Compartir
Publicidad

Siete razones por las que deberías dejar de lado el móvil este verano

Siete razones por las que deberías dejar de lado el móvil este verano
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Según diversos estudios realizados por compañías nacionales e internacionales, consultamos el móvil una media de 150 veces al día, invirtiendo en él al menos tres horas diarias. No cabe duda de que las nuevas tecnologías son muy útiles en nuestra vida y una importante herramienta de trabajo, pero en vacaciones debemos saber desconectar del móvil para conectar con nuestros hijos.

Si eres de los que mira el móvil cada diez minutos y sientes que no podrías pasar un día sin él, te damos siete razones que te convencerán para dejar de lado el teléfono y las redes sociales cuando estés de vacaciones con tus hijos.

1) Porque en menos de dos minutos, un niño puede ahogarse

Piscina

Actualizar nuestro estado en redes sociales, comprobar si la foto que acabamos de hacer es válida para compartir, o echar un vistazo a las publicaciones de nuestros contactos puede llevarnos un par de minutos, tiempo suficiente para que un niño se ahogue en una piscina o en el mar.

Leído así quizá te parezca exagerado pero en absoluto lo es, y no es la primera vez que insistimos en la importancia de no quitar la vista de encima a nuestros hijos cuando se bañen en el mar o en la piscina, pues un par de minutos y dos centímetros de agua pueden ser suficiente para que se produzca un accidente.

Así pues, tanto si crees que tu bebé chapotea seguro en una piscinita hinchable al lado de tu hamaca, tu peque se baña a pocos metros de ti con algún elemento de seguridad, o tu hijo mayor ya nada de forma independiente y crees que "nada puede pasarle", ¡no bajes la guardia!: apaga el móvil y vigila sus movimientos.

2) Porque los niños se extravían en un abrir y cerrar de ojos

niño se pierde

Según un reciente estudio, el 25% de los padres ha perdido a uno de sus hijos durante las vacaciones de verano en playas, piscinas, centros comerciales, hoteles o parques. Hay varias cosas que podemos enseñarles para que sepan actuar si se pierden, pero como en otros aspectos, la mejor prevención es la vigilancia.

Quienes tenemos niños sabemos lo rápido que ocurren este tipo de situaciones. Basta con apartar la vista unos segundos para atar las zapatillas al hermano mayor, saludar a un amigo con el que te acabas de encontrar o atender una llamada de teléfono, para que los peques más inquietos se escabullan, desapareciendo de nuestro campo visual y haciendo saltar todas las alarmas.

Al igual que en el punto anterior, el móvil es un importante foco de distracción, por lo que si estás disfrutando de una tarde de ocio en familia en un centro comercial, o de un día de campo o playa (por poner sólo algunos ejemplos), olvida el teléfono y no pierdas de vista a tus hijos.

3) Porque en un segundo puedes escuchar aquello de: "¡mira que alto he subido!"

parque

Imagina la escena. Estás en el parque con tu hijo pequeño, y como parece que juega tranquilamente con el cubo y la pala en la zona del arenero, decides sacar el teléfono y charlar por whatsapp con tus amigos.

Pero unos segundos después escuchas una vocecilla lejana y familiar, que gritando a pleno pulmón te dice algo así como: "¡Mira que alto he subido!". Instintivamente miras al arenero donde hace tan sólo un minuto tu niño jugaban plácidamente, pero descubres aterrada que ya no está allí sino que se encuentra encaramado en lo alto del tobogán y está dipuesto a tirarse de cabeza.

¿En que momento tu pequeño pasó por delante de ti y subió las escaleras del tobogán más alto del parque sin que te dieras cuenta?

Estas cosas pasan, aunque dudemos de las capacidades psicomotrices de los más pequeños para escalar, trepar y hacer cosas que jamás pensamos que podían hacer por edad. Por eso, para evitar disgustos o accidentes, vigila también lo que hacen cuando vais al parque.

4) Porque no querrás perderte sus primeros pasos

Pasos

Y quien dice "primeros pasos" dice "primeras proezas". Los niños son inquietos por naturaleza y siempre están poniendo a prueba sus límites y sorprendiéndonos con cosas nuevas. Lógicamente, a los padres se nos cae la baba, y seguro que todos queremos ser testigos de estos momentos tan especiales.

La primera vez que se pone de pie sin ayuda, su primer gol de chilena, y que tanto tiempo llevaba entrenando, o esa voltereta lateral que siempre practica en el parque y que nunca terminaba de salirle bien. Una pirueta divertida, la primera vez que se tira de cabeza en la piscina, un nuevo e improvisado paso de baile... todas estas "primeras veces" quedarán por siempre grabadas en nuestra retina si ponemos atención y nos dejamos sorprender.

5) Porque el móvil evita que pasemos tiempo de calidad con los nuestros

movil

¡Que levante la mano quien ha estado alguna vez jugando con sus hijos pero sin estar allí realmente! Es una situación que por desgracia se vuelve a veces cotidiana ya que la vorágine del día a día o la necesidad de saber lo que ocurre en el mundo a cada instante, nos hace estar más pendienes de nuestro teléfono que del momento que estamos compartiendo con ellos.

Pero la distracción que representa tener un smartphone no sólo nos priva de la interacción real con otras personas, sino que podría afectar en la calidad de nuestra relación con los demás. Especialmente, con nuestros hijos y también con nuestra pareja.

Y es que no es lo mismo jugar con ellos poniendo todas nuestras ganas en lo que hacemos, que jugar de manera interrumpida mientras contestamos un whatsapp o atendemos una llamada. Mentalmente estamos alejados de ellos, y nuestros niños lo perciben y se entristecen. ¡Con razón hay peques que piensan que el móvil de sus padres les roba su atención!

Así pues, si vas a disfrutar de una charla con tu hijo, jugar con él o hacer alguna actividad juntos, evita mirar la pantalla de tu teléfono en ese rato, y dedica tiempo de calidad a lo que haces.

6) Porque el tiempo pasa, y no vuelve

tiempo

Si, según comentábamos al inicio, los españoles miramos el móvil una media de tres horas diarias, ¿cuánto tiempo en total invertimos a la semana, al mes, o al año?

Es cierto que en una buena parte de las ocasiones, nuestro móvil se hace indispensable para trabajar o incluso para nuestra vida diaria (agenda, calendario, notas, reloj...), pero creo que deberíamos hacer el ejercicio de preguntarnos si todo el tiempo que invertimos en las pantallas está realmente justificado.

Desde mi experiencia personal diría que no. Varias veces me he sorprendido a mí misma viendo vídeos absurdos, o navegando de una página a otra sin un objetivo fijo, simplemente por "pasar el rato". Y cuando me he querido dar cuenta, he visto que he estado pegada al móvil más tiempo del que me hubiera gustado.

Y ese tiempo (que por otro lado, no me ha aportado nada) ya no va a volver. Y día tras día puede llegar a sumar muchas horas que podríamos haber invertido en comunicarnos con nuestros hijos y pasar más tiempo junto a ellos.

7) Porque somos el espejo en el que nuestros hijos se miran

Moviles

Y ya por último no debemos olvidar que somos el espejo en el que nuestros hijos se miran, y en este tema, como en tantos otros, es importante dar un buen ejemplo.

Si queremos que nuestros hijos estén comprometidos con lo que hacen, presten atención cuando hablamos con ellos, fomenten las relaciones humanas, y el móvil no sea el centro de sus vidas el día de mañana, empecemos desde la infancia dándoles ejemplo con nuestros actos.

No se a vosotros que os parece, pero esta reflexión me ha ayudado a tomar conciencia del tiempo absurdo y prescindible que paso frente a la pantalla de mi móvil. No se trata de desconectar para siempre de nuestros teléfonos, ni de estar las 24 horas pendientes de nuestros hijos sin darles un margen de libertad. Se trata de "conectar" con ellos, y de aprovechar con calidad el tiempo que pasamos juntos.

Os comparto esta campaña de la agencia Maslow acerca del uso de móviles en vacaciones. No dejéis de verla, ¡es simplemente, genial!

Fotos Pixabay, iStock

En Bebés y Más Desconecta el móvil este verano y conecta con tus hijos; por su bien, y por el tuyo, No pierdas a tus hijos este verano: seis soluciones para evitar disgustos en vacaciones, Suelta el smartphone: te hace más distraído e impide crear una conexión cercana con tus hijos, "Odio el móvil de mi mamá", la fuerte declaración de un niño que todos debemos leer, ¿Pensando en comprarle su primer móvil? 13 cosas que debes saber antes de poner uno en sus manos

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos