Publicidad
Publicidad

RSS Travesuras de los niños

Niños pequeños y un bote de pintura, una combinación con resultados desastrosos

Comentar
Niños pequeños y un bote de pintura, una combinación con resultados desastrosos

Algo que sabemos muy bien los padres, es que cuando se tienen niños pequeños de entre 2 y 5 años el silencio es algo que puede ser solo dos cosas: paz o caos. No existe un punto medio en este rango de edad, que es donde ocurren la mayoría de las travesuras al comenzar a experimentar su libertad y sus capacidades.

Prueba del desastre que puede ocurrir es un vídeo que ha compartido una madre, quien dejó solos durante unos minutos a sus hijos, olvidando que había un bote de pintura en casa.

Leer más »

Cuando mamá llega porque sus hijas están muy calladas y descubre el pastel

Comentar
Cuando mamá llega porque sus hijas están muy calladas y descubre el pastel

Hay un dicho relacionado con la maternidad y paternidad que dice "Cuando estén callados, corre". Y es que cuando están silencio es cuando están explorando, investigando y, en consecuencia, haciendo todas esas cosas que normalmente requieren de la intervención de un adulto.

Y si no, que se lo digan a esta madre, que llegó con la cámara a la habitación, tras la noche, como sabiendo que se encontraría con algo impresionante, y no falló: las descubrió con las manos en la masa. O mejor dicho, con las manos en la crema.

Leer más »
Publicidad

Esto es lo que son capaces de hacer dos niños durante siete minutos sin supervisión

Comentar
Esto es lo que son capaces de hacer dos niños durante siete minutos sin supervisión

Todos tenemos una anécdota que recordar (y para olvidar) de alguna trastada de nuestros pequeños. ¿Qué niño no ha hecho una travesura? Todos, o casi todos. Cuando son tus propios hijos te parece mentira que hayan sido capaces, pero como todo niño, hacen cosas sin medir las consecuencias, sólo por el hecho de que les parece divertido. No se lo piensan dos veces.

Eso mismo le ha sucedido a Paul Schettini, un padre de Florida que ha constatado lo que son capaces de hacer dos niños durante siete minutos de supervisión... y un par de botes de pintura de dedos.

Leer más »

Nada como tener un hermano pequeño para... llenarle de crema de cacahuete (vídeo)

Comentar
Nada como tener un hermano pequeño para... llenarle de crema de cacahuete (vídeo)

Si tenéis hermanos pequeños seguro que en las cenas familiares recordáis lo que hacíais con ellos cuando erais pequeños. Si sois los pequeños, seguro que os cuentan unas cuantas cosas que os hacían que os harán más o menos gracia, según sea la trastada.

Algo así es lo que pasó en casa de Gina Gardner, cuando tras un rato de silencio su sentido arácnido (¿o sentido maternal?) le sacudió como un calambre en la espina dorsal avisándole de que algo habían hecho: "Demasiado tiempo sin oírles", se dijo. Así que cogió la cámara y fue a buscarles. Seguro que al verles se dijo eso de: menos mal que le dimos un hermanito a Emily, así ha podido ¡llenarle de crema de cacahuete!

Leer más »

Travesuras de niños: 17 trastadas que te harán creer que tu hijo es un angelito

Comentar
Travesuras de niños: 17 trastadas que te harán creer que tu hijo es un angelito 17 fotos »

Si el niño está en silencio, mejor ir a ver qué se trae entre manos. ¿Conocéis esa regla básica, verdad? Lo que viene a continuación son algunas muestras de lo que puedes encontrarte después de ese enigmático momento de silencio. Esas travesuras que sólo los niños pueden hacer tan bien y por las que luego no sienten ningún sentimiento de culpa, porque por algo son niños.

A veces, como este padre que ve a sus hijos llenos de pintura, no podemos contener la risa ante dantescas escenas. ¿Os suena de algo? Seguramente que alguna os habrán liado vuestros peques, pero poco comparado con estas 17 trastadas que te harán cree que tu hijo es un angelito.

Leer más »

El vídeo del padre que no puede contener la risa al reñir a sus hijos llenos de pintura

9 Comentarios

Llevaban un rato en silencio y no has recordado la regla básica de la paternidad que dice que "si están en silencio, corre, pues no están haciendo nada bueno". Así que cuando acudes ya es demasiado tarde. Te los encuentras llenos de pintura, de arriba a abajo, en el pelo, la cara, las manos, la ropa, y te han dejado la habitación completamente decorada.

Tienes dos opciones, dejar que la rabia que crece exponencialmente desde tu interior salga por tu boca y por tu cuerpo diciéndoles lo mal que lo han hecho, tensando tus músculos y sacándoles de ahí enérgicamente para meterlos directos en la ducha o respirar hondo, decirles que no se muevan, coger la cámara y acompañarles a la ducha para hablar con ellos y que te pase lo que a este padre, que no puede contenerse la risa al reñirles.

Leer más »
Publicidad

Ese incómodo momento en que no sabes si la mancha es de chocolate o de caca

10 Comentarios
Ese incómodo momento en que no sabes si la mancha es de chocolate o de caca

Os pido disculpas de antemano si os parece que esta entrada es demasiado escatológica, pero es que me ha pasado en más de una ocasión, la última vez ayer, y cuando ves que la escena se repite uno acaba pensando que "no es posible que esto sólo me pase a mí".

Me refiero a, como digo en el título, ese incómodo momento en que vas por casa, encuentras una mancha marrón, más o menos pequeña, o más o menos grande, y te preguntas si es chocolate o caca. Estoy seguro de que os ha pasado en alguna ocasión. La gran duda es: ¿cómo actuáis?

Leer más »

La última trastada de mis hijos: Aran disfrazado de Venom

3 Comentarios
La última trastada de mis hijos: Aran disfrazado de Venom

Una de las cosas que caracterizan a los niños pequeños es su increíble capacidad para inventar nuevos juegos y nuevas historias. Les suele hacer falta muy poco (si les dejamos tirar de imaginación) para empezar a ver juego y diversión allí donde los adultos no vemos nada especial.

Algo interesante debió ocurrírsele a mi hijo Aran ayer por la tarde cuando, tras un rato de silencio, me lo encuentro en la cocina con un vestuario digno de entrar en nuestra sección de trastadas de nuestros hijos. “Mira papá, soy Venom”, me dijo.

Leer más »

Mira la última trastada de mis hijos: la casa llena de harina

8 Comentarios

No sé dónde debía andar la madre, no sé qué estaría haciendo en ese momento, pero desde luego no le debió funcionar demasiado bien el radar de madre/padre, ese que dice “llevan un rato callados, a ver qué están haciendo”, porque cuando llegó a la escena del “crimen”, no había nada que evitar, nada que prevenir.

Estos dos niños se lo pasaron pipa haciendo la fiesta de la harina. Debieron encontrar un gran paquete de harina por ahí y ni cortos ni perezosos lo abrieron y empezaron a esparcir la harina por todo el piso.

La madre llegó cámara en mano, probablemente porque ante una situación así sólo te queda tomártelo con humor y grabar, para que tu familia se lo crea cuando les digas “me lo llenaron todo de harina” y te digan “ya será menos”. Pues no, como veis, no es menos, porque harina hay hasta en la puerta de la casa.

Leer más »
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos