Compartir
Publicidad
Publicidad

La muerte de la mascota

La muerte de la mascota
Guardar
9 Comentarios
Publicidad

Cuando nuestro pequeño disfruta de la compañía de una mascota ya sea un perro, un gato, un hámster, etc. se crea un vínculo sentimental que en algunas ocasiones es truncado por la muerte de la mascota. Es cuando tenemos que utilizar toda nuestra psicología, paciencia y cariño para ayudarle a comprender este hecho.

La verdad es que en raras ocasiones uno esta preparado para hablarle de la muerte a su hijo, siempre deseamos protegerlo de experiencias dolorosas, aunque esto en ocasiones no es posible y para los niños generalmente su primera experiencia con esta realidad es cuando sufren la muerte de su mascota Debemos ser muy claros y sinceros, es muy duro decirle al niño que su mascota ya nunca más regresara. La verdad es bien triste, pero siempre debemos contarle el hecho con mucha claridad, para que así lo comprenda. Una explicación sincera y adaptada a su comprensión es la mejor manera para transmitirle tal noticia.

Te darás cuenta de que el niño expresará su dolor ya sea con desgana, falta de sueño, tristeza, ira, culpabilidad, negación, temor, mojando la cama, teniendo pesadillas o incluso volviéndose rebelde. Ten paciencia ya que estas expresiones de dolor se superan con el cariño, la paciencia y el tiempo.

Contarle una mentira piadosa como decir que su mascota está durmiendo es contraproducente, ya que pueden asimilar que irse a dormir es algo malo y esto puede producir miedo. Evadir la verdad diciendo que su mascota se ha ido, no hará más que aumentar su dolor a la larga.

Un niño de 4 años por ejemplo, ve la muerte como algo reversible y temporal, es por esta razón que debemos explicarle que pasa con la muerte, que cuando un ser vivo muere, deja de moverse, no respira, no ve ni oye y nunca más volverá. Una explicación diferente puede crear ansiedad y desconfianza hacia los padres y el resto del mundo.

Un niño necesita expresar su dolor ante una pérdida, es la manera de superar su pena. Procura animarle a expresar como se siente, utiliza por ejemplo el dibujo, ya que se podrá desahogar y distraerá su dolor. Recuérdale los mejores momentos vividos con su mascota y revive con él siempre las experiencias positivas y alegres, esto le ayudará a subir su ánimo. Y siempre, déjale hablar tanto como quiera sobre lo que ha sucedido ya que haciéndolo superará mucho mejor el suceso.

Más información | Joyel

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos