Publicidad

Teletrabajo: cómo trabajar con niños en casa sin desesperar

Teletrabajo: cómo trabajar con niños en casa sin desesperar
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

En algunas regiones como Madrid, La Rioja y también Vitoria se han cerrado los colegios en un intento de frenar el avance del coronavirus. Esto obligará a muchos padres a teletrabajar con los niños en casa durante un periodo mínimo de dos semanas, una situación que puede llegar a desbordar.

Y es que tener que sacar trabajo adelante al tiempo que se lidia con las constantes interrupciones y demandas de los niños (sobre todo cuando son pequeños), es en ocasiones muy frustrante. Por eso, si te encuentras ahora mismo en esta situación, queremos darte algunos consejos para trabajar con los niños en casa sin desesperar.

Explica a tu entorno cercano qué es "teletrabajar"

Si no estás acostumbrado a trabajar desde casa, es posible que tanto a ti como al resto de tu familia la situación os resulte extraña, y no tengáis muy claro cómo abordarla. En este sentido, lo más recomendable es que comiences explicando con claridad a tu entorno (familia, amigos, hijos...) qué significa "teletrabajar", y les pidas su ayuda y comprensión con esta nueva situación (por ejemplo, que no te llamen por teléfono si no es urgente, no te visiten, no te interrumpan mientras trabajas...).

Por otra parte, si queremos ser productivos y aprovechar al máximo nuestro tiempo debemos ser muy conscientes de la importancia de concentrarnos al máximo en nuestro trabajo, evitando en la medida que se pueda caer en interrupciones y distracciones en las que no caeríamos si estuviéramos trabajando en la oficina.

Siempre que puedas, se flexible en tus tareas

teletrabajar

Trabajar desde casa con niños pequeños no es fácil, y en ocasiones me atrevería a decir que puede resultar incluso desquiciante. Intentar avanzar en tu tarea y sufrir las constantes interrupciones de los niños (que no entienden eso de que mamá o papá estén físicamente en casa pero no puedan prestarles toda la atención) llega a ser muy frustrante.

Pero recuerda no "pagar" tu estrés con ellos, y trata de gestionar esas interrupciones de forma paciente y respetuosa. También ayuda mucho saber adaptarse a las circunstancias, y siempre que se pueda (por ejemplo, si tu trabajo no requiere de un horario determinado o de disponibilidad inmediata), posponer la mayor parte de la carga laboral o aquellas tareas que requieren de una especial concentración para aquellos momentos del día en que los niños estén más relajados y demanden menos atención.

Organiza tareas divertidas para entretener a los niños

manualidades

Si no quieres que tus hijos acaben recurriendo a las pantallas y la televisión como único entretenimiento mientras trabajas, prueba a organizar cada noche un listado de tareas y actividades para que puedan poner en práctica al día siguiente.

Desde continuar con sus tareas escolares, hasta proponerles hacer una casa de muñecas utilizando una caja de cartón, elaborar un zoo con animales de plastilina, inventarse un cómic o plantearles cualquier actividad manual divertida que les asegure horas de entretenimiento.

También puedes pedirles ayuda con ciertas tareas domésticas (por ejemplo, hacer la lista de la compra, emparejar y doblar calcetines, organizar la despensa clasificando los alimentos...), de manera que no solo se involucren en las actividades del hogar, sino que algunas tareas también les sirvan de aprendizaje.

Trabajando como mamá y papá

Los niños pequeños son grandes imitadores de mamá y papá, por lo que puedes trabajar el juego simbólico pidiéndoles que trabajen como tú lo haces. Para ello, coloca una mesita y una silla al lado de la tuya, y ofréceles lápices de colores, cuadernos, cuentos... o cualquier otra actividad que requiera de concentración y silencio.

Si son muy pequeños, el tiempo de tranquilidad que te aportará esta solución será más bien breve, pero si combinas esta actividad con otras que te proponemos, seguro que logras encadenar largos ratos para tu mejor organización.

Porteo y juguetes sensoriales si trabajas con un bebé

teletrabajar

Si debes compaginar el teletrabajo con el cuidado de un bebé de corta edad, una buena solución para mantenerlo tranquilo y entretenido a tu lado es ofrecerle juguetes sensoriales que capten su atención durante un buen rato, tales como bloques de construcciones, insertables, cubos o mantas de actividades, cesto de los tesoros...

También el porteo se convierte en gran aliado para los bebés que reclaman brazos y atención. Y es que portear mientras trabajas te permitirá tener a tu bebé bien pegadito al tiempo que tus manos están libres para hacer otras tareas. Además, si utilizas un tipo de prenda con la que el bebé pueda tener acceso al pecho de forma cómoda y fácil, el porteo también facilitará el momento de la lactancia, sin que tu actividad se vea especialmente interrumpida.

'Coworkings' con otras madres/padres en la misma situación

niños jugando

Aunque en esta situación actual y extraordinaria que estamos viviendo no es recomendable hacer reuniones sociales, en otras circunstancias la idea de hacer 'coworking' con otros padres/madres que también teletrabajen puede resultar muy práctica.

Esta solución os permitirá reuniros en una casa o local y turnaros en el cuidado de los hijos, de manera que mientras unos trabajan plenamente concentrados, otros estarán al cargo de los peques. Si hablamos de niños más mayores es posible que incluso no necesiten de la atención continua del adulto, y entre ellos se entretengan jugando juntos mientras sus padres trabajan, algo que a lo mejor no harían si estuvieran solos en sus casas.

Fotos | iStock

En Bebés y Más | Organizarse y ser flexible: consejos para mamás que trabajan desde casa con bebés y niños pequeños

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios