Cinco claves para estimular el desarrollo cognitivo de tus hijos a través del juego

Cinco claves para estimular el desarrollo cognitivo de tus hijos a través del juego
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Desde muy temprana edad nuestros hijos comienzan sus procesos de desarrollo cognitivo. Si bien en gran medida esto responde a componentes biológicos como la genética de los padres, otra parte se desarrolla a través del aprendizaje.

Los procesos cognitivos permiten que nuestros niños puedan procesar la información que reciben del mundo que les rodea y, por ende, les ayudan a comprenderlo, adquiriendo cada vez más y mejores recursos para la resolución de conflictos.

Estos procesos incluyen el lenguaje, la capacidad para concentrarse (atención), los diferentes tipos de memoria, la capacidad para planificar, pensar, organizar ideas, reflexionar...

Y, sin embargo, aunque se trata de un proceso natural que se produce de manera gradual, hay algunas cosas que podemos hacer para estimular el desarrollo cognitivo de nuestros niños; aquí te contamos cómo (a través del juego).

El juego: fundamental para el desarrollo cognitivo

Nuestros niños aprenden y adquieren nuevas herramientas a través del juego, y de esta manera comienzan a explorar su mundo entero. Por esta razón es importantísimo que como padres tengamos siempre presente que la manera natural de desarrollo de nuestros pequeños es justamente a través del juego.

Esta es la clave para que nuestros niños aprendan de forma divertida e interesante para ellos, sin dinámicas tediosas, aburridas ni obligadas.

Por medio del juego podemos aplicar algunas estrategias para potenciar su desarrollo, además de pasar juntos un tiempo agradable.

“No hay nada que los seres humanos hagan, sepan, piensen, esperen o teman que no haya sido experimentado, practicado o al menos anticipado, durante la etapa del juego en la infancia.”
-Heidi B. Crecelius-

¡Haz que jueguen mientras fortalecen su mente! Cinco claves para estimular el desarrollo cognitivo de tus hijos

Hablar, explicar, preguntar

Una de las estrategias que puedes utilizar para fomentar el desarrollo cognitivo de tu hijo y, que además es un recurso que tienes siempre a tu alcance es, simplemente conversar.

Puedes contarle lo que estás haciendo a medida que se desarrolla la acción; por ejemplo: si estás sirviendo su comida, le vas contando qué alimentos le estás sirviendo y lo importantes que son para que esté bien nutrido y muy sano y fuerte. Asegúrate de que presta atención a tus palabras.

Esto lo puedes aplicar a cualquier actividad que realices en el día a día con tus hijos, y a medida que van creciendo, puedes pedirles que te vayan narrando lo que hacen. Esto favorece su desarrollo del pensamiento y potencia su lenguaje.

La exploración

Deja que tus hijos exploren su propio mundo, permíteles sentir las diferentes texturas, olores, sabores, colores, etc. ¡Anímalos a salir de su zona de confort!

Eso sí, siempre bajo la supervisión de un adulto y en la medida que no corran peligro alguno.

Puedes comprar algunos juguetes que contienen diferentes formas y texturas y dejar que las exploren. También puedes hacerlo en casa, dándoles objetos diferentes para que puedan jugar con ellos.

Ten en cuenta que la etapa del desarrollo en la que se encuentran tus hijos influye en gran medida, y será necesario ir adaptándonos a sus avances.

El juego al aire libre

Jugar al aire libre no solo les ofrece mucha diversión a los niños, pues al mismo tiempo, adquieren nueva información que se traduce en más estrategias cognitivas.

Déjalo ser libre y jugar, explorar la naturaleza (siempre con supervisión) y aprovecha la ocasión para hablar con tu hijo sobre lo que está viendo; cuéntale acerca de lo que estáis haciendo.

Incluso, si tu niño es grande, puedes hacerle preguntas al respecto; eso sí, no hagas que se sienta como en un interrogatorio, es solo una conversación casual.

A medida que conversáis puedes plantearle algunos interrogantes que estimulen su curiosidad y reflexión; no importa si responde correctamente o no.

Los juegos didácticos

En el mercado actual contamos con una gran variedad de juegos estratégicamente diseñados para ayudar y favorecer el desarrollo cognitivo de nuestros niños, siendo éste un excelente recurso.

Los juegos que requieren hacer clasificaciones (por colores, formas, tamaño, etc.) son ideales para que tu hijo desarrolle sus habilidades cognitivas, además de ser muy entretenidas.

Es posible que al principio puedan experimentar frustración si no pueden hacerlo del modo correcto de inmediato, pero no te angusties, con mucha paciencia y amor explícale que puede seguir y probar de otras maneras hasta dar con la solución. El ensayo y error es fundamental para el aprendizaje.

Contar historias

Contar historias es otro de los recursos más valiosos que tenemos para incentivar a nuestros hijos a desarrollar habilidades, pues requiere de muchos procesos cognitivos involucrados.

Narrarles historias les permitirá mejorar su atención, pensamiento, procesamiento de la información, memoria, habilidades sociales... por solo mencionar algunos de sus beneficios.

Pero no te limites a contar historias, anímalos a que sean ellos también quienes lo hagan.

Esto ayudará a que mejoren su procesamiento de la información, a que pongan a trabajar su imaginación al mismo tiempo que mejoran su lenguaje, tanto en su comprensión como en su pronunciación, e incluso les permitirá asimilar las reglas gramaticales a través del juego.

Desarrollo cognitivo por edades

Pero, ¿cómo es, o cómo debería ser, el desarrollo cognitivo de los niños en función de su edad?

Conócelo a través de nuestros artículos sobre cada franja de edad, según la Teoría de Piaget:

Estimular el desarrollo cognitivo: ¿por qué es importante?

Para que nuestros hijos puedan adaptarse al medio en el cual se desenvuelven y tengan capacidad para resolver los conflictos que se les presentan, el desarrollo cognitivo es fundamental.

Esto a su vez resulta fundamental para su desarrollo en las diversas áreas de su vida, como su etapa escolar, formar nuevas amistades, comprender lo que sucede y responder de manera asertiva a las diferentes situaciones que experimentarán.

Siempre es un buen momento para estimularles; eso sí, ¡sin agobiarles! También necesitan "jugar por jugar" (por mero placer), divertirse y descansar.

Fotos | Portada (freepik)

Temas
Inicio