Compartir
Publicidad

Desayuno con avena, natural, saciante y sobre todo sano

Desayuno con avena, natural, saciante y sobre todo sano
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Muchas veces, cuando me encuentro ante la disyuntiva de qué darle de desayunar a mis hijos, si algo sano y empezar el día peleando o irme a lo fácil y darles galletas o bollos, intento encontrar algún tipo de desayuno que sea sencillo de preparar, sano y que les guste.

Los cereales pueden ser una buena opción, pero claro, los cereales que venden para niños presentan una cantidad de azúcar que en muchos casos no se si les estoy dando un desayuno o gominolas. Y no se crean que para los adultos es diferente, porque en mi casa, como en el de muchas otras, el desayuno se hace rápido y mal. Por eso he encontrado algunas recetas de desayuno con cereales enteros, de lenta absorción y sanos, como por ejemplo el desayuno con avena, natural, saciante y sobre todo sano.

Avenaycereales2

Avena, ¿qué es?

  • La avena es un cereal que se distingue del resto de cereales por sus características multifuncionales y perfil nutricional. Los avances más recientes en el campo de la alimentación y nutrición revelan la importancia de su composición:

  • La avena es una buena fuente de fibra dietética (11%), especialmente beta-glucanos (compuestos de gran importancia en la nutrición humana), hidratos de carbono complejos, minerales y otros nutrientes.

  • Se sabe que actúa como** regulador del azúcar en sangre** y ayuda a reducir el colesterol.

  • Es una buena fuente de vitaminas del complejo B además de proteínas ( globulinas y aveninas ). Su composición a nivel de aminoácidos es superior a la de otros cereales dada la presencia en mayor cantidad de los aminoácidos limitantes lisina y treonina.

  • Además de la fibra soluble e insoluble presente en la avena, esta posee avenantramidas con propiedades antioxidantes y antiinflamatorias probadas en ensayos clínicos con humanos, y que contribuyen a la reducción de enfermedades coronarias.

  • Contiene Grasas ( saturadas, mono y poliinsaturadas ) y minerales, también flavonoides, flavolignanos, saponinas, esteroles y tocoles.

  • Solamente un 5% de pacientes con enfermedad celíaca no tolera la avena y generalmente debido a la contaminación con otros cereales a la hora de su elaboración.

Un cereal apto para cualquiera a partir del año de edad

Hay que recordar que la avena no es un cereal apto para bebés, peo que a partir de los 10 meses o el año se la podemos dar cocida en pequeñas cantidades y ya a partir de los tres años como parte de la dieta habitual.

Hoy en día, tanto la avena como otro tipo de cereales o pseudo cereales los podemos encontrar fácilmente en nuestro supermercado y ya si nos acercamos a tiendas especializadas encontraremos un abanico mucho más amplio, pero los clásicos copos de avena son muy fáciles de encontrar.

Podemos preparar nuestros desayunos, tanto con el grano entero, bien en copos o inflado, o bien, con las harinas de estos cereales aunque en este último caso su índice glucémico sería más elevado y su contenido en fibra sería menor.

Multitud de diferentes preparaciones

Tenemos dos formas principales de elaboración, en frío y en caliente.

La elaboración en frío consiste en hidratar los copos con leche o alguna bebida vegetal la noche anterior y a la mañana siguiente mezclar las gachas con frutas de temporada, yogur o simplemente añadiendo un poco de azúcar moreno.

La elaboración en caliente implica cocer ligeramente el cereal.

La proporción sería 200-250 ml de líquido por cada medio vaso de copos rápidos de avena, si deseamos mayor textura podemos usar el copo entero normal, los cocemos con una pizca de sal removiendo lentamente hasta alanzar la textura deseada (con dos o tres minutos serán suficiente).

Si por el contrario deseamos una consistencia más blanda podemos poner a fuego medio la elaboración en frío del primer punto.

Debemos tener en cuenta que en cuanto retiremos las gachas del fuego y estas se vayan enfriando ganarán en cremosidad. Ahora ya solo falta endulzarlas con fruta madura de temporada, unas rodajas de plátano, fresas, manzana rallada y para los más golosos con chocolate al 70% de cacao o una cucharadita de azúcar moreno.

Seguro que con un desayuno así no pasaremos hambre en varias horas.

Algunas sugerencias para el desayuno

Crema de quinoa y avena con fresas

Dscf3070

En este caso encontramos la avena mezclada con otro pseudo-cereal como la quinoa y endulzado con una sirope natural de fresas.

Para elaborarlo cocemos la quinoa y un poco antes del final añadimos la avena. El sirope de fresas lo preparamos cortando las fresas en dados y poniéndolas al fuego medio en un cazo junto con una cucharadita de miel de buena calidad y otra de zumo de limón durante unos minutos, mientra removemos la mezcla. Cuando se enfríe la añadimos a las gachas.

Gachas de avena

Dscf3014

En el caso de la foto grafía superior se muestran dos elaboraciones frías con copos enteros de avena, a una le añadiremos manzana ácida rallada y unas nueces y a la otra le pondremos plátano, semillas de lino molidas, semillas de chía y canela molida.

Vía | 24 Zanahorias
En Bebés y Más | Un buen desayuno, imprescindible para ir al colegio

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio