Siete ejercicios de estimulación cognitiva para niños de 6 a 10 años que les ayudarán a mejorar la atención y la memoria

Siete ejercicios de estimulación cognitiva para niños de 6 a 10 años que les ayudarán a mejorar la atención y la memoria
Sin comentarios

Los niños aprenden gracias a sus funciones ejecutivas; es decir, aquellas que les permiten codificar e integrar la información de su entorno. La estimulación cognitiva permite estimular estas funciones (memoria, atención, lenguaje, planificación, organización, razonamiento...).

Y dos de sus funciones primordiales para todo proceso de aprendizaje son la atención (que nos permite atender) y la memoria (que nos permite retener).

En este artículo hablamos de siete ejercicios de estimulación cognitiva para niños de 6 a 10 años que les ayudarán a mejorar la atención y la memoria.

Pexels Photo 8923561

¿Qué es la estimulación cognitiva?

La estimulación cognitiva es el conjunto de acciones y actividades dirigidas a mantener o potenciar el funcionamiento cognitivo de las personas, mediante ejercicios diversos.

Cuando hablamos del funcionamiento cognitivo, hablamos de aquellas habilidades que nos permiten: atender la información del medio, procesarla, memorizarla, gestionarla, manipularla... En definitiva, lo que nos permite interiorizar la información del exterior, aprender, comunicarnos, etc.

En este artículos nos centraremos en la estimulación cognitiva destinada a mejorar dos funciones cognitivas esenciales para el aprendizaje de los niños: la atención y la memoria.

Cuatro ejercicios de estimulación cognitiva para potenciar la atención

La atención es una capacidad cognitiva fundamental; según la definición de Ríos y Periáñez, es "aquella habilidad mental que nos permite generar y mantener un estado de activación".

Gracias a ella, podemos procesar la información del entorno, además de seleccionar (o filtrar) aquella información que nos interesa de otras fuentes disponibles. Es decir, nos permite focalizarnos en los estímulos y, además, realizar una determinada tarea durante un determinado tiempo.

Por ello es tan importante para el aprendizaje. ¿Cómo podemos potenciarla? Os dejamos cuatro interesantes ejercicios para ello:

Encontrar las diferencias

En este ejercicio, tu hijo deberá encontrar las diferencias entre dos imágenes que, a primera instancia, parecen idénticas. Es un juego que estimula la atención sostenida (la concentración) y la atención selectiva, ya que implica estar atento a dos imágenes, a la vez que uno se va fijando en cada uno de sus elementos y detalles.

En internet encontrarás mucho material para imprimir, aunque si te animas, también puedes hacer tú los dibujos, o incluso, en algún momento, invertir los papeles, y que sea tu hijo quien haga dos dibujos que parezcan iguales pero que contengan diferencias.

En esta plataforma podréis hacer este ejercicio de forma interactiva. También os dejamos un ejemplo del ejercicio aquí, para edades más mayores (en torno a los ocho años; recuerda que, a mayor edad, mayor número de elementos deberán contener las imágenes, y mayor similitud deberá haber entre ellas):

https://images.ecestaticos.com/Ofi60RtEwXtET-wI6jOqlvS9tCs=/0x0:960x514/1440x810/filters:fill(white):format(jpg)/https://f.elconfidencial.com/original/0b9/694/8c8/0b96948c89d39a3b68461555ca5d54c9.jpg
Tinytap

Cada número, un símbolo

Este ejercicio es ideal para potenciar la atención sostenida. Consiste en lo siguiente: en una hoja, escribiremos un montón de números (por ejemplo, 10 números en cada fila). Recuerda que en internet podrás encontrar fichas de este tipo (te dejamos el enlace al final).

Serán números del uno al 10. Le pediremos a nuestro hijo que, encima de cada número, dibuje un símbolo; por ejemplo, en el uno una cruz (tacharlo), en el dos, un círculo (rodearlo), en el tres, una estrella, en el cuatro, un triángulo, y así hasta el 10.

Si queremos hacerlo un poco más difícil, deberemos pedirle que lo haga en una determinado tiempo, es decir, a contrarreloj. Os dejamos un ejemplo del ejercicio, extraído de la plataforma educapeques:

https://www.educapeques.com/estimulapeques/ejercicios-atencion-sostenida.html
Educapeques

Colorear las formas

Este ejercicio es una ficha en la que se incluye lo siguiente: en la parte de arriba de la hoja habrá una serie de figuras geométricas de distintos colores (cuando los niños son más mayores, hacia los ocho o nueve años, lo mejor es introducir más figuras y que estas sean un poco más complejas).

