Compartir
Publicidad

Trabajar en casa cuando estás rodeado de niños

Trabajar en casa cuando estás rodeado de niños
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Trabajar desde casa es una buena manera de poder conciliar nuestra vida laboral con esa otra que todo padre tiene, es decir, hacer de padre y dedicar un tiempo a tus hijos. A priori, todo parecen ventajas, puedes estar con tus hijos en un ambiente agradable o eso es lo que se espera de la casa de uno y con un horario que poder distribuir a discreción, mas o menos. Nos vamos haciendo una idea de todo lo que vamos a poder hacer y del tiempo que dejaremos de perder con los atascos.

Pero lo que no nos damos cuenta es que puede que nuestros hijos no tengan la misma idea que nosotros de compartir el día y así podría suceder que todo se vuelva un poco caótico. Porque eso de trabajar en casa cuando está rodeado de niños es posible que no sea tan sencillo como parecía.

El horario

Algo básico para toda actividad laboral, marcar nuestros tiempos, una hora de inicio y otra de fin, sus descansos, cafés... hacer la compra, poner la lavadora, limpiar el baño antes de que alguien nos lo declare zona radiactiva. Parece que la cosa se complica un poco y aún no hemos añadido el factor desestabilizante por excelencia, los hijos.

Tras unos meses trabajando nos vamos a dar cuenta que nuestra vida de ha convertido en un ejemplo de primera categoría de las matemáticas del caos, sabes cuando empiezas (porque es justo cuando te levantas) pero eso es todo lo que vas a tener claro en tu jornada laboral.

Por ello, lo más importante es crear un horario e intentar no salirte demasiado.

Separar trabajo, casa y niños

trabajar

¿Estás trabajando en casa o estás pluriempleado? Una cosa es que tu oficina esté en la sala de estar de tu casa y otra que tu jornada laboral sea de 24 horas. Vamos a tener que separar las diferentes actividades en nuestro día a día, salvo que queramos arriesgarnos a enviarle a nuestro cliente la lista de la compra, quien sabe, a lo mejor tienes suerte y te la hacen. Así que si no hay otra forma y tienes que ocuparte de este tipo de cosas haz un horario.

Puedes aprovechar la salida del cole de los niños para hacer la compra, al fin y al cabo si lo sabemos hacer bien, es un tiempo que pasamos con nuestros hijos. En el caso de limpiar los baños, alguna vez lo he propuesto como un juego y reconozco que ha colado, a veces. El problema es que luego tienes que repasar los baños tres veces.

Los niños

Siempre que he tenido que trabajar desde casa, los niños han sido siempre el mayor de los problemas, quizás porque son la parte de la ecuación que tiene vida propia. Cuando tienes un bebé de pocos meses puedes, en algunos casos, solucionar el problema teniéndolo a tu lado mientras trabajas, salvo que seas soldador profesional que entonces podemos tener un pequeño problema de seguridad.

Cuando ya van siendo mayores, el problema es que respetemos los horarios, la teoría nos dice que si ellos saben que en un rato tu podrás jugar con ellos y dedicarles tu tiempo se pueden dedicar mientras a sus juegos.

Eso es lo que dice la teoría: Los niños permanecen entretenidos en su espacio mientras trabajas.

La realidad: Papá quiero agua Papá quiero jugar al juego de las bolas, ese que está justo en el estante más alto del armario. ¿Por qué no puedo montarme en el patinete? Papaaaaaaaaaaaaaaaaa, XXX me ha pegadooooooooo. ¿Cuándo cenamos? ¿Qué haces? ¿Puedo trabajar contigo? Es que me aburooooo Me hago piiiis

Si propones un juego mientras tu terminas de trabajar en el 80% de las veces se les ocurrirán todos aquellos que necesiten bien la supervisión de un adulto, pintura de manos, tijeras, uranio empobrecido o bien un par de hectáreas de terreno como mínimo para desfogarse, como ir al parque, jugar al fútbol o ir a preparar el iron-man de las próximas olimpiadas.

trabajando_3

Y cada vez, vuelta a empezar. ¿Dónde estaba yo? ¿Qué es esto que tengo en la pantalla? Así, que si eres uno de esos padres o madres que trabajan desde casa con tus hijos polulando alrededor y consigues que todo vaya más o menos bien, no puedo hacer otra cosa que felicitarte y pedirte la receta.

Y ahora les dejo que tengo que ir a limpiar al gato y ponerle agua al pequeño, ¿o era al revés?

En Bebés y Más | Profesiones para poder trabajar desde casa cuando tienes hijos, Madres emprendedoras: os explicamos que la organización es la clave Foto | Thinkstock

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio