Así está afectando la pandemia a los tratamientos de reproducción asistida y preservación de la fertilidad

Así está afectando la pandemia a los tratamientos de reproducción asistida y preservación de la fertilidad
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

La pandemia ha irrumpido con fuerza en nuestras vidas obligándonos a cambiar nuestra forma de relacionarnos y actuar, así como influyendo en la toma de ciertas decisiones importantes como la de formar una familia. No en vano, según un estudio, la decisión de los jóvenes españoles de tener hijos disminuyó notablemente en 2020 con respecto a 2019, y otro estudio apunta a que muchas parejas que deseaban tener hijos antes de la pandemia, abandonaron la idea tras la llegada de la crisis sanitaria.

Pero los expertos aseguran que el coronavirus no ha mermado el deseo de ser padres de las parejas con problemas de fertilidad. Por eso, muchas han retomado sus tratamientos de reproducción asistida en cuanto han podido, mientras que, paralelamente, se ha observado una tendencia creciente entre las mujeres de congelar los óvulos para preservar su fertilidad.

El coronavirus no frena el deseo de tener un bebé entre las parejas con problemas de fertilidad

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la infertilidad afecta a un 10 por ciento de las parejas en todo el mundo, aunque en España la cifra se eleva al 17 por ciento. Esto hace que cada vez más personas recurran a tratamientos de fertilidad para convertirse en padres. No en vano, se estima que el 9% del total de nacimientos que se producen en nuestro país corresponde a bebés concebidos mediante técnicas de reproducción.

Aunque la irrupción del coronavirus ha hecho que muchas parejas decidan posponer su deseo de convertirse en padres, parece no suceder lo mismo con quienes buscan un bebé mediante técnicas de reproducción, en opinión de Jaume Martí, director ejecutivo de Fertilab Barcelona, "cuando una pareja lleva años intentando tener hijo sin éxito, la llegada de una pandemia no va a hacerles cambiar de opinión":

Lógicamente, debido al confinamiento durante la primera ola se produjo un descenso de los tratamientos, y muchas parejas tuvieron que paralizar los procesos en los que se hallaban inmersos. Pero la mayoría los ha ido retomando conforme fueron desapareciendo las restricciones.

El coronavirus no solo no ha alterado el deseo de las parejas de proseguir con sus tratamientos de fertilidad y reproducción asistida, sino que ha aumentado también el deseo de las mujeres de preservar su fertilidad.

"Si algo no ha cambiado con la nueva normalidad es el deseo de ser madre. Comprobar que el tiempo pasa, la ralentización de la reproducción asistida en la Seguridad Social y la agilidad y buenos resultados que ofrecen las clínicas privadas están animando a muchas parejas y mujeres solteras a acercarse a nuestros centros" - afirma Marta Antich, embrióloga y fundadora de Fertilab Barcelona.

coronavirus y reproducción asistida

Al mismo tiempo, pese a las dudas iniciales, los estudios han demostrado que el virus no afecta a los óvulos ni a los espermatozoides, por lo que los tratamientos de reproducción son seguros, siendo además muy poco probable la transmisión vertical madre-feto. En palabras de Marta Antich, "esta demostración es positiva para animar a todas aquellas mujeres que quieren ser madres".

Para ofrecer la mejor atención con la mayor garantía de seguridad, las clínicas de fertilidad se han adecuado a esta nueva situación, adoptando todas las medidas de prevención necesarias frente al Covid-19 y convirtiéndose en espacios seguros para pacientes y personal sanitario. En este sentido, Jaume Martí destaca que desde Fertilab Barcelona se apuesta por la atención telemática siempre que sea posible, sin que esto influya en la calidad de la atención y la confianza entre médico y paciente.

Los principales problemas de las parejas en tratamientos de reproducción

Pero aunque para la mayoría de las parejas el deseo de ser padres no haya variado pese al coronavirus, es indudable que esta situación que estamos viviendo ha complicado el proceso a muchos paciente. Así lo afirma la Asociación Red Nacional de Infértiles, que destaca especialmente los problemas económicos derivados de la crisis sanitaria -que hace imposible que muchas parejas puedan asumir el coste de los tratamientos en clínicas privadas-, la lentitud de los tratamientos a través de la Seguridad Social y las restricciones de movilidad entre muchas comunidades.

En contrapartida, y según comentábamos más arriba, los expertos señalan que en los últimos meses se ha duplicado la demanda de vitrificación de óvulos, pues están siendo muchas las mujeres que ante la incertidumbre de la situación que vivimos han decidido posponer su maternidad sin que esto afecte a su fertilidad.

Fotos | iStock

En bebés y Más | Quedarse embarazada en tiempos de coronavirus: qué debes tener en cuenta

Temas
Inicio