Compartir
Publicidad

Cinco ideas para que vuestros hijos amen leer

Cinco ideas para que vuestros hijos amen leer
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Me he dado cuenta de que, cuando más de adelanta el comienzo de la lectoescritura, peores resultados se logran en Secundaria en cuanto a competencia lectora y hábitos lectores. Es una pena, pero creo que es consecuencia lógica de errar el camino. Os voy a dar cinco ideas para lograr que vuestros hijos amen leer.

Leed

Tan sencillo como eso: leed. Si tu hijo te ve leer habitualmente, disfrutar de tus libros y comentárselos, considerará que es una actividad interesante. Los padres somos su primer modelo.

Hay padres que tienen buenos hábitos lectores y cuando nacen sus hijos los abandonan. Lo entiendo, un bebé o un niño pequeño puede agotar nuestras energías.

Pero recordad que, en última instancia, podéis, si queréis descansar la mente, recuperar alguna lectura de la juventud que os resultó apasionante. O leed libros sobre crianza, que os ayudarán mucho.

Nunca es tarde para habituarnos a la lectura si no estamos acostumbrados. Es sencillo pedir consejo para encontrar el libro que nos apasionará, hay tantos como gustos y personalidades.

Empieza a leer todos los días unos minutos y seguro que vas a encontrar algún libro que te emocione. Recuerda que leer abre la mente, enseña cosas nuevas y nos transporta a universos, países y tiempos que de otro modo jamás conseguiríamos conocer.

Leed, leed, y sobre todo, dejad que vuestros hijos os vean hacerlo y dejar libros a la vista, sobre vuestra mesilla de noche, en el bolso, en el baño. Y contadles sobre vuestras lecturas.

Explicadle a vuestro hijo sobre vuestras lecturas

Yo que soy poco aficionada a los cuentos infantiles (no por cruentos, como veréis a continuación, sino porque me aburren) le contaba a mi hijo las aventuras de mis héroes favoritos de la Literatura, la Historia y la Mitología.

Podéis escribir vuestros propios cuentos o buscar adaptaciones infantiles de las historias que amáis. Es importante que le habléis a vuestro hijo de vuestras lecturas, eso aumentará su interés.

En realidad no es necesario leer cierto tipo de literatura en concreto, la cuestión es que en vuestro hogar libros y lectura sean una costumbre normal.

Dejadles elegir y dejad libros adecuados a su alcance

El empeño en decidir las lecturas de los niños considero que es un enorme, enorme error. Nada más horroroso que el que te manden leer un libro que no te interesa y me temo que las lecturas escolares obligatorias no suelen ser muy buenas.

La forma de fomentar verdaderamente hábitos lectores en los niños es poner a su alcance, libremente, en casa y en el aula, libros adecuados para su edad y dejarles elegir, leer e incluso abandonar la lectura a la mitad si se aburren.

Igual si comienzan con comics. Mi hijo salió de la escuela aborreciendo leer con ocho años y solo aceptaba leer personajes de Asterix y Obelix en una lectura compartida conmigo. Hoy, cuatro años después, es un lector voraz que este año ha recorrido la Iliada, la Odisea, Herodoto, Eurípides, Sófocles, Aristófanes y Hesíodo (se nota que el tema del curso es la Grecia Clásica, ¿verdad?)

Leed cuentos a los niños

Podemos empezar a leerles cuentos desde muy pequeñitos, siempre que ellos disfruten, sin obligarles. Pero incluso cuando ya sepan leer o estén aprendiendo deberíamos seguir leyéndoles nosotros.

Yo suelo explicar en mi curso de la Pedagogía Blanca que el aprendizaje natural de los seres humanos en la Prehistoria (contemos que en realidad, nuestros cerebros son los mismos, evolutivamente no hemos cambiado) se basaba en dos centros: el fuego y la piedra.

Escuchar historias en torno al fuego era fundamental para el desarrollo del lenguaje, la transmisión de ideas, historias y contenidos. Por eso los niños aman que les contemos historias y una forma de combinar escucha y lectura es hacerlo leyendo nosotros.

No hay que abandonar este buen hábito de leerles historias porque ellos ya sean capaces, ya lo harán solos cuando les apetezca. Nunca hay que forzar, forzar es la mejor manera de hacer aborrecer.

Llevadlos a la biblioteca y a la librería

No hay lugar más estimulante para fomentar el amor a lectura que un lugar lleno de libros. Termino mis cinco ideas para que los niños amen leer con este consejo: llevad a los niños a la biblioteca y a la librería. Les va a encantar.

En Bebés y más | Practicar la lectura sin odiar la lectura, Cómo fomentar la lectura en nuestro hijo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos