Compartir
Publicidad
Batch cooking: claves para cocinar en unas horas para toda la semana (y ahorrar mucho tiempo para estar con tus hijos)
Consejos

Batch cooking: claves para cocinar en unas horas para toda la semana (y ahorrar mucho tiempo para estar con tus hijos)

Publicidad
Publicidad

Mucho se habla últimamente del batch cooking, un anglicismo empleado para referirse a la accción de cocinar en pocas horas para toda la semana. Aunque esta técnica pueda parecer novedosa, lo cierto es que son muchas las familias que llevan años haciéndolo, por la cantidad de ventajas que aporta esta forma de cocinado.

Si aún no has sucumbido a la moda del batch cooking pero te gustaría comenzar a ponerlo en práctica, te contamos todo lo que debes tener en cuenta a la hora de preparar un menú semanal de comidas y cenas para toda la familia, optimizando al máximo los recursos que tengas en tu cocina.

Aunque inicialmente la idea pueda parecer complicada de llevar a cabo, no requiere más que una correcta planificación y organización, pero los resultados son sorprendentes. ¿Te animas?

Ventajas del batch cooking

batch cooking

Cocinar las comidas y cenas de toda la semana en apenas unas horas tiene muchas ventajas, aunque cuando tenemos hijos creo que podría resumirse básicamente en una: ganar tiempo para dedicárselo a ellos. Y es que si ya tenemos los platos preparados para calentar y consumir, podemos alargar el tiempo de juego con nuestros hijos y aprovechar más ratos de ocio en familia.

Pero además, el batch cooking nos permite:

  • Ahorrar energía o gas, ya que no necesitaremos encender la vitrocerámica, el horno o el gas a diario y varias veces al día para preparar nuestras comidas.

  • Tener la cocina siempre limpia y ordenada, puesto que solo ensuciaremos el día que nos pongamos a cocinar para toda la semana. El resto de días, nuestra cocina lucirá siempre impoluta, con el ahorro que eso también nos supone de agua, detergente y tiempo.

  • Comer de manera más saludable y equilibrada, ya que al tener todo organizado la improvisación no tiene cabida, y con ello se evitan platos precocinados, ultraprocesados o fritos rápidos.

¿Qué debemos tener en cuenta antes de cocinar?

batch cooking

A priori, el batch cooking es una idea fantástica, pero mi consejo es que no nos pongamos a cocinar "a lo loco" sin haber tenido en cuenta previamente lo siguiente:

  • Comprobar que tenemos suficientes recipientes para conservar lo cocinado. Este punto es clave, pues para que los alimentos conserven todas sus propiedades y no se estropeen deben guardarse correctamente. Los tuppers (preferiblemente de cristal) con cierre hermético son la mejor solución.

  • Al hilo de lo anterior, recomiendo tener tuppers de varios tamaños y apilables, con el fin de optimizar el espacio en la nevera o en congelador. Los tuppers pequeños vienen fenomenal para congelar raciones individuales o sofritos, mientras que los tarros circulares son estupendos para caldos.

  • La planificación de un menú es otro de los puntos fundamentales antes de ponernos a cocinar. Para ello, te recomiendo que con ayuda de tus hijos, elaboreis un menú saludable y equilibrado de comidas y cenas para toda la semana.

  • Antes de ponernos a cocinar debemos revisar el menú que hemos preparado previamente, y comprobar que tenemos en nuestra despensa todos y cada uno de los ingredientes que vamos a necesitar para preparar los platos. Si no es así, ¡tocará salir a comprar!

  • Aunque pueda parecer un consejo obvio, te recomiendo que revises si cuentas con suficiente espacio en la nevera y el congelador para guardar todo lo cocinado, pues podría ser necesario previamente hacer limpieza en el frigorífico y ordenarlo de tal modo que optimicemos espacio.

  • Y ya por último, hay que tener en cuenta que el batch cooking está pensado para cocinar la mayor cantidad de alimentos en menos tiempo, por lo que piensa en todas las herramientas que tienes al alcance para optimizar tus recursos: olla express, robot de cocina, cacerolas tradicionales, horno, microondas... ¡No te quedes solo con uno y saca partido a todos los utensilios de cocina empleados a su máxima capacidad!

Y una vez cocinados los platos, ¿cómo los guardamos?

batch cooking

Como he comentado más arriba, una vez hayamos cocinado todos los platos de la semana debemos distribuirlos en tuppers, teniendo en cuenta que la cantidad que añadamos en cada recipiente se corresponda con el número de miembros de la familia que lo vaya a consumir. El tupper debe estar etiquetado con el tipo de alimento que contiene y el día en que se preparó.

Con todos los tuppers o recipientes llenos y etiquetados, podemos hacer tres cosas:

  • Guardar en el frigorífico solo aquellos recipientes de comida que vayamos a consumir en los próximos tres días. Más allá de este tiempo los alimentos comienzan a perder calidad y alterar su sabor, e incluso podrían ponerse malos y contaminar otros alimentos.

  • Otra opción es envasar al vacío los recipientes de comida y a continuación refrigerarlos. El envasado al vacío alarga la vida del alimento y nos permitirá consumirlo más allá de los tres días de rigor recomendados en el punto anterior.

  • Y la tercera opción sería congelar aquellos platos que no sepamos con certeza cuándo vamos a consumir, o cuyo consumo vaya a producirse tras varios días. Mi recomendación es optar por esta técnica siempre que sea posible, pues la correcta congelación nos garantiza que el alimento está bien conservado.

Eso sí, antes de consumir el plato que tenemos congelado es importante saber cómo debemos descongelarlo correctamente, pues una mala descongelación puede alterar la calidad y seguridad del alimento.

Si vas a iniciarte en la técnica del batch cooking, esperamos que estos consejos te resulten útiles. Próximamente compartiremos más trucos e ideas para cocinar, en pocas horas, un menú semanal para toda la familia.

Fotos | iStock

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio