Si tu hijo ha terminado el trimestre con malas notas esto es lo que puedes hacer para ayudarle

Si tu hijo ha terminado el trimestre con malas notas esto es lo que puedes hacer para ayudarle
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Ha terminado el primer trimestre de este curso tan atípico. Los niños han hecho un esfuerzo titánico para adaptarse a una escuela totalmente diferente a la que conocían, e incluso muchos han tenido que alternar periodos de clases virtuales por el confinamiento de sus aulas, con clases presenciales.

A la carga emocional propia de la situación que estamos viviendo, hay que sumar también las dificultades que algunos niños arrastraban del curso pasado debido a la brecha digital y los inconvenientes de estudiar a distancia. Todo ello ha contribuido a que este primer trimestre del curso haya sido especialmente duro y difícil para muchos alumnos, traduciéndose incluso en suspensos o bajas calificaciones.

Aunque las notas que hayan obtenido nuestros hijos debería ser algo secundario si en ellos ha primado el esfuerzo, este tema suele preocupar mucho a los padres que se preguntan qué pueden hacer para ayudar a sus hijos. Te compartimos algunas claves.

Reconoce su esfuerzo

niños en colegio

Si nuestro hijo ha traído varios suspensos o sus calificaciones han bajado notablemente es normal que los padres nos sintamos frustrados o enfadados, e incluso nos preguntemos qué ha podido pasar para que su rendimiento haya bajado tanto.

Sin embargo, y tal y como decíamos al inicio, es importante hacer un ejercicio de reflexión y empatía con los niños y tratar de ponernos en su lugar. No está siendo un año fácil para nadie, pero especialmente para ellos, pues si todavía a los adultos nos cuesta entender cómo hemos llegado a esta situación, imaginemos lo que puede sentir un niño.

Por eso debemos tomar conciencia de la situación, y aunque evidentemente nos preocupe el rendimiento académico de nuestro hijo, hemos de valorar el esfuerzo tan grande que están haciendo por adaptarse a una nueva realidad completamente diferente a lo que conocían.

Ir al colegio con mascarilla, guardar distancia con sus compañeros y profesores, no poder seguir metodologías de trabajo que antes seguían, alternar educación virtual con presencial...son cambios muy drásticos que pueden afectar al aprendizaje, especialmente en los tres primeros meses de curso.

Habla con él/ella e interésate por cómo se siente

Pero aunque creamos que las circunstancias que nos rodean han podido influir en las notas de nuestros hijos, es fundamental hablar con ellos de forma calmada y respetuosa por si existiera algún otro motivo que nosotros desconocemos y haya afectado especialmente a sus calificaciones.

Y es que no solo el estrés tiene peso en el rendimiento escolar. Otras situaciones como el bullying, problemas emocionales, inmadurez, falta de motivación, problemas visuales, altas capacidades u otros motivos no diagnosticados podrían estar afectando a la atención y productividad en el colegio de nuestro hijo.

No compares a tu hijo

niños

¿Por qué el mío ha traído malas notas y sus amigos no?, es probable que te preguntes un tanto frustrado o confundido. Es sencillo: cada niño es único y diferente, y una misma situación puede ser vivida o asumida de diferentes maneras. Por eso, jamás debemos comparar a los niños, ni en materia de estudio ni en ninguna otra parcela.

Cada niño debe sentirse especial por lo que es y los padres tenemos que aceptar que cada uno tiene su propio ritmo y una manera de ser diferentes. Las comparaciones no solo no conducen a nada, sino que pueden hacer mella en la personalidad del niño, además de mermar seriamente su autoestima y confianza.

Incentiva, motiva y ayuda

deberes escolares

Los castigos no son efectivos, ni a la hora de educar ni tampoco ante unas malas notas. Como hemos dicho al principio, lo primero es reflexionar sobre lo que no ha funcionado bien este trimestre, replantearse dónde hay que reforzar y poner en valor lo que sí se ha conseguido.

Es importante incentivar, motivar y animar al niño a estudiar lo máximo posible de cara al segundo trimestre, especialmente aquellas asignaturas en las que tenga más dificultades. Hemos de hablarles de la importancia del esfuerzo y de superarse a sí mismo, pues esto fomentará su autoestima, autocontrol y seguridad.

Los niños se merecen descansar

niños

Niños y adultos ansiamos la llegada de las vacaciones, pero quizá más especialmente este año. Quien más o quien menos tiene ganas de dejar atrás el 2020 y centrarse en todo lo bueno que puede traernos el próximo año.

Las vacaciones son un excelente momento para disfrutar y desconectar, incluso aunque las notas no hayan sido favorables. Los niños necesitan descansar, jugar y planificar actividades en familia. Por supuesto, esto no está reñido con leer, escribir o hacer tareas que, sin ser deberes, refuercen lo aprendido en el colegio.

Apóyate en el colegio y en los profesores

Aunque quizá te parezca pronto solicitar una tutoría para ver qué puede estar pasando, lo cierto es que siempre es buen momento para reunirte con el profesor o profesores de tu hijo y manifestarles tus dudas e inquietudes. Piensa, además, que cuanto más tiempo pase en abordar el problema, menos margen habrá de poder reaccionar.

Así pues, reunirnos para hablar del aprendizaje del niño nos permitirá identificar sus necesidades específicas y buscar en conjunto las soluciones más adecuadas (que incluso podrían pasar por un refuerzo extraescolar), de cara a mejorar los resultados en lo que resta de curso.

Establece una rutina de tareas en casa

escritorio

De cara al segundo trimestre, establece un ambiente de trabajo desde casa para ayudar al niño a ir interiorizando poco a poco una rutina de tareas y esfuerzo. En este sentido, es fundamental crear un hábito de estudio desde pequeños, haciendo los deberes siempre en el mismo sitio y a la misma hora, manteniendo su escritorio ordenado y siguiendo una serie de pautas que faciliten la tarea.

En Bebés y Más | Los 29 puntos claves de la nueva ley de Educación, conocida como ley Celaá, aprobada ya en el Congreso, Educación permite que los alumnos titulen y pasen de curso sin límite de suspensos, Adaptar el horario escolar mejora el rendimiento académico y la conducta de los niños: Gonzalo Pin, experto en sueño, explica cómo

Temas
Comentarios cerrados
Inicio