Compartir
Publicidad
Qué podemos hacer para tener ese necesitado "tiempo para mamá"
Salud de la madre

Qué podemos hacer para tener ese necesitado "tiempo para mamá"

Publicidad
Publicidad

Hace unos días te contaba acerca de la importancia de tener tiempo para nosotras cuando somos madres, o como me gusta llamarlo: tiempo para mamá. Entre nuestras múltiples ocupaciones podemos olvidarnos de nosotras, por lo que es necesario recordarnos que tenemos derecho a tener un momento de relajación u ocio.

Claro que, como en muchas situaciones de la maternidad, a veces es más fácil decir las cosas que hacerlas. Encontrar tiempo a solas para nosotras puede ser algo complicado, por lo que hoy quiero compartirte algunos consejos y tips para poder tener ese necesitado "tiempo para mamá".

Empecemos siendo realistas

Muchas veces cuando pensamos en "tiempo para mamá" nos imaginamos quizás dándonos un largo y relajante baño o tomando una merecida siesta de 2 horas. Lo cierto es que aunque eso suene divino, en ocasiones no es posible por los apretados tiempos que tenemos en casa con nuestra familia.

Ahora, no quiere decir que ese merecido baño o siesta jamás sucederán, sino que debemos comenzar siendo realistas y recordar que lo más importante del tiempo para mamá es llegar a tener esa sensación de bienestar y gozo después de tomarlo.

Si se nos complica mucho conseguir o encontrar el tiempo libre suficiente para hacer algo a sola, podemos comenzar con pequeños espacios de 10 o 15 minutos diarios. Con el paso de los días podremos ir ajustando nuestros horarios hasta que el tiempo para mamá sea parte de nuestra rutina en el día a día.

Busca pequeños espacios en tu día

Sé que la primera vez que lo pienses dirás: ¡es que no tengo tiempo! Y la verdad es que no, que no lo tenemos. Lo que necesitamos es hacernos tiempo. En realidad, si lo pensamos bien, hay varias oportunidades pequeñas durante el día en las que podemos comenzar a tener tiempo para nosotras, aunque sean pequeñitas.

Te comparto tres ejemplos muy fáciles y que probablemente seguro la mayoría tenemos todos los días: por la mañana antes de que despierten los niños, al mediodía mientras toman la siesta y en la noche cuando ya se han vuelto a dormir.

La cuestión es como te comentaba, empezar siendo realistas. Y para serlo, empecemos con pasitos pequeñitos. Unos 10 o 15 minutos en esos tres momentos durante el día bastarán para lograr un gran cambio. Al dedicar un mínimo de 30 minutos al día solo para ti, verás cómo comienzas a sentirte mejor.

Pide ayuda

Abuela Bebe

Entiendo que habrá situaciones o momentos en los que definitivamente no habrá oportunidad de tener nuestro tiempo para mamá, ya sea porque nuestra rutina está llena de actividades o terminamos el día agotadas.

Una buena manera de tener ese anhelado tiempo para nosotras es el recurrir al apoyo de otras personas. Sé que a muchas madres nos gana el sentimiento de culpa y podemos pensar que está mal hacerlo pero debemos aceptar que a veces no queda de otra y debemos pedir ayuda.

Si un día te sientes agobiada o sabes que la semana será muy pesada, puedes planear de antemano pedirle a algún miembro de la familia o alguna persona de confianza que les visite y se quede cuidando de los niños jugando o viendo alguna película, para que puedas tener tu tiempo a solas.

Tómate una tarde libre

Lo sé, lo sé. Esto podrán sonar como palabras mayores, especialmente si no estamos acostumbradas a hacerlo o si nos gana el sentimiento de culpa (de ese hablaré en un artículo en los próximos días), pero no debes sentirte mala madre por querer pasar una tarde a solas. Especialmente no después de saber que las madres trabajamos en promedio 98 horas a la semana.

Quizás el encontrar pequeños espacios en el día a día sea algo complicado o necesitas más tiempo para hacer algo que te guste y los 15 o 30 minutos al día no son suficientes. Si se te ajusta en mejor en tu horario el tomar una tarde libre a la semana o simplemente te apetece más esta idea, ¡adelante!

Pídele a tu pareja, a tu madre, a tu hermana o tu cuñada, o incluso si te parece buena idea y te sientes cómoda, a una niñera, para que se hagan cargo de los niños un par de horas y tu puedas ir a relajarte a dónde más te guste: un café, una librería, el cine, un parque.

Sé que puede sonar como si le restáramos importancia al tiempo con nuestros hijos, pero debemos recordar que también es importante que nos sintamos bien con nosotras mismas. El hecho de tomar ese espacio para desconectarnos del ajetreo diario para enfocarnos en nosotras y en lo que nos hace felices además de nuestra familia, nos ayuda a sentirnos mejor con nosotras mismas, y por consecuencia, a que el trato con los que nos rodean sea mejor.

¿Qué haces tú para tener tiempo para ti?

Fotos | iStock
En Bebés y más | Tiempo para mamá: por qué es importante tenerlo, ¿Por qué las madres siempre estamos cansadas? Porque trabajamos 98 horas a la semana

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos