Publicidad

Niño de 12 a 14 años: todo sobre el desarrollo del adolescente en esta etapa

Niño de 12 a 14 años: todo sobre el desarrollo del adolescente en esta etapa
Sin comentarios

Entre los 11 y 14 años tiene lugar la llamada adolescencia temprana, una etapa de intensos cambios físicos y psicosociales. Hay un importante aumento de la talla (estirón) y del peso. Y se adquieren las características sexuales.

Quizás la etapa en al que más debemos estar pendientes de su actitud y hábitos para velar como siempre por su seguridad, aunque de otra manera.

Es cierto que ya no tenemos que cogerle de la mano al caminar para que no se caiga o ponerle tiritas de colores en sus heridas. Pero sí tendremos que acompañarle igual para prevenir sus caídas y curarle si tiene un tropiezo.

En esta etapa, repleta de cambios físicos, la alimentación y los buenos hábitos de sueño son fundamentales. Te contamos qué debe comer y cuánto tiene que dormir y cómo es el desarrollo en los jóvenes adolescentes de 12 a 14 años.

Desarrollo físico del adolescente de 12 a 14 años

Según explica la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, durante la adolescencia, los niños atraviesan muchos cambios, diferentes en niños y niñas.

Niñas:

  • Sus senos pueden comenzar a crecer a partir de los ocho años, pero su desarrollo completo se alcanza entre los 12 y los 18 años.

  • El vello púbico, y el de las axilas y piernas empieza a salir alrededor de los 9 o 10 años de edad y ya son como el de los adultos a los 13 o 14 años.

  • El comienzo de la menstruación suele ocurrir unos dos años después de la aparición de los senos incipientes y el vello púbico, no más tarde de los 16 años. La edad media de la regla es a los 12 años.

  • El crecimiento rápido de estatura alcanza su punto máximo sobre los once años y medio y disminuye alrededor de los 16.

Niños:

  • Pueden comenzar a notar un aumento del tamaño del escroto y los testículos desde los 9 años de edad. Hacia los 17 a 18 años, sus genitales alcanzar el tamaño y la forma de los adultos.

  • El crecimiento del vello púbico, así como también el vello de la axila, la pierna, el pecho y la cara, comienza en los niños alrededor de los 12 años y alcanza los patrones adultos más o menos de los 17 a 18 años.

  • No comienzan la pubertad de manera muy visible y de golpe, como puede ser la regla en las niñas. El inicio de la pubertad está marcado por los sueños húmedos, normalmente entre los 13 y los 17 años, justo cuando aumentan más de estatura.

  • El pico de crecimiento lo tienen alrededor de los 13 años y medio y se detiene más o menos a los 18 años.

  • La piel también se vuelve más grasa, tanto en niños como en niñas, lo que propicia la aparición de acné facial.

Sueño en el adolescente de 12 a 14 años

Sueno Adolescente

En esta etapa el sueño juega un papel fundamental. Unos buenos hábitos de sueño aseguran un correcto desarrollo físico y mental.

Los pediatras españoles de Atención Primaria señalan que mientras duermen su cuerpo pone en marcha una serie de procesos para regenerar células y obtener energía. También aumenta la producción de algunas hormonas, como la del crecimiento. Además, el sueño tiene un papel fundamental en los procesos de atención, memoria y consolidación del aprendizaje.

Dormir pocas horas o tener una mala calidad del sueño influyen de forma negativa en el desarrollo físico, psicológico y la conducta.

Unos malos hábitos del sueño tendrán consecuencias negativas en el crecimiento y desarrollo, en el rendimiento académico y en las relaciones sociales.

La duración del sueño nocturno varía en función de la edad, estado de salud, estado emocional y otros factores. Su duración ideal es la que nos permite hacer las actividades del día a día de forma normal.

Los adolescentes duermen más que en edades previas. Necesitan dormir unas 9-10 horas al día.

También tienden a irse a dormir y despertarse más tarde y los despertares nocturnos disminuyen de manera importante. El sueño tiene una función restauradora sobre nuestro cuerpo.

Para que los adolescentes unos buenos hábitos del sueño los pediatras recomiendan:

  • Conocer los cambios propios del sueño de los adolescentes. Esto ayudará a adaptar los hábitos del sueño a sus necesidades y explicarles la importancia del buen descanso.

  • Crear un ambiente familiar favorable al sueño al final de la tarde o primeras horas de la noche. Es muy importante el modelo familiar.

  • Tener horarios regulares de sueño, incluso los fines de semana. El adolescente debe evitar compensar la falta de sueño acumulado durante la semana durmiendo más los fines de semana. Dormir un par de horas más, puede ser bueno. Pero levantarse el domingo a mediodía, hará difícil volver a dormir a la hora habitual esa noche.

  • Los horarios de las comidas también deben ser rutinarios.

  • Evitar estimulantes como el café, bebidas de cola y energéticas, chocolate..., sobre todo por la tarde y noche.

  • Hacer ejercicio físico de forma regular, pero no en las horas previas a irse a la cama.

  • Apagar las pantallas una hora antes de dormir.

Alimentación del adolescente de 12 a 14 años

Alimentacion Adolescente

Explica la Asociación Española de Pediatras de Atención Primaria que esta etapa de gran crecimiento requiere una adecuada nutrición y por tanto, del aporte de cantidades de energía y todos los nutrientes esenciales.

Los requerimientos nutricionales hasta esta edad son iguales para niños y niñas, pero a partir de los 11 años deben variar según sexo. El aporte calórico en las niñas será aproximadamente de 2.200 Kcalorías al día y, en los niños, 2.750 Kcalorías diarias.

La distribución de las calorías debe ser la siguiente:

  • Las proteínas deben aportar entre un 10-15%. Deben ser sobre todo de alto valor biológico (origen animal).

  • La grasa total debe ser un 30%, siendo un máximo de 10% de grasa saturada.

  • Los hidratos de carbono un 55-60% en forma de cereales, fruta, vegetales. Estos además son un buen aporte de fibra.

La mayor parte de adolescentes no llega a cubrir las necesidades básicas en hierro y calcio, por lo que hay que vigilar que tome al menos medio litro de leche y derivados. Además, un 20-25% de calorías debe ser de origen animal.

No es de extrañar que el adolescente tenga más apetito el habitual, porque según los expertos una niña de 12-14 años tiene necesidades nutricionales mayores que su madre y un niño a los 16 años mayores que su padre.

Para asegurarse de que el aporte nutricional es el adecuado, los niños de 12 a 14 años deben hacer 4-5 comidas a lo largo del día distribuidas de la siguiente manera:

  • Desayuno: Una de las comidas mas importantes del día. Debe cubrir al menos el 25% de las necesidades nutritivas.

  • Almuerzo: Refuerza el desayuno.

  • Comida: 35-40% de las necesidades diarias.

  • Merienda: Complementa la dieta. No debe ser excesiva.

  • Cena: Se elegirá en función de lo alimentos consumidos a lo largo del día. No debe ser excesiva.

Para lograr que coma todo tipo de alimentos, el entorno familiar y escolar es fundamental.

La adolescencia es un momento ideal para la promoción de la salud en el futuro adulto, con la instauración de hábitos de vida y alimentación saludables.

Estos hábitos, influirán para bien o para mal, no solo en el estado actual de su salud, sino que serán promotores de salud o riesgo de enfermar en etapas posteriores de su vida.

Hay que recordar que la familia debe ejercer una supervisión a distancia, evitando continuas recomendaciones, pues pueden crear rechazo hacia aquellos alimentos que se quieren potenciar.

Al menos durante la adolescencia hay que seleccionar alimentos ricos en Vitamina E, calcio, magnesio, potasio y fibra, ya que son las carencias más frecuentes en esta etapa.

Desarrollo emocional

Adolescentes 4

Los cambios súbitos y rápidos a nivel físico que experimentan los adolescentes pueden llevarles a sentirse acomplejados. Son sensibles y están preocupados por sus cambios corporales. Pueden hacer comparaciones angustiosas respecto a ellos mismos y sus compañeros.

Los cambios físicos quizá no ocurran en un plazo regular y sin problemas. Por lo tanto, los adolescentes podrían pasar por etapas de incomodidad, tanto en su apariencia como en su coordinación física. Las niñas pueden sdentir ansiedad si no están listas para el comienzo de la menstruación. Los niños pueden preocuparse si no saben nada acerca de las emisiones nocturnas.

Los adolescentes se vuelven más fuertes y más independientes antes de haber desarrollado buenas destrezas para tomar decisiones. Una fuerte necesidad de la aprobación de los amigos podría tentar a los jóvenes a tomar parte en comportamientos de riesgo. De ahí la necesidad de que sus padres estén tan pendientes como siempre para evitar situaciones de peligro.

Sociabilidad

Deporte Adolescentes

Durante la adolescencia, es normal que los jóvenes empiecen a separarse de sus padres y a crear su propia identidad. En algunos casos, esto puede ocurrir sin problemas de los padres y otros miembros de la familia. Sin embargo, esto puede provocar conflicto en algunas familias a medida que los padres tratan de mantener el control.

  • Su grupo de amigos puede convertirse en un refugio seguro. Esto le permite al adolescente probar nuevas ideas. En la adolescencia temprana, se integran en un grupo de compañeros que con frecuencia intentan comportarse y vestirse en forma semejante, tener códigos secretos o rituales y participar en las mismas actividades.

  • A medida que el joven avanza hacia la adolescencia media (14 a 16 años) y más allá, el grupo de compañeros se extiende para incluir las primeras relaciones de pareja.

Según el Centro estatal para el control y prevención de las enfermedades de Estados Unidos (CDC), los niños a esta edad suelen:

Desarrollo cognitivo de los adolescentes de 12 a 14 años

  • Son capaces de hacer razonamientos más complejos.

  • Verbalizan mejor sus sentimientos.

  • Desarrollan una noción más clara de lo correcto y lo incorrecto.

  • Comprenden ideas abstractas. Estas incluyen comprender conceptos de matemática avanzada, y desarrollar filosofías morales, incluso derechos y privilegios.

  • Pueden establecer y mantener relaciones personales satisfactorias. Los adolescentes aprenderán a compartir la intimidad sin sentirse preocupados o inhibidos.

  • Están preparados para avanzar hacia un sentido más maduro de sí mismos y de su propósito.

  • Cuestionan los viejos valores sin perder su identidad.

Para manejar las tensiones que suelen surgir en esta etapa adolescente tan visceral, la CDC de EE.UU. recomienda que los padres:

  • Sean honestos y directos con su hijo cuando le hablen de temas delicados como las drogas, el alcohol, el hábito de fumar y las relaciones sexuales.
  • Conozcan a los amigos de su hijo.
  • Muestren interés en las actividades escolares de su hijo.
  • Le ayuden a tomar decisiones saludables y, a su vez, le animen a tomar sus propias decisiones.
  • Respeten las opiniones de su hijo, y tengan en cuenta sus ideas y sentimientos. Es importante que el adolescente sepa que sus padres le escuchan.
  • Cuando surjan conflictos (que surgirán) los padres deben ser claros en cuanto a metas y expectativas (como obtener buenas calificaciones, mantener las cosas limpias y mostrar respeto), pero también deben dejar que sea el joven quien les explique cómo va a organizarse para lograrlo.

Otras etapas en el desarrollo del bebé y el niño

Fotos | iStock

En Bebés y más | La mitad de los adolescentes vapean, según la última encuesta sobre adicciones en España, aunque el alcohol es su droga favorita, Mi hijo adolescente ya no es un niño, pero me sigue necesitando incluso más, Por qué no me gusta que llamen a la adolescencia "la edad del pavo"

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios