Publicidad

Qué debes saber si vas a visitar a un recién nacido durante la fase 1 de la desescalada

Qué debes saber si vas a visitar a un recién nacido durante la fase 1 de la desescalada
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Son muchos los bebés que han nacido durante la cuarentena y han pasado sus primeras semanas en la más estricta intimidad de su hogar. La familia y los amigos no han podido conocerlos más que por fotos o videollamada, pero con la entrada en vigor de la fase 1 de la desescalada, este primer encuentro ya podrá ser presencial.

Sin embargo, no todo vale a la hora de reunirse. Si en tu familia o círculo de amistades ha nacido un bebé y tienes pensado visitarlo próximamente, te contamos todo lo que debes saber sobre las reuniones sociales durante esta fase.

No todas las comunidades autónomas pasan a la fase 1

Hoy lunes 11 de mayo entra en vigor la fase 1 de la desescalada que permite, entre otras cosas, la reapertura del pequeño comercio, de las terrazas y hoteles con restricciones de aforo, los viajes a segundas residencias dentro de la misma provincia y las reuniones sociales de un máximo de 10 personas.

Pero no todas las comunidades autónomas han pasado a esta fase (podeis ver aquí el mapa por regiones). Sí lo ha hecho, Aragón, Asturias, Baleares, Canarias, Cantabria, Extremadura, Galicia, Murcia, Navarra, País Vasco, La Rioja y las ciudades de Ceuta y Melilla.

Algunas otras han pasado con limitaciones territoriales:

  • Andalucía pasan todas las provincias salvo Granada y Málaga.
  • En Castilla la Mancha solo pasan las provincias de Cuenca y Guadalajara.
  • En Castilla y León pasan 26 zonas básicas de salud, seis en Burgos, tres en León, siete en Zamora, una en Palencia, tres en Valladolid, una en Ávila, cuatro en Salamanca y una en Soria.
  • En Cataluña solo pasan a la fase 1 tres regiones sanitarias, el el Camp de Tarragona, las Terres de l'Ebre y Arán-Alt Pirineu. En la Comunidad Valenciana pasan una zona de Castellón, tres de Valencia y seis de Alicante.

Y en lo que respecta a la Comunidad de Madrid, es la única que no pasa de fase en su totalidad.

Reuniones de 10 personas, ¿incluidos los abuelos?

Según podemos leer en la cuenta oficial de Twitter de La Moncloa, las reuniones sociales estarán permitidas hasta un máximo de 10 personas, sin incluir a quienes conviven en el mismo domicilio.

Es decir, si quieres visitar a un recién nacido podrás hacerlo tanto si perteneces a la familia como si eres amigo, y con independencia de la edad que tengas.

Sin embargo, aunque tanto en la rueda de prensa ofrecida por el Gobierno, como en lo publicado en el BOE del 9 de Mayo no se prohíbe específicamente el encuentro con personas a partir de una determinada edad, no debemos olvidarnos de que Sanidad siempre ha advertido que los mayores de 60 años son población de riesgo si enferman de coronavirus, por lo que está en manos de todos adoptar todas las medidas de seguridad necesarias para protegerlos.

En casa o al aire libre

reuniones con los abuelos

En cuanto a dónde deben llevarse a cabo estas reuniones sociales, hay disparidad de criterios.

En el BOE no se especifica un sitio físico determinado, por lo que cabe interpretar que podremos reunirnos tanto en las casas como en el exterior. En este sentido, estaría permitido verse en las terrazas de los bares y restaurantes, cuyo aforo ha quedado reducido a la mitad y las mesas deben disponerse de tal forma que aseguren la distancia mínima interpersonal de dos metros.

Sin embargo, Euskadi acaba de anunciar que las reuniones en los domicilios estarán prohibidas en esta comunidad, por lo que si eres de allí solo podrás reunirte en las terrazas.

Desplazamientos sí, pero con restricciones

Y ¿qué ocurre si quiero visitar a un bebé que no se encuentra en mi misma ciudad? ¿Puedo desplazarme sin límite de distancia en esta fase?

Según podemos leer en el BOE, los desplazamientos están permitidos sin restricciones de distancia, siempre que se trate de la misma provincia, isla o unidad territorial.

Distancia interpersonal y/o uso de mascarilla

Para volver a reunirnos con nuestros seres queridos debemos adoptar una serie de medidas, que incluyen el distanciamento social de al menos dos metros o, en su defecto, el uso de protección física:

"En todo caso, deberán respetarse las medidas de seguridad e higiene establecidas por las autoridades sanitarias para la prevención del COVID-19, y, en particular, las relativas al mantenimiento de una distancia mínima de seguridad de, al menos, dos metros, o, en su defecto, medidas alternativas de protección física, de higiene de manos y etiqueta respiratoria" - podemos leer en el BOE.

Es decir, cuando vayas a visitar al bebé deberás hacerlo manteniendo la distancia de seguridad de dos metros. Por lo tanto no lo podrás tocar, besar o coger en brazos. Si fuera imposible mantener la distancia establecida por las autoridades sanitarias, será imprescindible el uso de mascarilla y extremar la higiene de manos, algo que si ya de por sí es fundamental cuando se visita a un recién nacido, ahora cobra más importancia que nunca.

No puedes reunirte si estás enfermo o tienes síntomas

Ni qué decir tiene que las personas enfermas o con síntomas compatibles con el COVID-19 deben permanecer aislados en sus domicilios, y no salir a la calle ni recibir visitas. Tampoco si has pasado la enfermedad recientemente (aunque ya no tengas síntomas), pues sigue existiendo riesgo de contagio, por lo que se recomienda mantener el aislamiento 14 días desde el inicio de los síntomas.

Sin embargo, aunque se haga especial hincapié en este punto debido a la situación específica que estamos viviendo, todos debemos conocer la importancia de no visitar a un bebé si estamos enfermos, pues su sistema inmunológico aún es débil y podría enfermar de gravedad.

Prudencia, sentido común y respetar la decisión de los padres

Y ya por último, es fundamental apelar a la prudencia y al sentido común de todos los ciudadanos. Tras dos meses alejados de nuestros seres queridos es normal desear volver a abrazarles y querer conocer cuanto antes al nuevo bebé.

Pero antes de dar ningún paso debemos hablar con los padres y respetar sus deseos, pues aunque nosotros tengamos muchas ganas de ver al recién nacido, deben ser ellos quienes decidan el mejor momento. Así pues, no se deben realizar visitas sorpresa al domicilio del bebé, y han de tenerse siempre muy en cuenta sus necesidades y las de la reciente mamá.

Además, hemos de tener presente que la epidemia no se ha acabado, y aunque poco a poco se van adoptando medidas que favorecen la vuelta a la 'nueva normalidad', sigue siendo imprescindible no bajar la guardia y tomarnos esta fase con la máxima calma y cautela.

En las manos de todos está proteger nuestra salud, y en especial la de los más vulnerables: recién nacidos, abuelos y personas con patologías o enfermedades crónicas.

Fotos | iStock

En Bebés y Más | La conmovedora foto viral en la que un abuelo conoce a su nieto recién nacido en tiempos de coronavirus, Recién nacidos y coronavirus: cuáles son los síntomas y qué recomendaciones tener en cuenta

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios