Cada vez más parejas con problemas de fertilidad están retomando los tratamientos de reproducción que aplazaron por la pandemia

Cada vez más parejas con problemas de fertilidad están retomando los tratamientos de reproducción que aplazaron por la pandemia
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Según informa el diario El Español, la pandemia de COVID-19 ha supuesto un duro golpe para el sector de la reproducción asistida, que en 2020 experimentó una caída de un 6%. Y es que fueron muchas las parejas que se vieron obligadas a suspender sus tratamientos ante el estallido de la crisis sanitaria, mientras que otras optaron por aplazar durante un tiempo su deseo de tener un bebé.

Pero a pesar de la incertidumbre de los primeros meses y las reticencias a concebir en plena pandemia, parece que poco a poco, las parejas con problemas de fertilidad van recuperando su confianza en los tratamientos.

Así lo asegura el doctor Adrià Moreno, ginecólogo especialista en reproducción asistida de Fertilab Barcelona, que ha repasado con nosotros las ventajas y desventajas de iniciar un tratamiento de fertilidad en la época de pandemia que estamos viviendo.

Las alteraciones menstruales y el estrés de la pandemia, los principales obstáculos para las parejas que buscan un bebé

Un estudio reciente realizado por la Universidad de Extremadura ha concluido que entre el 45% y el 50% de las mujeres ha sufrido alteraciones en su ciclo menstrual tras haber enfermado de COVID o haber recibido la vacuna. Y lógicamente, cualquier cambio o alteración en la regla puede dificultar las posibilidades de lograr el embarazo.

A este problema físico se suma también el estrés emocional y la fatiga pandémica que todos estamos sintiendo en mayor o menor medida.

La ansiedad, la incertidumbre y el miedo al contagio durante el embarazo o tras el nacimiento del bebé, está provocando que muchas parejas no estén dispuestas a tener hijos mientras dure esta situación. También la inseguridad laboral y económica son probablemente las principales causas del descenso de la natalidad en nuestro país.

¿Por qué esta época de pandemia podría ser buena para concebir?

fertilidad

Pero en medio de todo este caos que estamos viviendo hay buenas noticias en lo referente a la fertilidad y la salud del bebé, tanto durante el embarazo como después.

Por un lado, se vio desde el principio que el coronavirus no afecta a la calidad de los óvulos y los espermatozoides. Además, numerosos estudios han demostrado que en caso de contagio materno durante el embarazo, la placenta puede bloquear la trasmisión del virus al bebé.

"Los riesgos de que el embarazo se complique por culpa de la COVID-19 son muy bajos. En este momento no hay razones suficientes para pensar que el propio virus ha tenido un papel relevante sobre la fertilidad de la población" - asegura el doctor Moreno.

En cuanto a cómo afecta el virus a los bebés y niños, afortunadamente los estudios han demostrado que la COVID-19 no afecta de forma grave a los menores, que tienden a recuperarse rápidamente y sin complicaciones en la mayoría de los casos.

Además, cabe destacar que el uso de mascarillas y las medidas higiénico-sanitarias están ayudando también a reducir el riesgo de contraer otras enfermedades como la gripe o la bronquiolitis, uno de los virus más comunes y problemáticos en bebés y niños de corta edad.

Y por último, desde la clínica de fertilidad mencionan otra importante ventaja de concebir en pandemia, y es que ahora pasamos más tiempo en familia que antes.

bebé

Así, muchas de las empresas que se vieron obligadas a adoptar el teletrabajo al principio de la pandemia han seguido manteniéndolo después, lo que para muchas familias ha supuesto una importante ayuda a la conciliación.

Por otro lado, las restricciones y los confinamientos han transformado el ocio familiar, volviéndolo más casero y tradicional y contribuyendo a fortalecer los vínculos entre padres e hijos.

"Siempre y cuando la situación económica lo permita, tener un hijo en tiempos de pandemia puede dar la oportunidad de pasar más tiempo de calidad en casa con el bebé", aseguran los expertos de Fertilab.

Según afirma el doctor Moreno, muchas parejas que decidieron postergar la búsqueda de embarazo están animándose a retomar nuevamente sus tratamientos de fertilidad, especialmente después de la llegada de la vacuna.

“Tras un primer descenso de padres interesados en concebir durante la primera ola, en Fertilab hemos observado que la cantidad de pacientes que ha confiado en nosotros para llevar a cabo su proyecto ha aumentado notablemente a pesar de la pandemia".
"Después de la llegada de la vacuna los pacientes han aumentado su confianza en iniciar un tratamiento de este tipo, además que ha supuesto un aumento en la seguridad de los tratamientos".

Fotos | iStock

Vía | Fertilab Barcelona

En Bebés y Más | La pandemia por Covid-19 redujo el número de nacimientos, sobre todo en Italia, España y Portugal, Las vacunas Covid no aumentan el riesgo de aborto en el primer trimestre de embarazo, según un nuevo estudio

Temas
Comentarios cerrados
Inicio