Compartir
Publicidad
Publicidad

"Estaba siendo el papá que nunca quise ser", el mensaje de un padre acerca del uso del móvil frente a nuestros hijos

"Estaba siendo el papá que nunca quise ser", el mensaje de un padre acerca del uso del móvil frente a nuestros hijos
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Cuántas horas al día pasamos viendo nuestros móviles? O mejor dicho, ¿en qué momentos de nuestro día estamos ocupados o distraídos en ellos? Teniendo tanta información y entretenimiento en nuestra mano, es fácil perder el tiempo.

Un padre se dio cuenta que estaba perdiendo valioso e importante tiempo junto a sus hijos, y lo comparte en una publicación que nos recuerda soltar más nuestros móviles.

Brad Kearns es el papá detrás del blog DaDMuM y después de ausentarse un tiempo de las redes, contó en una situación que se presentó una tarde en la que estaba con sus hijos en casa. Mientras ellos jugaban, en lugar de involucrarse o estar con ellos, Brad estaba viendo su móvil. Su hijo Knox, de tres años, se acercó a él y eventualmente se dio cuenta del error que estaba cometiendo.

No permitas que tu móvil te convierta en un padre de mierda.

Estaba solo en casa con los niños y estaba en Facebook, intentando ponerme al día con lo que pasa en el mundo.

Knox se acercó y se paró delante de mí. Al principio ni siquiera lo noté pero él estaba claramente tratando de llamar mi atención. Intentaba mostrarme uno de sus coches. Ni siquiera levanté la vista de mi móvil cuando le respondí "Wow amiguito, ese está muy bien". El permaneció delante de mí. Comenzó a decir "hola". Le respondí "hola" varias veces pero él no se detuvo. Fue por otro juguete y continuó intentando obtener mi atención.

Eventualmente levanté la mirada de mi móvil y le dije "Papi está ocupado amiguito, podrías ir a jugar con Finn". Él salió de la habitación y comenzó a jugar en silencio con su hermano. Yo continué viendo el móvil. Regresó y volvió a suceder lo mismo.

Yo no lo había visto en dos días debido a mi horario laboral. Él estaba aburrido y me extrañaba y solo quería mi atención. Sin embargo, ahí estaba yo "muy ocupado" para siquiera levantar la mirada. Y le dije que se fuera. Al poco tiempo me di cuenta de eso y alejé el móvil de mi vista. Y me sentí de la mierda.

Estaba siendo el papá que nunca quise ser. Con eso tuve suficiente. Así que fui a la habitación de al lado y le pregunté si quería jugar. Su rostro entero se iluminó. Dijo "claro" y me hizo espacio para sentarme junto a él. Jugamos todo el día y yo dejé mi móvil en la banca. Esto fue hace un mes. Me dí a mi mismo un necesitado tiempo fuera. Y ha sido el mejor mes con mis chicos.

No puedo publicar todos los días. A veces me perderé una semana. No me importa.

A los niños no les importa el mundo. A ellos solo les importa que tú estés ahí con ellos.

Necesitamos dejar nuestros móviles cuando estemos con ellos.

Aunque el mensaje de Brad no nos esté revelando nada nuevo, es un recordatorio de lo que muchas veces nos ocurre casi sin darnos cuenta. ¿Cuántos de nosotros llevamos siempre el móvil en la mano? Algunos por trabajo, otros por estar comunicados y otros quizás solo por el miedo de perderse lo que está pasando (el famoso Fear Of Missing Out).

Recordemos además, que los niños son imitadores por naturaleza y mucho de lo que hacen o dicen lo aprenden de lo que miran que nosotros hacemos. Si queremos evitar que en el futuro sean adictos a los móviles o tablets debemos educar con el ejemplo.

Debemos desengancharnos del móvil y estar más presentes en la vida de nuestros hijos. Si nos ponemos a pensar podremos darnos cuenta que hay pocas cosas -o quizás ninguna- que sean más importantes que pasar tiempo con nuestra familia. La infancia es una época bella que pasa volando y termina demasiado pronto.

Foto | iStock
Vía | Babble
En Bebés y más | ¿El móvil o tu familia? Impactante campaña sobre el abuso de los móviles

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos