¿Cuándo dejan de dormir la siesta los niños?

¿Cuándo dejan de dormir la siesta los niños?
Sin comentarios

Al nacer los bebés duermen prácticamente todo el día. Un recién nacido puede dormir unas 20 horas al día y a medida que van creciendo se van espaciando los horas de sueño y permanece más horas despierto.

Cada bebé tiene sus propias necesidades de sueño, pero generalmente alrededor de los 4 meses y hasta aproximadamente el año de vida, el bebé dormirá de 12 a 16 diarias y hará dos siestas durante el día, una por la mañana y otra por la tarde. Luego dejará la siesta de la mañana para hacer solo una siesta después de comer, ¿pero cuándo dejan de dormir la siesta?

Por qué es importante que tu bebé duerma la siesta

Dormir bien es vital para el desarrollo del niño, tanto a nivel físico como cognitivo y emocional. Para un bebé dormir de día es tan importante como hacerlo de noche.

La siesta supone grandes beneficios para los pequeños. Les permite estar más tranquilos, menos irritables, más sociables, más atentos y le ayuda a asimilar mejor lo aprendido durante el día. De hecho, contribuye a reducir la hiperactividad, la ansiedad y la depresión en los niños.

No dormir la siesta en la infancia está asociado a una conducta más impulsiva, a una disminución en la capacidad e interés por el aprendizaje, así como a una mayor prevalencia de terrores nocturnos.

¿Hasta cuándo duermen la siesta los niños?

siesta

Aproximadamente hasta el año de vida, el bebé dormirá dos siestas al día, una por la mañana y otra por la tarde, de una a tres horas. A medida que crece y las horas de necesidad de sueño se reducen, irá dejando el descanso de la mañana para hacer solo una siesta diaria después de comer.

¿Cuándo dejará de hacer la siesta? Como hemos comentado antes, las necesidades de sueño son diferentes en cada niño, pero generalmente los niños dejan de dormir la siesta entre los tres y los cinco años. A los tres años muchos niños empiezan el cole y aunque en algunos la siesta se mantiene, es posible que poco a poco vayan dejándola.

No es algo que suceda de un día para el otro, sino que será paulatino. Habrá días que querrá hacer la siesta y otros en el que cualquier cambio de rutina hará que se la salten. Si esos días ves a tu bebé muy irritable al final del día, puedes adelantar la hora de irse a dormir.

¿Qué pasa si mi hijo no quiere dormir la siesta?

Debemos propiciar un ambiente agradable para que tu bebé duerma la siesta, cerrando las persianas para reducir la luz, aunque hay quienes recomiendan no dejan la habitación totalmente a oscuras. Puedes poner música o cantarle para que se duerma. Hay bebés que no duermen ni no es en su cuna y otros que se duermen en el carrito paseando o incluso se quedan dormidos en nuestros brazos en el sofá. Cada niño es diferente y debemos respetarle.

Es importante establecer una rutina para dormir la siesta, más o menos siempre a la misma hora, con algo de luz diurna y un ambiente tranquilo. Lo ideal es hacerla antes de las cuatro de la tarde; lo más habitual es hacerla a las dos, después de la comida.

Lo que no debemos hacer es forzar al niño a que duerma la siesta cuando no quiere hacerlo. No pasa nada si un día se la salta. Lo importante es que duerma las horarias diarias necesarias, que entre los 3 y los 5 años es de 10 a 13 horas.

En esos casos, puede reemplazarse la siesta por un tiempo de tranquilidad para que el niño descanse. Puede leer un cuento o jugar tranquilamente en su habitación en su lugar, y muy probablemente la mayoría de las veces acabe durmiéndose.

En Bebés y más | ¿Cuántas horas de sueño necesitan los niños según su edad?

Temas
Comentarios cerrados
Inicio