Compartir
Publicidad

Siete consejos que te ayudarán a organizarte y conseguir más tiempo a solas para ti

Siete consejos que te ayudarán a organizarte y conseguir más tiempo a solas para ti
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El tiempo a solas para nosotras es muy importante y necesario, pero los hijos y las responsabilidades diarias hacen que a veces sea imposible disponer de un ratito de calidad al día. No en vano, según una encuesta, las madres solo disponemos de 32 minutos al día para nosotras mismas. Y eso es muy poco tiempo para relajarnos y cuidarnos, algo fundamental si queremos sentirnos bien, felices y ser mejores madres.

Las horas del día son las que son y no las podemos multiplicar. Pero sí podemos intentar organizarnos para aprovecharlas mejor, de manera que al final del día podamos disponer de más tiempo para nosotras. Un baño relajante, un café y un libro, una conversación con amigas... ¡Decide cómo prefieres emplear tu tiempo porque vamos a darte las claves para que puedas hacerlo!

Aprovecha tus niveles de energía

madrugar

Nuestra energía va cambiando a lo largo del día, de manera que no siempre tenemos las mismas ganas y disposición para hacer cosas. Si has dormido bien, puede que te sientas descansada y pletórica por la mañana, y que tu nivel de energía vaya decayendo a medida que avanza el día.

Intenta clasificar todas las tareas que tengas que hacer en función del esfuerzo y concentración que vayan a requerirte. En este sentido, aquellas tareas más complejas realízalas en las horas del día en las que tengas más energía, y deja las tareas más livianas para tus horas de energía baja.

De esta forma, conseguirás que tu día esté mejor aprovechado y probablemente el tiempo te cunda más, repercutiendo positivamente en tu bienestar emocional.

Gestiona tu atención

madre trabajadora

Tanto si trabajamos fuera de casa como si no, es muy importante poner toda nuestra atención en lo que tengamos que hacer en cada momento determinado. Así pues, cuando estés en el trabajo céntrate en tus responsabilidades laborales, y cuando estés jugando con tus hijos pon todos tus sentidos en ese momento en concreto.

No utilices tu cabeza como recordatorio de tareas

lista de tareas

Seguro que tienes en tu cabeza un montón de tareas pendientes de hacer, ya sean del trabajo o de tu vida personal. Pero aunque tengas la sensación de tenerlo todo "bajo control" la memoria falla, por lo que es recomendable hacer una lista de tareas en papel y otorgarles una prioridad.

Estas son mis recomendaciones para que las tareas pendientes no se te amontonen:

Usa un checklist para tus tareas rutinarias

dias de tareas

Siempre hay tareas rutinarias que se repiten semana tras semana y que tenemos que hacer obligatoriamente. Elegir el mejor momento para llevarlas a cabo es clave para que no se nos olvide nada y aprovechemos mejor el tiempo.

Para ello, te recomiendo hacer una lista de estas tareas y comprobarla regularmente a lo largo de la semana. Repasa tarea por tarea y pregúntate: "¿es hoy el mejor momento para llevarla a cabo?". Si la respuesta es SÍ, no la pospongas.

Por ejemplo: Hacer la compra semanal. Si vas posponiendo el momento de hacer la compra semanal, probablemente acabes invirtiendo más tiempo en hacer pequeñas compras de emergencia diarias, al darte cuenta de que no tienes ese ingrediente que necesitas para preparar la comida. En este sentido, si dedicas un solo día en hacer la compra para toda la semana, tu despensa quedará provista de todo lo que vas a necesitar para preparar el menú familiar a lo largo de varios días.

Gestiona proactivamente las interrupciones

ladrones del tiempo

Identifica cuales son las cosas que más te distraen (llamadas de teléfono, mensajes de whatsApp, redes sociales...) y atiéndelas únicamente cuando tú consideres. Debes tener en cuenta que una interrupción no tiene que ser siempre atendida en el mismo momento en que se produce.

Por ejemplo: Si estás haciendo la compra y recibes una llamada de teléfono no urgente, es preferible que le digas a tu interlocutor que le llamarás más tarde. Porque si tu atención se desvía a la conversación telefónica, el momento de hacer la compra no solo se alargará, sino que puede que incluso se te olvide comprar algo importante y debas volver más tarde, dedicando al final más tiempo a tu tarea.

Productividad en la cocina

cocinar

Cocinar es una de las tareas de la casa que más tiempo requieren, y a no ser que se trate de una actividad que te guste, te relaje y hagas con agrado, te recomiendo organizarte de manera efectiva para que te lleve el menor tiempo posible.

Hace unos días hablamos del batch cooking, un anglicismo empleado para referirse a la accción de cocinar en pocas horas para toda la semana. Aunque inicialmente la idea pueda parecer complicada de llevar a cabo, lo cierto es que preparar un menú semanal de comidas y cenas para toda la familia, optimizando al máximo los recursos que tenemos en la cocina, es una maravillosa forma de ganar tiempo.

Responsabilidades compartidas y aprender a delegar

delegar

Aunque estos consejos van enfocados a ganar tiempo para nosotras mismas, no quiere decir que todas las tareas que he repasado sean propias de las madres. También los padres pueden aplicarse los mismos consejos, pues siempre partimos de la base de que hombres y mujeres trabajan en casa de manera equitativa.

También es importante saber delegar determinadas tareas, algo que en muchas ocasiones nos cuesta pero que resulta imprescindible hacer, para conseguir ese preciado tiempo del que hablamos.

Para ello, es necesario la comunicación fluida y sincera con nuestra pareja y familia, así como la educación de nuestros hijos en el fomento de su autonomía. De este modo, todos sabrán en cada momento qué responsabilidades tienen o cómo pueden ayudar en casa, sin necesidad de que nosotras se lo estemos indicando a cada instante.

En resumen, las horas del día no se pueden multiplicar, pero sí podemos intentar organizarnos mejor para que el tiempo nos cunda más. De este modo, es probable que al final del día hayas conseguido "arañar" varios minutos extra, y así decidir en qué queremos invertirlos.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio