Publicidad

Ni pantallas faciales ni mascarillas en bebés: los pediatras alertan del grave riesgo de asfixia que pueden provocar

Ni pantallas faciales ni mascarillas en bebés: los pediatras alertan del grave riesgo de asfixia que pueden provocar
Sin comentarios

Dar a luz en tiempos de coronavirus no es fácil. A la incertidumbre que provoca la situación sanitaria se suma el miedo a que el recién nacido pueda contagiarse con esta enfermedad, lo que puede llevar a algunos padres a hacer cualquier cosa para proteger su salud, algunas tan peligrosas como ponerles mascarillas con pocos meses o colocarles pantallas faciales, como hemos visto en algunos países asiáticos.

Pero los pediatras advierten del grave riesgo que puede tener para el bebé el uso de este tipo de artículos. La mejor protección es la higiene continua de manos cuando estemos con nuestro recién nacido, así como evitar las reuniones sociales. Si somos nosotros quienes vamos a visitar a un bebé, es importante guardar la distancia de seguridad, llevar mascarilla y no besarle, tocarle ni cogerle en brazos.

Mini pantallas faciales para bebés, ¿una buena idea?

Las pantallas faciales surgieron como un complemento a las mascarillas para prevenir el contagio por coronavirus. Lo hemos visto sobre todo en médicos y personal sanitario, aunque en alguna ocasión también me he topado con personas por la calle provistas con este tipo de pantallas.

Hace unos meses conocimos la noticia de que un hospital de Tailandia, ubicado en la provincia de Samutprakarn, había fabricado mini pantallas faciales para proteger a los recién nacidos. También supimos que otro hospital de Bangkok había recurrido al mismo artilugio, aunque solo de manera puntual y por periodos cortos de tiempo.

 

Desconocemos si el uso de pantallas faciales para bebés se ha extendido a otros hospitales de Tailandia o incluso a otros países, pero las autoridades sanitarias han querido alzar la voz de alarma: protectores faciales como las mascarillas o las pantallas están prohibidas en recién nacidos debido al alto riesgo de asfixia que conllevan.

La Sociedad Filipina de Pediatría (PPS) y la Sociedad Filipina de Medicina del Recién Nacido (PSNbM) emitieron hace unos meses un comunicado conjunto alertando de los riesgos de muerte súbita del lactante y asfixia que pueden acarrear las pantallas faciales en el bebé, además de interferir en la lactancia materna:

"Se prohíbe el uso de cualquier medio de protección facial en los recién nacidos por el alto riesgo de sofoco, falta de oxígeno y retención de dióxido de carbono. También hay riesgo de que la pantalla se desplace de sitio y pueda provocar estrangulamiento y síndrome de muerte súbita del lactante"

"Además, poner y quitar la protección facial puede ser incómodo para la madre cuando está dando el pecho a su bebé, lo que puede provocar una caída en la frecuencia de las tomas" - reza el comunicado.

Por su parte, los Centros para el Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) actualizó recientemente sus recomendaciones sobre el uso de mascarillas y pantallas faciales.

Según leemos, las mascarillas de tela no las recomiendan en menores de dos años, y con respecto a las pantallas faciales de plástico afirman que no existe la suficiente evidencia como para respaldar su efectividad, por lo que no recomienda su uso en la población general en sustitución a las mascarillas. Además, en ningún caso las pantallas deberían utilizarse en recién nacidos y bebés.

Protege a tu bebé sin ponerle en riesgo

Cualquier virus o bacteria es una gran amenaza para un bebé recién nacido, especialmente cuando aún no ha recibido las primeras vacunas. Pero sobre todo ahora, en tiempos de coronavirus, es vital proteger al bebé de posibles contagios.

Aunque los estudios han demostrado que, en general, los recién nacidos experimentan síntomas más leves de la enfermedad y el riesgo de complicaciones en niños es menor, lo cierto es que los bebés también se contagian. Además, no debemos olvidar que se han dado a conocer casos muy graves (algunos niños desarrollaron Síndrome Multisistémico Inflamatorio Pediátrico) y lamentablemente han fallecido bebés a causa del Covid-19, aunque han sido casos muy excepcionales.

La protección es clave en estos momentos, pero sin poner en riesgo la salud del bebé. En este sentido, además de la prohibición de usar pantallas faciales de plástico tal y como acabamos de ver, los pediatras también nos recuerdan que el uso de mascarillas en bebés y menores de dos años está prohibido por el riesgo de asfixia.

Otro aspecto importante a recordar -especialmente ahora en verano- es el riesgo que conlleva cubrir el cochecito del bebé con una sábana o toalla para evitar tanto que le de el sol como que otras personas puedan acercarse. Esta práctica impide la circulación del aire en el interior del carrito, por lo que el bebé podría sufrir un golpe de calor con graves consecuencias para su salud.

La mejor forma de proteger al bebé es limitando el contacto con otras personas, y en caso de asistir a reuniones sociales evitar que otros le cojan en brazos, lo toquen o lo besen. La distancia de seguridad, el uso de mascarillas y la higiene de manos es clave.

También en casa es fundamental cuidar la higiene de manos antes de manipular al bebé o de tocar objetos que pueda llevarse a la boca (chupetes, biberones, juguetes...), así como cubrirnos la boca con el codo o un papel desechable si estornudamos o tosemos, algo que por otro lado, deberíamos hacer siempre y no solo en estos momentos de COVID.

En el caso de madres con sospecha de COVID o contagio confirmado, los pediatras recomiendan:

  • Mantener la lactancia materna siempre que sea posible
  • Usar mascarilla quirúrgica mientras se amamanta
  • Lavado frecuente de manos con agua y jabón o gel hidroalcohólico, especialmente antes de tocar al bebé
  • Cubrirse boca y la nariz al estornudar o toser con un pañuelo desechable, desecharlo inmediatamente y volver a realizar una correcta higiene de manos
  • Limpiar y desinfectar regularmente las superficies

Vía | Smart Parenting

En Bebés y Más | Jorge, el bebé prematuro de solo 580 gramos que ha vencido al Covid-19, Nía, la bebé prematura nacida con 32 semanas que superó el coronavirus, Las embarazadas son más vulnerables a sufrir los síntomas graves de Covid-19, pero es muy raro que transmitan el virus al bebé

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios