Los beneficios de llevar a tus hijos a una biblioteca y cómo estos espacios contribuyen a su desarrollo y aprendizaje

Los beneficios de llevar a tus hijos a una biblioteca y cómo estos espacios contribuyen a su desarrollo y aprendizaje
Sin comentarios

Hoy, 24 de octubre, se celebra el Día Internacional de las Bibliotecas, una fecha promovida por la Asociación Española de Amigos del Libro Infantil y Juvenil en colaboración con el Ministerio de Cultura, en recuerdo de la destrucción de la Biblioteca de Sarajevo, incendiada el 1992 durante el conflicto balcánico.

En nuestro país, este día está dedicado especialmente al público infantil y juvenil. Por ello, desde Bebés y Más queremos apoyar esta efeméride compartiendo los grandes beneficios que tiene para el desarrollo de los niños acudir a la biblioteca.

Una alternativa de ocio educativa y muy beneficiosa

biblioteca

Acudir a una biblioteca es una alternativa de ocio para los niños que también debemos contemplar, por los grandes beneficios que les aporta a su educación, aprendizaje y desarrollo.

Y es que la biblioteca no es únicamente un espacio donde disfrutar de la lectura, sino que también es posible participar en eventos educativos como talleres, charlas, representaciones teatrales, manualidades...

Además, muchas bibliotecas cuentan con una zona de ocio específica para el disfrute de los niños más pequeños, llamada Bebeteca o Ludoteca.

Fomenta el respeto por los libros

biblioteca

Los libros no son cualquier cosa. Un libro invita a soñar, crear, imaginar, aprender, investigar... La lectura de un libro potencian el espíritu crítico, la lógica y ayuda a desarrollar el lenguaje.

Por todo lo bueno que nos aportan, los libros merecen nuestro respeto y no hay sitio mejor para aprender a respetarlos y cuidarlos que las bibliotecas. El niño aprenderá rápidamente la importancia de tratar bien el material, haciéndose responsable de un buen uso para devolverlo intacto y que otras personas puedan seguir disfrutando de ello.

Se inculca el hábito lector

Las bibliotecas suelen contar con un importante fondo de libros que abre a los niños un amplio abanico de nuevas lecturas.

Puesto que los libros están ordenados por edades y categorías, a los niños les resultará mucho más sencillo escoger la lectura más afín a sus intereses, estimulando su curiosidad, sus ganas de aprender y fomentando el hábito lector.

Fomenta el respeto hacia los demás

biblioteca

En las bibliotecas es necesario guardar silencio y cumplir una serie de normas para no molestar a las personas que están leyendo, estudiando o investigando.

Aunque para los niños pequeños puede ser difícil al principio no hablar en alto o no correr por los pasillos, enseguida interiorizan estas normas y aprenden la importancia de respetar a las personas allí presentes.

Implicación y compromiso

biblioteca

Para que el niño pueda utilizar los recursos de la biblioteca necesita implicarse. Pero no solo implicarse en sus cuidados, como mencionábamos antes, sino también comprometerse a devolver a tiempo los libros en caso de préstamo, o dejarlos en el lugar correspondiente si se trata de libros de consulta.

Se trabaja la concentración y la atención

La biblioteca es un lugar tranquilo que invita a la calma, al silencio y a conectar con uno mismo. Esto ayuda a los niños a trabajar la concentración, la reflexión y la atención plena, herramientas muy importantes para el desempeño diario de su actividad académica.

Fomenta la socialización

bibliotecas

Las bibliotecas son lugares que ayudan a crear comunidad, conectar con otras personas y a facilitar la interacción y la comunicación.

Y esto no solo se consigue mediante la participación en talleres o actividades colectivas, sino conociendo a otros niños que comparten los mismos intereses lectores, o interactuando con el personal de la biblioteca, siempre dispuesto a ayudar y resolver nuestras dudas.

Educamos a los niños en sostenibilidad

Sería maravilloso tener en casa una biblioteca con todos los títulos clásicos y modernos, pero no solo no es posible por una cuestión de espacio, sino que supondría un importante gasto económico, además de un consumo poco sostenible.

Por contra, las bibliotecas nos permiten acceder a cualquier libro de manera gratuita y sostenible; evitando no solo la compra masiva de libros, sino también la de posibles títulos no acordes al interés y gustos del niño  que al final acaban abandonados en la estantería de las casas sin haber sido leídos.

Fotos | Pexels

En Bebés y Más | Cómo fomentar la lectura en los niños: nueve claves para que amen los libros

Temas
Inicio