Compartir
Publicidad

¿Pensando en comprarle su primer móvil? 13 cosas que debes saber antes de poner uno en sus manos

¿Pensando en comprarle su primer móvil? 13 cosas que debes saber antes de poner uno en sus manos
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Recuerdas cuál fue tu primer móvil? Seguramente fuera de esos modelos que aún tenían antena o que apenas entraban en el bolso. Seguramente fuera ya bien entrada la adolescencia cuando cayó uno en tus manos y sin grandes lujos: sin internet, con saldo limitado...

Los tiempos han cambiado y los niños nacen con la tecnología bajo el brazo. Desde bien pequeños aprenden a manejar nuestros smartphones y es probable que estés pensando en comprarle un móvil a tu hijo. Antes de hacerlo te planteamos 13 cosas que debes tener en cuenta, toma nota.

Acceso más temprano a los dispositivos móviles

Según el Instituto Nacional de Estadística, en su [Encuesta sobre Equipamiento y Uso de Tecnologías de Información y Comunicación en los Hogares del año 2017, el 25% de los niños de 10 años dispone de un dispositivo móvil, cifra que asciende al 94% con 15 años.

A partir de los 12 años, el 75% de los niños en España dispone de un teléfono móvil

La realidad es que cada año las estadísticas indican que los niños tienen un acceso más temprano debido a la incidencia que tiene la tecnología en su entorno: colegios que pasan de las pizarras tradicionales a las digitales o juguetes cada vez más tecnológicos que condicionan estas circunstancias.

13 cosas que debes tener en cuenta antes de decidir comprar un móvil a tu hijo

  1. ¿Por qué quiere tu hijo un móvil?: esta es la primera cuestión que debes plantearte. ¿De verdad lo necesita o es un capricho? Posiblemente lo desee porque lo tienen sus amigos pero no es motivo suficiente. Debe suponer un dispositivo que te permita estar en contacto con tu hijo y le de al pequeño cierta libertad.
  2. Su madurez: es importante conocer bien al niño y saber si está preparado para hacer un uso adecuado del teléfono móvil. Si es suficientemente responsable como para respetar las normas que le pautemos.
  3. Un primer paso antes de comprar un teléfono móvil puede ser compartir el nuestro: podemos dejarles crear perfiles propios que gestionen desde nuestro smartphone, así les daremos poco a poco la autonomía que buscan.
  4. No ceder en el "todos mis amigos tienen uno": todos hemos usado ese argumento y antes de consentir hay que contrastar que sea cierto y analizar la situación, ¿esperamos o permitimos?
  5. Configurar nosotros mismos el smartphone: en caso de acceder y comprar el móvil hay que establecer una privacidad correcta para un menor.
  6. Instalar aplicaciones de uso parental: desde la opción de restricciones, que es la que nos interesa, nos centraremos en la localización, la restricción de aplicaciones, uso de la cámara, la tienda de aplicaciones o contenido no apto para la edad que marquemos.
  7. Establecer unos horarios: es conveniente marcar unas pautas de uso para que el menor no se distraiga de las tareas escolares. Hay padres que prefieren prohibir su uso en los días laborables y otros que lo restringen a unos pocos minutos diarios.
  8. Explicar los peligros que conlleva un móvil: tener acceso a un móvil es tener una ventana abierta a un mundo de información pero también a innumerables peligros como el acoso sexual o el ciberbullying. Es conveniente que te sientes con tu hijo y le expliques que bajo ningún concepto debe enviar imágenes o mensajes a desconocidos, así como tener cuidado con aquellas personas a las que le proporcione su número. Además en caso de sufrir acoso, deberá comunicarlo inmediatamente.
  9. Por la noche el teléfono debe estar apagado: algunos estudios indican que el uso abusivo de internet antes de dormir provoca insomnio, ya que la luminiscencia de la pantalla es muy contraproducente para conciliar el sueño.
  10. Seremos nosotros, los padres, los que descargaremos las aplicaciones que necesiten: en caso de juegos es nuestra responsabilidad investigar de qué tratan y sus funciones. Si por ejemplo no queremos que nuestros hijos chateen deberemos verificar que los juegos que les descarguemos no dispongan de estos tipos de mensajería.
  11. El pequeño tendrá una vida aparte del móvil: estos dispositivos pueden generar dependencia así que tendremos que tomar las riendas y hacer que los pequeños tengan una vida social activa e interactúen en la vida real con otros niños.
  12. Debe hacer un uso responsable de las redes sociales: una vez cumplidos los 14 años (edad legal para disponer de perfiles en redes sociales) podrá utilizarlas pero siempre bajo supervisión de un adulto, con una correcta configuración de la privacidad y entendiendo los riesgos y exposición que conlleva.
  13. Cuidado y mantenimiento del terminal: los móviles son aparatos relativamente caros y requieren un cuidado. El menor debe comprometerse a ser responsable de que no sufra ningún daño o perderá su smartphone.

Además de estos 13 puntos deberemos conocer las normas del centro escolar del pequeño y saber si pueden o no llevarlo al colegio. Por ejemplo en Francia está prohibido usar teléfonos móviles en el colegio para los menores de 15 años, ni siquiera en el recreo.

Finalmente, como reflexión, dejaremos un dato que quizá llame la atención. Bill Gates no permitió a sus hijos el acceso a smartphones hasta los 14 años aunque no les prohibió el acceso a internet desde otros dispositivos. Da que pensar, ¿verdad?

En Bebés y más | El uso de tablets y móviles antes de los dos años podría retrasar el desarrollo del habla en los niños, Los móviles y las tablets podrían estar afectando negativamente al desarrollo social y emocional de nuestros hijos

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos