Ir con los niños a comprar su propia ropa: beneficios y consejos para una experiencia positiva

Ir con los niños a comprar su propia ropa: beneficios y consejos para una experiencia positiva
Sin comentarios

En muchas ocasiones, los padres compramos la ropa de nuestros hijos sin darles a ellos la oportunidad de elegir ni opinar, bien sea por una cuestión práctica y de comodidad, porque pensamos que lo que hemos visto les gustará o simplemente porque a nosotros nos gusta y queremos que vistan así.

Pero comprar la ropa de nuestros hijos en su compañía y hacerles partícipes de la elección de las prendas es muy positivo para ellos, y es algo que deberíamos hacer desde el momento en que empiezan a manifestar sus propios gustos y se interesan en este tema.

Beneficios para los niños de elegir su propia ropa

Entre los 12 meses y los dos años, los niños ya empiezan a desarrollar sus propios gustos a la hora de vestir, indicándonos aquellos colores, combinaciones, texturas y prendas que prefieren acorde a su personalidad. Es por ello que a partir de esta edad es bueno que les dejemos escoger su ropa dentro de las opciones que encontrarán en su armario.

Pero a partir de los cinco o seis años, y siempre que ellos así lo deseen, ya estarían listos para acompañarnos a comprar su propia ropa, una experiencia que además de resultarles tremendamente divertida y contribuir a hacer más llevadero el momento de vestirse, les aporta beneficios como estos:

  • El hecho de que los niños puedan escoger cómo vestir es una gran lección de autonomía e independencia que a su vez repercute en un correcto desarrollo de su autoestima.

  • El sencillo gesto de poder elegir su propia ropa hará que los niños se sientan más seguros, felices y confiados, y esto repercute positivamente en la imagen de sí mismos que tendrán en la adolescencia. Y es que para un niño es fundamental sentirse respetado en sus decisiones y que los padres les demos confianza para que puedan hacer las cosas.

  • A través de la ropa expresan su propia individualidad y sus gustos, que no tienen por qué coincidir con los nuestros. Con ello entenderán que cada uno tenemos nuestros propios gustos, que hay tantos estilos a la hora de vestir como personas, y que todos ellos deben ser respetados.

  • Elegir su propia ropa y combinarla es un excelente ejercicio de creatividad que les ayudará a desarrollar su sentido de la estética.

  • Ir de compras con papá y mamá es una actividad muy divertida que ayuda a estrechar vínculos y a conocer mejor los gustos de nuestros hijos. Esta experiencia puede resultar especialmente positiva conforme se adentran en la adolescencia, ya que supone una valiosa oportunidad de conectar con ellos y con sus intereses.

Consejos a tener en cuenta para que la experiencia resulte positiva

tienda de ropa

Antes de lanzarte a la aventura de ir de compras con tus hijos, te recomendamos una serie de consejos que os ayudarán a que la experiencia sea positiva para todos:

  • En primer lugar, revisad juntos el armario a fin de detectar aquellas prendas de ropa o colores que hacen falta. De este modo ahorrareis tiempo, dinero y tu hijo aprenderá la importancia de hacer un consumo responsable.

  • Ir de compras puede resultar agotador, por lo que te recomendamos elegir un momento del día en el que el niño esté activo y descansado, evitando preferiblemente las horas más concurridas o de mayor afluencia en tiendas y centros comerciales.

  • Evitad las compras por impulso y anima a tu hijo a no quedarse con lo primero que ve, sino a comparar en otras tiendas prendas similares y precios para que la elección final cumpla con todas las expectativas.

  • Si por algún motivo las compras se alargan y el niño acaba cansándose, no le fuerces a continuar. Podéis dejar para otro día lo que os falte por comprar, o incluso probar a recargar pilas y descansar con una rica merienda.

  • Dentro de los límites de la lógica, los niños deberían poder elegir y decidir sobre su propia imagen, así que respeta sus decisiones a la hora de elegir su ropa aunque sus gustos difieran por completo de los tuyos. Y cuando decimos 'respetar' no solo nos referimos a no criticar, etiquetar ni juzgar, sino también a evitar comentarios irónicos y con doble sentido, así como muecas o gestos que delaten nuestra disconformidad.

  • Si por el motivo que sea consideras que alguna de las prendas de ropa que elige tu hijo no es apropiada, cambia el típico "no te compro eso" por un discurso positivo y constructivo. Explícale las razones por las que no ves apropiada esa prenda de ropa (precio excesivo, mala calidad, no es apta para una determinada ocasión...) y ofrécele otras opciones similares alternativas para que pueda elegir algo más acorde.

  • Siempre que sea posible, es recomendable que tu hijo se pruebe la ropa antes de comprarla para evitar sorpresas indeseadas al llegar a casa. Probándose la ropa previamente no solo nos aseguraremos de que la talla elegida es la correcta, sino que la prenda le queda bien, se siente cómodo con ella y es lo que buscaba.

Con estos consejos el momento de ir de compras con los niños no solo resultará divertido y un plan perfecto para disfrutar en familia, sino una experiencia muy positiva para su desarrollo y vuestro vínculo afectivo.

La mayoría de estos consejos también son aplicables si decidimos hacer la compra online; una experiencia que aunque le aporta similares beneficios, es posible que encuentre menos atractiva que comprar la ropa en tiendas físicas. En contrapartida, comprar su ropa a través de Internet resulta menos cansado para el niño, más rápido y más cómodo, por lo que la elección dependerá de cada familia y de las necesidades del momento.

Fotos | iStock, Pexels

En Bebés y Más | Los peques tienen sus gustos al vestir, déjales escoger

Temas
Inicio