Compartir
Publicidad

Los niños disfrutan de que sus padres les lean antes de ir a dormir (o hubieran querido disfrutarlo)

Los niños disfrutan de que sus padres les lean antes de ir a dormir (o hubieran querido disfrutarlo)
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Eres de los que leen cuentos a tus hijos antes de dormir? Este gesto será algo que recuerden toda la vida, con agrado y emoción. Seguro que a ti te sucede si te leían de pequeño. Si, por el contrario, ya no les lees a tus niños, has de saber que a ellos les encantaría que lo hicieras. Ni siquiera sirve la excusa de que ya saben leer ellos solos.

Según una encuesta difundida por la editorial para niños Scholastic, el 20% de progenitores dejan de leer en voz alta a sus hijos antes de los nueve años o cuando los pequeños empezaron a leer por ellos mismos, pero la inmensa mayoría de los pequeños desearían que les siguieran contando cuentos.

En concreto, a casi el 90% de los niños entre seis y ocho años les encanta o les gusta que sus padres les lean (o les leyeran). El estudio reveló que el 83% de los niños disfrutaban que les leyesen en voz alta y un 68% aseguró que era un momento muy especial junto a sus padres.

En la adolescencia, cuando nos los imaginamos tirándonos el libro a la cabeza si nos acercamos con intención de leerles, siguen recordando estos momentos pasados juntos y casi el 80% de jóvenes señalan que les gustaba o hubiera gustado que les leyeran.

Estas son las razones más aportadas por los niños para explicar ese gusto por la lectura paterna:

  • Es (era) un tiempo especial que paso (pasaba) con mi madre o padre.
  • Es (era) divertido.
  • Es (era) relajante que me lean (leyeran) antes de ir a dormir.
  • Me gusta (gustaba) oír las diferentes voces de los personajes.
  • Me gusta (gustaba) escuchar los libros que podrían haber sido difíciles para mí solo.
  • Me gusta (gustaba) hablar sobre el libro con la persona que me lee (leía).
  • Me gusta (gustaba) no tener que leer por mí mismo.

Sea como sea, e incluso con alguna razón más "pícara", sin duda el momento de la lectura compartida es visto como algo muy positivo por los niños y así debería ser para nosotros también. Por si nos faltaban razones, hasta los pediatras recomiendan a los padres que les lean a los niños cada día.

Porque a pesar de los conocidos beneficios de la lectura, según otros estudios solo un 13% de los padres lee cuentos a sus hijos antes de dormir. La falta de tiempo, el cansancio o el hecho de que los niños ya lean solos son algunas de las razones. Y aunque estas razones también nos afectan en casa y no todos los días les podemos leer a las niñas, sí intentamos que suceda varias veces por semana.

Los cuentos antes de dormir estimulan el cerebro (sobre todo la parte encargada de las funciones del habla, la escritura, las matemáticas y la lógica), la imaginación y el conocimiento. Crean imágenes que asocian con las palabras, amplían su vocabulario y se relajan.

Las relaciones interfamiliares se fortalecen y los niños, aunque no sepan poner estos nombres, lo tienen claro y es lo que más les importa: a los pequeños les encanta que sus padres les lean historias antes de dormir y, los que ya no lo tienen, lo echan de menos. ¿Nos animamos a retomar los cuentos por la noche?

Vía | Scholastic
Foto | Thinkstock
En Bebés y más | Cómo leer en voz alta a los niños, "Cuéntame un cuento": consejos para leer a los niños pequeños

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio