Compartir
Publicidad

Más de la mitad de los niños no hace un buen desayuno

Más de la mitad de los niños no hace un buen desayuno
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El desayuno es una de las comidas más importantes del día, especialmente para los niños que están creciendo y necesitan toda su energía para afrontar un día de colegio. No obstante, más de la mitad de los niños no hace un buen desayuno.

En concreto, el 54% de los escolares de entre tres y doce años no desayuna correctamente a diario, inclumpliendo la fórmula ideal que recomiendan los expertos y que se compone de un lácteo, una pieza de fruta natural e hidratos de carbono (cereales, que pueden ser del pan).

Se trata de datos extraídos del estudio "Vida Saludable", llevado a cabo por ARAMARK entre casi 6.000 familias españolas de todas las Comunidades Autónomas con el fin de educar en hábitos saludables a partir del conocimiento de las rutinas de los niños.

Además se extraen otros resultados importantes, como el de que casi un 10% de los escolares puede permanecer en ayunas hasta durante casi seis horas, es decir, no come nada a media mañana, entre el desayuno y la comida, lo que puede perjudicar a sus niveles de glucemia y regulación de la secreción de insulina. Estos malos hábitos después siguen en muchos adolescentes.

Las conclusiones revelan también que el 22% de los escolares padece sobrepeso (15%) u obesidad (7%) y que la mayor prevalencia de estos problemas se da en la franja de edad de los seis a los nueve años.

La merienda es otra de las asignaturas pendientes, pues muy pocos niños toman una pieza de fruta, con lo cual se reducen las posibilidades de alcanzar las cinco raciones de fruta y verdura recomendadas al día. De hecho, sorprende saber que tan solo el 6% de los niños toma una fruta a diario.

El exceso en consumo de refrescos y zumos envasados, o la falta de pescado o legumbres, lo cual contribuye a una mala calidad nutricional, también son evidentes según este estudio. A todo ello se suma el sedentarismo en alza, la poca actividad física que realizan los pequeños.

Son datos preocupantes, aunque no sean nuevos, pues en el blog os hemos hablado a menudo de estos problemas. Lo más importante para prevenir problemas de salud y carencias en el organismo de los pequeños, que pueden afectar a su desarrollo físico e intelectual, es la educación en hábitos saludables.

Realizar un desayuno correcto (y con el tiempo suficiente, lo cual no siempre es fácil a primera hora de la mañana) permite a los niños comenzar el día con energía y un mayor rendimiento, tanto físico como intelectual.

En definitiva, el cuerpo necesita energía después de dormir, por lo que el desayuno es esencial. El hecho de que más de la mitad de los niños no haga un buen desayuno refleja lo poco concienciados que estamos los mayores sobre esta necesidad.

Vía | ARAMARK Foto | s_mestdagh en Flickr-CC En Bebés y más | Verduras para acompañar el bocadillo de los peques, El buen desayuno, La importancia de un buen desayuno en la infancia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos