Publicidad

21 consejos para leer cuentos a los niños y despertar en ellos el amor por la lectura

21 consejos para leer cuentos a los niños y despertar en ellos el amor por la lectura
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Por muy pequeño que sea tu hijo, disfrutará de la lectura, de los cuentos, de los poemas y nanas que tanto llaman su atención. La voz de papá o mamá le abraza y le abre un mundo nuevo de sonidos, de estímulos. La lectura contribuye al desarrollo global de las personas y tiene una influencia importante en el desarrollo cognitivo, afectivo, social, emocional y lingüístico de los niños.

Gracias a las palabras de sus primeros libros se estimula la inteligencia, la creatividad, la imaginación, la capacidad verbal, la concentración, el juego y la diversión. Pero, ¿vale cualquier libro? ¿Cómo leer a los niños más pequeños para captar su atención? Os damos algunos consejos que nos ayudarán a entender la importancia y los beneficios de la lectura.

1) Libros adecuados a su edad

Los bebés y niños pequeños no pueden mantener la atención durante un tiempo prolongado, por lo que es importante optar por libros adecuados a su edad, con historias cortas y visuales que atrapen su interés.

2) Deja que elija el cuento

Dentro de la variedad de cuentos infantiles que tengáis en casa, deja que sea él mismo quien elija la historia que desea escuchar. Y es que del mismo modo que a nosotros hay días que nos apetece un determinado género en la lectura o el cine, ellos tendrán sus preferencias.

3) Ten paciencia si elige el mismo cuento una y otra vez

cuentos

Y al hilo del punto anterior, es más que probable que si tu hijo tiene un cuento favorito te pida que se lo leas una y otra vez. Conocer la historia les da seguridad, les permite hacer sugerencias o imaginar distintos desarrollos. Además, acelera la adquisición de nuevo vocabulario.

Así que, aunque ya conozcas el cuento de memoria e incluso llegue a aburrirte contarlo una y otra vez, aprovecha las ventajas que esto le aporta.

4) Crea un rincón de lectura accesible al niño

Los libros siempre deben estar al alcance de los niños para que puedan cogerlos cuando deseen, abrirlos, ver sus ilustraciones, manipularlos...Una buena idea es adecuar un pequeño rincón de lectura en vuestra casa, con un silloncito o colchoneta en la que el niño pueda sentarse a leer, y una biblioteca con todos sus cuentos al alcance.

5) No fuerces al niño a leer

Si bien podemos motivarle para que lea, jamás debemos forzarle a ello. El escritor Daniel Pennac en su ensayo "Como una novela", aborda la problemática de la falta de lectura en los adolescentes y dice una frase que resume a la perfección uno de los grandes errores en los que a veces caemos los adultos: "el verbo leer no admite el imperativo"

6) Elegid un momento que os apetezca a ambos

lectura

El momento perfecto para leer debéis elegir los dos, tanto tú como tu hijo. Habrá días en los que tu peque no esté para lecturas, y otros en los que seas tú quien no tenga ánimo para narrar. En este sentido, es bueno que papá y mamá se impliquen en esta actividad, porque así podrán leer uno cada vez .

La lectura debe hacerse de forma relajada, sin prisas y disfrutando del momento. Si nos lo tomamos como una obligación o tenemos en mente otras preocupaciones, no lograremos conectar con la historia ni con nuestro hijo.

7) Juega con tu voz

Para captar la atención de tu hijo no debes limitarte a leer la historia, sin más. Es fundamental que juegues con tu voz, imites las voces y sonidos de los personajes, hagas distintos registros (voz grave, aguda, musical...) y ajustes el volumen y la cadencia según la historia (susurros, gritos, pausas...)

8) Conviértete en actor

Este consejo está muy relacionado con el punto anterior. Cuando leas has de utilizar todo el cuerpo y no solo la voz: las manos, los pies, la mirada, tu cara haciendo gestos o muecas... También puedes levantarte, imitar, movimientos, recrear sonidos ambientales... En definitiva, para leer en voz alta a los niños hay que ponerle entusiasmo y meterse de pleno en la historia.

9) Acepta sus interrupciones

lectura

Tu hijo te va a interrumpir y esto hay que aceptarlo como parte de la historia. Querrá saber más, hacer sus aportaciones, preguntar...En definitiva, es más que probable que un niño pequeño no esté callado ni quieto durante un cuento. ¡Aprovecha esto en beneficio de la historia y de su aprendizaje!

19) Haz un hueco a la improvisación

Si tu hijo ya no es tan pequeño y conoce bien el cuento que vas a leerle, haz pequeñas 'trampas', como cambios de palabras, nuevas frases, incorporar nuevos adjetivos, cambiar los nombres de los personajes... en definitiva, juega con el factor sorpresa. ¡Le encantará y conseguirás mantener su atención plena!

20) Regala libros

Los libros son el regalo perfecto para los niños. Es algo que nunca falla, y teniendo claros cuáles son sus gustos literarios, regalar un libro será acierto seguro. Aprovecha cumpleaños, festividades o días especiales para comprar libros. También puedes intercambiarlos con amigos y familiares, y así renovar la biblioteca de vez en cuando.

21) Visitad la biblioteca

Pasar un rato en la biblioteca de vuestro municipio es una actividad muy divertida que podéis hacer con frecuencia. Allí encontraréis un montón de libros y nuevos títulos que podréis leer en la sala de lectura, o bien llevaros a casa.

21) Ver las adaptaciones cinematográficas

libros

Muchos cuentos clásicos tienen su versión en dibujos animados y a los niños les encanta comparar la historia del libro con la que ven en la pantalla. También podéis hacerlo al revés, si ya ha visto, por ejemplo, *"Los tres cerditos"* de Disney, le encantará leer la versión escrita o ver las ilustraciones del libro (y pongo este ejemplo porque muchos niños quedan fascinados con este corto de Disney y el cuento se acaba convirtiendo después en uno de sus favoritos).

En definitiva, al leerles en voz alta creamos momentos compartidos con nuestros hijos de gran valor emocional y logramos que empiecen a amar los libros y a interesarse por ellos, lo que probablemente les convierta en el futuro en buenos lectores.

No prives a tu niño de estos momentos: leer es un hábito saludable a nivel personal y familiar y esperamos que con estos consejos para leer a niños pequeños, muchos más se embarquen en esta aventura. ¡Feliz lectura!

Fotos | iStock

En Bebés y Más | Los niños disfrutan de que sus padres les lean antes de ir a dormir (o hubieran querido disfrutarlo), Nueve cuentos cortos con mensaje para leer a los niños a la hora de dormir, ¿Lees cuentos a tus hijos por la noche? Sólo el 13% de los padres lo hace

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio