Publicidad

Uno de cada 10 niños en edad escolar presenta alguna alergia alimentaria, un 3% más que en 2019

Uno de cada 10 niños en edad escolar presenta alguna alergia alimentaria, un 3% más que en 2019
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Uno de cada diez niños en edad escolar en España sufre algún tipo de alergia alimentaria. Así lo demuestra el II Observatorio Mediterránea del Comedor Escolar, tras analizar los 19.693 menús escolares que sirve la compañía Mediterránea, entre los que hay contabilizadas hasta 1.867 alergias diferentes.

Estos datos indican que en 2020 casi un 9,5% de alumnos presentaba alguna alergia alimentaria, un dato superior al 6,5% registrado en 2019 y al 6% del curso 2017–2018. Estas cifras demostrarían que lejos de desaparecer, las alergias alimentarias en la infancia son una realidad cada vez más creciente, de la que todos debemos tomar conciencia.

Para realizar este estudio, Mediterránea ha tomado como base los menús diarios servidos en los comedores escolares (sin contar las escuelas infantiles y los institutos) de los centros educativos en los que presta servicio en toda España.

  • En el curso 2016–2017 se sirvieron casi 11.000 menús y se registraron 653 alergias/intolerancias
  • En el curso 2018-2019 se sirvieron 15.000 menús y se registraron 969 alergias/intolerancias
  • En el curso 2019-2020 se sirvieron 19.693 menús y se registraron 1.876 alergias/intolerancias

Todas las alergias o intolerancias alimentarias se han listado y clasificado conforme a las siguientes categorías: leche, huevo, pescado, legumbres, frutas y verduras, frutos secos, aditivos, moluscos, crustáceos y gluten.

La alergia a las frutas y verduras, la más frecuente en edad escolar

alergias Vía II Observatorio Mediterránea del Comedor Escolar

Siempre atendiendo a los datos de este estudio realizado en comedores escolares, las alergias alimentarias que se han registrado con una mayor incidencia este año han sido a las frutas y verduras (aunque no lógicamente a todos los alimentos de esta categoría), superando a la alergia a los frutos secos registrada en el Observatorio anterior, que este año ocupa el segundo lugar.

"Este dato probablemente se deba a que se incluyen los síndromes de alergia oral, una reacción que sólo produce enrojecimiento y picor en la boca, ya que, según los estudios, los alérgenos alimentarios que con mayor frecuencia producen síntomas son el huevo, la leche, los frutos secos, las legumbres y el pescado" - ha asegurado el doctor Gonzalo Galicia Poblet, pediatra especialista en Digestivo infantil del Hospital Universitario de Guadalajara y profesor asociado de Medicina en la UAH.

Después de las frutas y frutos secos, el Observatorio recoge la intolerancia a la lactosa como la tercera casuística que con mayor frecuencia se registra en los menús escolares, y cuya incidencia ha aumentado este año cuatro puntos porcentuales con respecto al año anterior. Recordamos que la intolerancia a la lactosa no se trata de una alergia alimentaria, por lo que no debe confundirse con la alergia a las proteínas de leche de vaca (APLV).

Las siguientes alergias más frecuentes son la alergia al huevo, a las legumbres - que el año pasado representaban casi el 16% de las alergias alimentarias y este año caen hasta casi el 11%-, y a los cereales y gluten, con un 8% de incidencias.

En el extremo opuesto de las alergias menos comunes se encontrarían los aditivos (0,6%), el pescado (6,3%) y los mariscos y crustáceos (5,6%).

Para garantizar la salud y seguridad de los niños con alergias alimentarias o intolerancias, es fundamental que los comedores escolares cuenten con protocolos exhaustivos de manipulación y tratamiento de los alimentos para asegurar que no hay contaminación cruzada. Así mismo, es importante personalizar la dieta del alumno alérgico con el fin de retirar el alimento y derivados que no puede consumir, sin desatender sus necesidades nutricionales.

Las dietas sin carne por motivos sociales y religiosos, las más frecuentes de las 'dietas especiales'

menú Vía II Observatorio Mediterránea del Comedor Escolar

Por primera vez en el Observatorio del Comedor Escolar, se han analizado las dietas con necesidades especiales entre los alumnos. Es decir, se han contabilizado las peticiones expresas de veto a ciertos alimentos o aditivos por recomendación médica o por criterios religiosos o de conciencia.

De este modo, el 1,4% de los menús escolares incorpora alguna de estas variantes especiales, y aunque por el momento se trata de un porcentaje muy bajo, la compañía afirma que es un número que crece cada año

La dieta especial más común es la dieta sin carne solicitada por motivos de conciencia social por parte de familias vegetarianas. También crecen las dietas sin cerdo por requerimiento de las familias musulmanas. Las dietas sin carne y sin cerdo suponen casi el 60% de las dietas especiales.

En segundo lugar, con una presencia del 15% se encuentran las dietas hipocalóricas, asociadas a la obesidad infantil. Las dietas para alumnos con diabetes representan un 12% del total, mientras que las menos solicitadas son las dietas hipercalóricas.

Foto de portada | iStock

En Bebés y Más | Programa PESCA y Nutriplato, una apuesta por la educación nutricional en los colegios contra la obesidad infantil

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios