Compartir
Publicidad
Publicidad

Salir de compras con los pequeños

Salir de compras con los pequeños
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Un día entramos una amiga, su hija de cuatro años y yo a una tienda de juguetes. La pequeña curioseó las estanterías con entusiasmo y al macharnos no le dijo a su mamá que le comprara algún juguete. Mi amiga desde pequeña le había enseñado que no siempre que se entra a una tienda hay que salir con algo en las manos. Un punto favorable en la educación de los niños.

Salir de compras con los más pequeños puede convertirse en una actividad estresante y hay ciertos aspectos que deben ser considerados a la hora de realizar esta actividad con los niños:

Trata de evitar salir en las horas pico. Generalmente en las tardes hay más gente, lo mejor es salir a primera hora en la mañana. Si tu hijo está cansado, con hambre o con sueño es mejor dejar la compra para otro momento.

No es bueno hacer un maratón, recorrer varios comercios lo agotará con las consecuencias que esto acarrea en su comportamiento.

Haz que participe, puede cargar la bolsa más liviana, opinar cuando estés escogiendo algún producto, ayudando a colocar los objetos en la caja, dejar que te ayude a empujar el carrito o la cesta… Hay algunas tiendas que poseen carritos para niños, sillitas y otros recursos a nuestro alcance.

En el caso de hacer una rabieta, intenta distraerle, deja que se calme; pero nunca cedas ante su pedido.

Desde pequeñitos debemos enseñarles cual es el comportamiento adecuado en una tienda o supermercado. Esto, por supuesto es algo que se logra poco a poco tomando en cuenta la edad del niño, con mucha paciencia y sobre todo con calma.

Más información | ajo ajo En bebés y más | Las rabietas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos