Compartir
Publicidad

Que te entrevisten de la BBC, entren tus hijos y el vídeo acabe siendo para partirse de risa

Que te entrevisten de la BBC, entren tus hijos y el vídeo acabe siendo para partirse de risa
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Yo no soy profesor de relaciones internacionales como Robert E Kelly, pero sí he dado más de una charla online desde casa y os lo aseguro: estar en directo y ver cómo aparecen tus hijos en el lugar de la escena es trágico. Intentas salvar la situación, piensas si es mejor seguir haciendo como que no los ves y disimular o asumir el desastre. Valoras si es mejor seguir, aunque ya no sabes ni lo que dices, o si lo más lógico es dejar de hablar y resolver la situación.

Y eso que yo me pongo al revés que este buen hombre, de cara a la puerta, por aquello de que si entran no se les vea. Pero igualmente, ya no estás solo, y sientes que no es serio dedicar un momento a tus hijos, que no deberían estar ahí, cuando te estás dirigiendo a varias personas.

Algo así le ha pasado al señor Kelly, entrevistado de urgencia por la BBC con motivo de la crisis política que está sucediendo en Corea del Sur. Al ser profesor de la Universidad Nacional de Pusan, en dicho país, la única manera de contestar a la prestigiosa cadena inglesa era a través de videoconferencia, y la más rápida, haciéndolo desde casa. Pero todo se tuerce cuando aparecen los hijos y el vídeo acaba siendo para partirse de risa.

Entran los hijos y llega corriendo una mujer

Tal y como vemos en Magnet, primero entra la hija mayor, caminando con un divertido baile. El señor Kelly sonríe y trata de decirle con el brazo, echándola hacia atrás, que se vaya, mientras por dentro le retumba una frase: "Mira que les he dicho que no me molesten, que esto era importante...".

Acto seguido la cosa se pone todavía mejor, porque entra un bebé caminando con un aparatoso andador. El colofón viene cuando aparece derrapando una figura femenina que podría ser la madre o la canguro, que en un intento de sacar a los niños lo antes posible, no consigue sino liar la escena todavía más. Cae un libro, hace demasiado ruido, empieza a arrastrar a la mayor y a hacer rodar el andador, se detiene para abrir la puerta y finalmente los saca como puede.

Y entonces llega la escena final, cuando ya nadie está escuchando al profesor: reaparece a gatas para cerrar la puerta, probablemente imaginando que gracias a ir agachada no ha sido vista en la televisión, ante millones de espectadores, mientras se escuchan los llantos de los niños que quieren volver allí donde está papá.

Papá, ese hombre que ahora debe estar pensando que acaba de pasar uno de los peores momentos de su vida, y que probablemente nunca jamás le volverán a llamar para algo así.

Tu antes tenías un trabajo

El vídeo nos ha llegado también a través de Twitter, desde la cuenta You Had a Job, que recopila fotos y escenas por las que alguien debería probablemente quedarse sin trabajo. Entendemos que en este caso se refieren a la mujer que entra corriendo para salvar los muebles, en caso de que sea la canguro:

Y es que ser padre es así. Los niños aparecen cuando menos te lo esperas; te hacen una trastada cuando más prisa tienes y se levantan a primera hora justo el día que podrían quedarse durmiendo un rato más. Ser padre es eso, y como os hemos comentado hace un momento, es mucho más.

En Bebés y más | Profesiones para poder trabajar desde casa cuando tienes hijos, Trabajar en casa cuando estás rodeado de niños, Madres emprendedoras: os explicamos que la organización es la clave

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos