Compartir
Publicidad
Publicidad

Desconecta el móvil este verano y conecta con tus hijos; por su bien, y por el tuyo

Desconecta el móvil este verano y conecta con tus hijos; por su bien, y por el tuyo
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Mirar el móvil absorto mientras tus hijos juegan a tu alrededor, o mientras comen, o mientras te están hablando. Seguro que, por desgracia, estas escenas nos resultan familiares a todos. Y es que en la sociedad en la que vivimos, en la que prima tanto la información inminente y las actualización en nuestras redes sociales, parece difícil despegarse del teléfono.

Pero es posible hacerlo y además, muy recomendable y beneficioso. Dedicar tiempo a nuestros hijos y compartir con ellos momentos de juego, conversaciones y diversión sin que el móvil interfiera, es nuestra recomendación, no sólo para este verano, sino para el resto del año.

En la playa y piscina, nada de móviles

No nos cansaremos de repetir que en la playa y la piscina nuestros ojos deben estar permanentemente puestos en nuestros hijos. En la campaña #ojopequealagua, a la que nos sumamos para concienciar sobre los peligros que tiene perder de vista unos segundos a los niños mientras se bañan, ya hablamos de este tema y de la importancia de aplicar la regla del 10/20 que consiste en mirar cada 10 segundos al agua y, en caso de emergencia, poder socorrer al menor en menos de 20 segundos.

fotografía-con-el-movil-en-la-piscina

Si perdemos la atención y nos centramos en nuestro teléfono, se hace imposible vigilar al menor con frecuencia y teniendo en cuenta que un niño necesita tan sólo un par de centímetros de agua y menos de dos minutos para ahogarse, nuestra distracción podría ser fatal.

¿Cuánto tardamos en actualizar nuestro estado en redes sociales? ¿Y en hacer la foto perfecta para compartir con los amigos? ¿Y en revisar las publicaciones de nuestros contactos? Lamentablemente, el tiempo que un niño necesita para ahogarse

Pero es que además, el teléfono móvil nos priva de disfrutar de nuestros peques en el agua: de sus caritas de susto cuando alguien les salpica, de sus acrobacias divertidas mientras chapotean, de sus carcajadas contagiosas y de sus "¡mamá, mira!" que tanto les enorgullece.

¡Disfruta del verano sin móviles!

Pero más allá de la piscina o la playa, los niños necesitan de la compañía y la atención de sus padres, y de nuevo el móvil y otros dispositivos electrónicos vienen a alterar esa necesidad de pasar más tiempo con los nuestros.

padres-mirando-el-móvil

El uso de teléfonos y tablets no es algo propio del verano, pero en esta época del año es quizá más acusado. Tenemos más tiempo libre y eso repercute en un mayor uso de las tecnologías, cuando lo verdaderamente interesante sería volcar ese tiempo libre y vacacional en los más pequeños.

Lo complicado y peligroso de esta "crianza distraída" es que rara vez somos conscientes de ello, siendo nuestros hijos quienes, en muchas ocasiones, acaban dándonos un tirón de orejas por nuestro comportamiento absorto.

Por ello, os proponemos dejar de lado el móvil este verano y dedicarnos en exclusiva a lo que más queremos: nuestros niños. Realizar actividades caseras con ellos, juegos al aire libre o alternativas de ocio en familia en donde ni las llamadas, ni los mensajes, ni las publicaciones de otros alteren ese momento que, paradójicamente, llevamos todo el año esperando.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos