Compartir
Publicidad
Publicidad

Cómo ayudarle a concentrarse

Cómo ayudarle a concentrarse
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Hay niños a quienes les cuesta mucho mantener la atención en una sola tarea. De hecho mi hija mayor, de casi 4 años, es algo dispersa, por eso querido investigar qué estrategias se pueden aplicar para que aprenda a concentrarse, a comenzar algo y acabarlo sin distracciones.

La capacidad de concentración es diferente en un niño que en otro. Algunos son capaces de ver una película de hora y media sin apartar los ojos de la pantalla mientras que otros apenas duran 10 minutos mientras deambulan por la casa. Los factores genéticos influyen, pero también son muy importantes los estímulos que recibe el niño de su ambiente.

Para ayudarle a mejorar su poder de concentración hay algunos consejos que podemos seguir.

● Antes que nada, proporcionarle al niño un entorno sin distracciones para que sea capaz de concentrarse únicamente en la tarea que va a realizar. Apagar el televisor, quitar juguetes de alrededor y crear un ambiente tranquilo y relajado.

● También es importante escoger el momento del día más adecuado. Procura que sea una hora en la que no se encuentre demasiado cansado.

● Debemos comenzar con tareas de tiempos cortos que iremos extendiendo. Por ejemplo, colorear un dibujo sin abandonarlo, primero en 5 minutos, luego en 10, luego en 15. Para ello podemos utilizar un reloj de arena o uno de agujas, enseñándole que el trabajo tendrá que estar acabado cuando la aguja llegue a X número. La intención no es presionarlos, sino que sean capaces de comenzar y acabar una tarea en un lapso de tiempo.

● Leer libros y mirar revistas con ellos de principio a fin y comentarlos. Escuchar un cuento le obliga a mantener la atención en las palabras y en las ilustraciones. Luego hazle preguntas simples sobre el argumento del cuento.

● Los puzzles son ideales para ejercitar la concentración. Ayúdale a armarlo, primero con los más simples, luego con puzzles más grandes, enseñándole a completar el borde y una vez hecho, el interior.

● Mirar películas con los hijos y comentarlas. Con la compañía de los padres se sentirán más animados. Comenzar con capítulos de cuentos cortos para ir extendiendo poco a poco el tiempo de duración.

Como he dicho antes, es normal que los niños pequeños se dispersen, aunque conviene estar siempre alerta sobre su comportamiento pues existen trastornos más severos relacionados con el aprendizaje como el déficit de atención que tratados a tiempo, pueden mejorar notablemente sus habilidades.

Más información | Abc del bebé

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos