Compartir
Publicidad

¡Leamos cuentos en voz alta a nuestros hijos! Hacerlo tiene importantes beneficios para su desarrollo

¡Leamos cuentos en voz alta a nuestros hijos! Hacerlo tiene importantes beneficios para su desarrollo
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿A que niño no le gusta que sus padres le lean un cuento? A mis hijos pequeños les fascina y me lo piden todos los días antes de irse a dormir, y ahora que mi niña ha comenzado también con el préstamo de libros de la biblioteca del cole, todas las semanas incorporamos la lectura de un cuento nuevo.

Pero leer en voz alta a nuestros hijos no sólo es una excelente actividad para vivir en familia, sino que además tiene múltiples ventajas para su desarrollo psíquico, estimula su imaginación y crea lazos afectivos. ¿Conoces todos los beneficios que aporta esta divertida actividad?

Fomenta su imaginación

Psicopedagogos, educadores y pediatras coinciden en afirmar que leer a los niños en voz alta les ayuda a desarrollar su mente y a estimular su imaginación y creatividad.

A medida que el niño va creciendo, debemos adaptar los cuentos a su nivel de comprensión y dominio del lenguaje, y a través de la escucha conseguiremos que su imaginación eche a volar, sueñe despierto y recree en su mente las escenas que estamos leyéndole.

El fomento de la imaginación en los niños les aporta grandes beneficios para su desarrollo: amplía la noción de su mundo, promueve la risa y la felicidad, y favorece su bienestar psíquico. Además, la imaginación de los niños no tiene límites y es una fascinante ventana a su mundo interior

Pero para despertar su curiosidad, captar su atención y, por tanto, favorecer su imaginación debemos saber leer a nuestros hijos, teniendo en cuenta el volumen de nuestra voz, la entonación de las palabras, el ritmo de la lectura y la fluidez con la que narremos la historia.

Crea lazos afectivos

La lectura compartida favorece y genera un fuerte vínculo afectivo entre padres e hijos, basado en el placer de acompañarlos mientras hacen sus propios descubrimientos y, sobre todo, de pasar tiempo juntos disfrutando de una actividad en común.

Leer A Nuestros Hijos

Según apunta la Doctora Narcisa Palomino, vicepresidenta de la Asociación Española de Pediatraía de Atención Primaria, "hay investigaciones que confirman que el interés temprano por los libros está estrechamente ligado con el apego emocional que existe entre padres e hijos".

Además, no debemos olvidar que leer es una forma más de jugar con nuestros hijos, de dedicarles tiempo y crear imborrables recuerdos de su infancia. Por tanto, ¡leamos, interpretemos, actuemos y disfrutemos junto a ellos!

Le ayuda a conocer el mundo que le rodea

Pero además de ir conociendo el mundo que les rodea a través de las páginas de un libro, la lectura de un cuento siempre puede dar pie al diálogo acerca de los valores transmitidos en sus páginas, de la moraleja final o de las dudas o inquietudes que puedan surgirle al niño.

Aprovechemos esos ratitos de calma y lectura entre él y nosotros para hablar de temas como el amor, la amistad, la integración o la vida. También podemos apoyarnos en los libros a la hora tratar situaciones que esté viviendo nuestro hijo y que pueden resultarle complejas, tales como la ansiedad por separación, la llegada de un hermanito o el manejo de sus emociones.

Fomenta el gusto por la lectura

Comenzar a leer a nuestros hijos desde que son pequeños les hará desarrollar una actitud positiva frente a la lectura, y a contemplarla siempre como una opción más de juego y diversión.

lectura

Para ello, es fundamental dejar los libros siempre a su alcance, darles libertad para elegir el cuento que quieran leer y adaptarlos siempre a su edad y nivel de entendimiento. Igualmente, no debemos olvidar la importancia de nuestro ejemplo, puesto que un niño que ve a sus padres leer y que disfruta junto a ellos de la lectura, sabrá apreciar siempre el valor de los libros.

Mejora su vocabulario y concentración

Los expertos señalan que leer a los niños les hace ampliar y mejorar su vocabulario y expresarse con más facilidad y claridad. Desde la Asociación Española de Pediatría también indican que leer en voz alta a los hijos contribuye a su éxito escolar, ya que les ayuda a concentrarse y a ser capaces de resolver problemas aplicando la lógica.

Los últimos datos del informe PISA señalan que los alumnos españoles han subido ocho puntos con respecto al anterior informe de 2012 en lo que respecta a comprensión lectora, situándose ligeramente por encima de la media de la Unión Europea. Pero si bien puede parecer un dato positivo, mejorar la comprensión lectora sigue siendo una tarea de todos, por lo que los profesores recomiendan fomentar y cultivar en nuestros hijos el amor por la lectura desde que son bebés.

Así pues, saquemos todos los días un ratito para leer a nuestros hijos en voz alta un cuento, un fragmento de su libro favorito, un cómic o una historia inventada por nosotros. ¡Juguemos con las palabras, construyamos momentos, fomentemos su imaginación y fortalezcamos lazos!

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio