cerrar sus manos.

La piel es muy fina, tanto que si pudiéramos asomarnos dentro de nuestro vientre podríamos ver a través de ella. Veríamos sus vasos sanguíneos, los cartílagos y los órganos en formación. Poco a poco la piel adquiere más capas y dejará de ser transparente.

El crecimiento es rapidísimo y el bebé doblará su peso en las próximas tres semanas. Aunque no podemos sentirlo todavía el bebé se mueve, es un verdadero acróbata que no para de nadar, dar pataditas y mover todo su cuerpo, incluso la cabeza ya que se está alargando su cuello.

También, en la semana 11 de embarazo, se desarrolla el diafragma y es posible que comience a tener hipo, algo perfectamente normal y que se considera que es una preparación para la respiración fuera del cuerpo materno.

feto en la semana 11 de embarazo

La madre en la semana 11 de embarazo

En algunas mujeres, especialmente si son bajitas, delgadas, si tienen un embarazo múltiple o si ya han sido madres anteriormente empieza a poder notarse una pequeña barriguita, consecuencia del aumento de tamaño del útero. Otras, mas rellenas o altas, puede que tarden un poco más.

Lo que si es habitual es que, al estabilizarse los niveles hormonales, es que cesen los primeros malestares que puede que nos lo hicieran pasar mal las primeras semanas en forma de nauseas o mareos.

Sin embargo puede empezar a haber algunas molestias gástricas que hasta ahora eran menores: acidez, gases y estreñimiento. Lo mejor para combatirlos es una dieta sana, con alimentos integrales y vegetales suficientes, beber agua abundantemente y hacer ejercicio moderado. Dormir un poco alzada y comer algo suave contribuye a moderar el ardor de estómago, que puede ser muy molesto. En último caso es conveniente consultar al médico si resulta especialmente doloroso.

Asimismo puede suceder, especialmente en las mujeres que son propensas a las migrañas, que estas aumenten: cansancio, nervios, abstinencia de cafeína y sobre todo las hormonas podrían ser la causa.

Muchas mamás empiezan en este momento a buscar información para estar preparadas para el parto y la crianza de forma más intensa. Es una gran idea acudir a espacios fiables de internet o a grupos de crianza o lactancia cercanos. El hecho de estar acompañadas en las preocupaciones y dudas supone una gran mejora en la vivencia emocional del embarazo.

Y es que es normal que existan algunos cambios emocionales, sintiéndose la madre especialmente sensible y teniendo necesidad de aliviar la tensión con unas lágrimas.

El aumento de peso no habrá sido muy grande en este primer trimestre, pero si ha aumentado el volumen sanguíneo por lo que es habitual que pelo y piel aparezcan con un aspecto luminoso y saludable.

Terminada nuestra visita a la semana 11 de embarazo continuamos nuestro repaso y en unos días hablaremos de lo que podemos esperar a partir de ahora.

Embarazo semana a semana: de la concepción al nacimiento

En Bebés y más | Diez consejos para un embarazo sano y feliz, Ejercicio durante el embarazo: recomendaciones generales, La primera ecografía: ¿Mejor a partir de las 12 semanas?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos