Compartir
Publicidad

Un buen desayuno, imprescindible para ir al colegio

Un buen desayuno, imprescindible para ir al colegio
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A veces a los niños les cuesta mucho, mucho, desayunar temprano. Están más preocupados del sueño que tienen que de coger energía. Pero es fundamental que los niños desayunen cada día, especialmente si después les espera una jornada intensa.

No tomar un buen desayuno antes de ir al colegio perjudica el rendimiento escolar de los niños y favorece la obesidad infantil. Por el contrario, desayunar adecuadamente favorece la concentración, la memoria y en definitiva un mejor funcionamiento cerebral. ¿Qué es lo que prefieres para tus hijos?

Y aunque lo de "rendimiento escolar" a edades tempranas suena inapropiado, ya que se supone que los niños no van a "sacar buenas notas", sino a aprender divirtiéndose, ahí está la clave: aprender también depende de las condiciones físicas en que se encuentra el niño o niña y no solo emocionales.

Al mismo tiempo, si el pequeño ha hecho un desayuno completo, el cuerpo se comporta de una manera más eficiente, de modo que no les falte energía para jugar, hacer deporte... y de esta forma que no se acumulen las grasas y estar en forma.

Según datos de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) entre el 20 y el 40 por ciento de los niños va al colegio sin desayunar a pesar de que debe ser una de las comidas principales del día, y más del 50% no hace un buen desayuno.

Hemos de ser conscientes de que lo que los niños ven es lo que hacen. Los hábitos alimenticios de la familia influirán mucho en cómo se alimentará el niño. Es decir, que si los padres tomamos un buen desayuno, siempre que se pueda con ellos, dedicándole el tiempo suficiente a esta importante comida, estaremos preparando el camino para que los pequeños desayunen bien.

Por eso, entre los consejos que os ofrecíamos para reajustar horarios tras las vacaciones y para la vuelta al cole, está el de dedicarle el tiempo suficiente al desayuno, despertándose un poquito antes si es necesario (y lo será si al niño le cuesta desayunar habitualmente, va muy lento...).

A veces por comodidad o por prisas abreviamos el desayuno o introducimos alimentos cuya ingesta frecuente se desaconseja (bollería industrial, zumos azucarados...). Y si esto sucede como rutina, estamos favoreciendo un bajo rendimiento y riesgos para la salud.

Por ello es importante que los niños desayunen bien antes de ir al colegio. Y que tengamos mucha paciencia, porque esto no siempre es fácil...

Foto | Thinkstock
En Bebés y más | Propósitos para la vuelta al cole: ningún niño sin desayunar, La importancia de un buen desayuno en la infancia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio