Compartir
Publicidad
Cómo reducir drásticamente el azúcar de la dieta de nuestros hijos
Nutrición Infantil

Cómo reducir drásticamente el azúcar de la dieta de nuestros hijos

Publicidad
Publicidad

Teniendo en cuenta la gravedad del problema de la obesidad infantil en las sociedades desarrolladas, el tema del azúcar en nuestra dieta debería ser una de nuestras prioridades a la hora de organizar la alimentación de nuestra familia.

No, es evidente que la industria alimenticia no nos lo pone fácil a los padres y madres pero podemos seguir una serie de recomendaciones para que reducir drásticamente el azúcar de la dieta de nuestros hijos y de la nuestra, no nos amargue la hora de comer.

Es complicado sí, pero no imposible.

Los adultos no deberíamos tomar más de 50 gramos de azúcar al día según la Organización Mundial de la Salud y los niños nunca llegar a 40 gramos diarios, en azúcares añadidos en nuestra alimentación. Sin embargo estamos muy por encima de ese consumo.

Estamos preocupantemente por encima de ese consumo, según algunos expertos. Los adultos triplicamos esa cantidad de azúcar diaria y nuestros hijos también consumen bastante más azúcar de la que deberían para mantener una alimentación sana aunque parece que no nos demos cuenta.

Tendríamos que empezar por revisar poco a poco los hábitos alimenticios de nuestra familia, de una forma tranquila pero con la intención de ir cambiando progresivamente aquellos que son más negativos para nuestra salud y la de nuestros hijos porque están más “peligrosamente azucarados”.

Comida Papa
  • Es evidente que el paladar se educa por lo que ir reduciendo la cantidad de azúcar en la dieta de nuestros hijos es una buena estrategia para terminar por habituarles a comer sin los azúcares añadidos.

  • No debemos sustituir una pieza de fruta por un zumo, ni siquiera por un zumo natural. El zumo lo metabolizaremos mucho más rápidamente, nuestro cuerpo gastará mucha menos energía en hacerlo, nos saciará mucho menos, tendrá más calorías que una pieza de fruta y las guardaremos como azúcar.

  • El agua tiene que ser la bebida que predomine en nuestra mesa y en nuestra rutina diaria en lo que a hidratación se refiere.

  • Los zumos industriales mejor ni en pintura. Según los últimos estudios realizados por especialistas, los zumos industriales suponen un problema por su exceso de azúcar, casi tan grave como el de los refrescos.

180215697 Edited
  • Los smoothies, no pueden estar presentes cada día en nuestra alimentación. Aunque provenga de la fruta y/o la verdura, tiene una cantidad de azúcar muy elevada. Siempre será mejor combinados de fruta y verdura y añadir semillas para aumentar el aporte de fibra.

  • En Reino Unido se acepta que el zumo cuente como una de las cinco piezas de fruta diarias recomendadas, en España se consideró también aceptable esta inclusión siempre que sea 100% zumo de fruta y que se trate exclusivamente de un vaso al día nada más.

  • Podemos potenciar el dulzor de los postres con frutas y no con azúcares añadidos. Las frutas desecadas en los yogures, especias como la canela, el anís estrellado o la vainilla, el limón o la lima en el queso batido. Son pequeños cambios que suprimen el azúcar pero no le quitan atractivo a nuestra dieta.

494414531
  • Recuperar a esas hortalizas que pueden aportar dulzor a nuestras recetas como la zanahoria, la remolacha, el boniato, la calabaza, la cebolla o la chirivía.

  • El desayuno suele ser un terreno abonado para los productos cargados de azúcar “disfrazada”. Cambiemos las galletas por yogures, el cacao por frutas frescas y la repostería por granola casera.

  • Para no caer en comida precocinada que suele venir con más azúcar de la necesaria, es muy práctico planificar un menú de comidas para toda la familia que centremos sobre todo en alimentos vegetales.

Estas son sólo algunas pequeñas recomendaciones pero seguro que a vosotros se os ocurren muchas más e incluso podéis adaptar algunas de las que os proponemos aquí, para que tengan aún más éxito en casa y sea más fácil y sobre todo más duradero lo de ir eliminando el pernicioso azúcar añadido de la dieta de toda la familia.

Fotos | iStockphoto
En Bebés y más | Que la alimentación sana no se descontrole en verano: nueve claves para prevenir la obesidad infantil | El exceso de azúcar en nuestra dieta y en la de nuestros hijos, un problema ahora y en su futuro
En Vitónica | El Parlamento europeo a favor de reducir el azúcar en alimentos infantiles

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio