Cómo recuperar y fortalecer tu suelo pélvico en el postparto
Postparto

Cómo recuperar y fortalecer tu suelo pélvico en el postparto

Desafortunadamente muchas mujeres caemos en cuenta de la importancia del suelo pélvico cuando hemos tenido un embarazo (incluso varios), y no nos percatamos de hasta qué punto su debilitamiento influye en nuestra salud y en muchos otros aspectos de nuestra vida como la autoestima.

De forma errónea se cree que si tenemos un embarazo y parto natural y sin ningún tipo de corte o episiotomía, todo vuelve a su sitio por sí solo. Es verdad que durante las primeras semanas tiene lugar una importante contracción de los órganos y los tejidos, -por eso durante ese período de tiempo es vital tener cuidado cuando cojamos al bebé en brazos, evitar permanecer demasiado tiempo de pie, hacer fuerza y esfuerzos que requieran hacer presión con el abdomen, ya que podríamos provocar un descenso que genere patologías como la incontinencia urinaria-. Sin embargo, después del impresionante esfuerzo que realiza nuestro cuerpo, y muy especialmente la zona abominal y pélvica, es importantísimo ayudarle a recuperarse.

El suelo pélvico debe tratarse, independientemente del tipo de parto que hayamos tenido

Suelo Pelvico

Después del parto, es indispensable recibir una valoración por parte de un fisioterapeuta especializado en suelo pélvico una vez tengamos el alta médica y pasada la cuarentena. Es muy importante hacerlo antes de lanzarnos a hacer ejercicios o utilizar dispositivos comerciales para fortalecer el suelo pélvico, ya que en algunos casos pueden causar el efecto contrario al deseado.

"Tras ese primer paso, debemos trabajar toda la zona abdominopélvica (abdomen, zona lumbar y suelo pélvico propiamente dicho), ya que todo está interconectado y funciona en conjunto, e independientemente del tipo de parto que hayamos tenido", afirma Ana Victoria Heit, fisioterapeuta especializada en pelviperinología de WOmum.

En caso de haber sufrido algún tipo de corte (por cesárea, desagarro o episiotomía), también es necesario tratar las cicatrices, ya que si se producen adherencias, estas pueden influir negativamente en el estado de la malla abdominal y en la fuerza de nuestro suelo pélvico.

¿Cómo recuperar el suelo pélvico tras el parto?

Hipopresivos

Ejercicios en el postparto

Tras el parto, y respetando la cuarentena, es recomendable realizar ejercicios suaves que favorezcan la circulación, como mover tobillos y brazos haciendo un círculo. Dar pequeños paseos, siempre evitando esfuerzos que puedan repercutir negativamente en la recuperación de nuestro cuerpo.

Después de una valoración por parte de un fisioterapeuta especializado, podemos realizar ejercicios de Kegel. Es vital que el profesional nos indique si es recomendable en nuestro caso y cómo debemos hacerlos para sacar el mejor partido.

Otro ejercicio que es fundamental para lograr una buena recuperación del suelo pélvico son los abdominales hipopresivos (que no tienen nada que ver con los convencionales). Estos ayudan a trabajar la musculatura del abdomen a través del control de la respiración, combinándolo con posturas y movimientos cuya finalidad es disminuir la presión de la cavidad abdominal, pélvica y torácica. El ejercicio se hace en apnea profunda, abriendo costillas y trabajando el diafragma, los músculos abdominales y el suelo pélvico, de tal forma que se fortalecen en conjunto, de una forma muy controlada y efectiva.

Dispositivos para fortalecer el suelo pélvico, ¿sí o no?

Kegelsmart

Tanto las esferas intravaginales, como otro tipo de dispositivos pueden ser útiles en algunos casos, pero su uso debe estar recomendado por un fisioterapeuta especializado previa valoración. "Estas herramientas mal utilizadas o en casos en los que no son aconsejables, pueden ser muy contraproducentes en la salud del suelo pélvico de la paciente: esto depende del estado de su musculatura, y puede que se requiera una preparación inicial del suelo para poder utilizarlos después", afirma Ana Victoria.

Por último, es importante tener en cuenta que los ejercicios de alto impacto pueden debilitar nuestro suelo pélvico, y que cuanto más reciente haya sido el parto, es más fácil recuperar la zona y evitar patologías posteriores más graves.

En Bebés y Más | Recuperación postparto: todo lo que necesitas tener en cuenta para cuidarte en esta etapa

Temas
Inicio