Debajo de las figuras coloreadas, encontramos otras muchas en blanco. El ejercicio consiste en colorear las formas de abajo siguiendo el modelo de arriba. Por ejemplo, todos los triángulos rojos, los cuadrados azules, etc.

Se puede incluir el factor tiempo en el ejercicio (por ejemplo, que el niño disponga de 4 minutos para hacerlo), para mejorar aún más el rendimiento.

Otra variante del ejercicio, un poco más difícil, es que las figuras sean la misma pero en distintos tamaños, como se muestra en el ejemplo extraído de la plataforma ecognitiva:

Ecognitiva
Ecognitiva

Repetir palabras

Se trata de un ejercicio sencillo, que puede convertirse en juego. Consiste en nombrarle a nuestro hijo unas 10 o 20 palabras para que las memorice. Después de nombrarlas nosotros, le pediremos que las memorice y esperemos 10 minutos para preguntárselas.

Una vez pase ese tiempo, pregúntaselas y vuelve a esperar 20 minutos para volver a pedírselas. La premisa es que intente memorizar el máximo número de palabras (el orden no importa).

Tres ejercicios de estimulación cognitiva para potenciar la memoria

La memoria es otra habilidad cognitiva básica. Le permite a nuestro cerebro codificar, almacenar y recuperar la información de determinados sucesos.

Gracias a la memoria aprendemos, ya que nos permite retener la información aprendida, además de que nos permite tener recuerdos y por lo tanto, una identidad. ¿Cómo potenciarla? Os dejamos algunos recursos, explicados, que os pueden ayudar:

Memorizar una imagen

Este ejercicio consiste en presentarle al niño una imagen con diferentes detalles. Por ejemplo, una escena familiar con diferentes personas, con ropas distintas, sentadas en una mesa con diferentes platos. Deberá verla durante X minutos (por ejemplo, 3 minutos), y le pediremos que, durante ese tiempo, la memorice.

Después, le haremos preguntas en relación a ella; por ejemplo "¿cuántas personas había? ¿de qué color era la camiseta de la niña? ¿había macarrones en algún plato?", etc. El nivel de dificultad de las preguntas planteadas variará en función de la edad del niño.

Memorizar la letra de una canción

Otro sencillo ejercicio que estimulará la memoria de tu hijo es animarle a memorizar la letra de una canción infantil.

Podéis convertirlo en un juego divertido, primero seleccionando una canción que le guste y después ir cantándola juntos hasta que la vaya memorizando. Es un ejercicio que podéis practicar en el coche, de camino a la escuela...

Memorizar parejas

Este ejercicio consiste en lo siguiente: se trata de presentarle al niño una serie de parejas (por ejemplo, seis). En cada pareja (que puede estar dibujada en una hoja o ser una ficha, es decir, material manipulativo), encontramos dos elementos; por ejemplo, un paraguas rojo junto a un paraguas lila.

Le pediremos que memorices las X parejas durante X tiempo (por ejemplo, en 1 minuto); después le retiraremos el material y le presentaremos los diferentes paraguas de colores.

Su tarea consistirá en unir los paraguas (o el objeto que sea) que estaban emparejados en la primera parte del ejercicio. Ten en cuenta que, en niños de seis a 10 años, el número de parejas, idealmente, deberá ser de 10 o más.

Un ejemplo del ejercicio, extraído de la plataforma ecognitiva, es el siguiente:

https://www.ecognitiva.com/wp-content/uploads/2019/06/02-memorizar-parejas.png
Ecognitiva

Y tú, ¿cómo potencias la atención y la memoria de tus hijos? ¿Conocías alguno de estos ejercicios? ¡Te animamos a probarlos con ellos!

Recuerda que puedes introducir pequeñas variaciones en cada uno de ellos y adaptarlos a los intereses y a las edades de tu hijos.

Fotos | Portada (pexels), Imagen 1 (pexels)

Bebés y más | Ejercicios de estimulación temprana para hacer con tu bebé de 6 a 12 meses, Método Montessori: cuáles son sus pilares fundamentales y qué beneficios aporta al desarrollo y aprendizaje del niño

Temas
Inicio