Compartir
Publicidad
¿Tiene mi hijo una intolerancia alimentaria? Síntomas para detectarla
Salud infantil

¿Tiene mi hijo una intolerancia alimentaria? Síntomas para detectarla

Publicidad
Publicidad

Se entiende por intolerancia a los alimentos la incapacidad de consumir ciertos alimentos o nutrientes sin sufrir efectos adversos sobre la salud. Cuando algún alimento no es asimilado por el organismo, debido a una carencia digestiva, enzimática o metabólica, se habla de intolerancia.

No debe confundirse con alergia alimentaria, que se producen como consecuencia de una reacción del sistema inmunológico (ó defensivo) del niño, que reacciona frente a determinadas sustancias, presentes en ciertos alimentos, generando una serie de síntomas que pueden ser desde leves hasta muy graves. La intolerancia alimentaria afecta al metabolismo, pero no al sistema inmunológico del cuerpo. ¿Cuáles son los síntomas de intolerancia alimentaria en los niños?.

¿Desde cuándo se puede producir?

Durante la infancia las intolerancias alimentarias son más frecuentes debido a la inmadurez del sistema digestivo y a los numerosos procesos víricos e infecciosos que alteran la permeabilidad intestinal, provocando una anomalía en la absorción de ciertos alimentos por parte del organismo.

Desde que el bebé empieza a tomar alimentación complementaria a partir de los seis meses puede manifestarse la intolerancia alimentaria. Antes de los seis meses puede ser intolerante a la lactosa o la proteína de la leche de vaca de las fórmulas infantiles que sustituyen a la lactancia materna, o puede ser algo que come la madre que pasa a la leche y le molesta.

Tener antecedentes familiares de intolerancia en padres o hermanos es un factor que predispone a una posible intolerancia.

Síntomas de intolerancia alimentaria

intolerancia-alimentaria

A diferencia de las alergia alimentarias, donde los síntomas aparecen inmediatamente tras tomar el alimento, los síntomas de una intolerancia alimentaria pueden aparecer hasta 72 horas después de haber ingerido el alimento.

  • Digestiones pesadas

  • Diarrea

  • Estreñimiento

  • Gases

  • Molestias intestinales

  • Hinchazón de estómago

  • Vómitos

  • Dolor de barriga

  • Eccemas y picores

  • Dolor de cabeza

  • Dolores articulares

  • Retraso en el crecimiento

  • Pérdida de peso

Intolerancias alimentarias más frecuentes en niños

Aunque existen muchas intolerancias alimentarias, las más frecuentes son:

  • Intolerancia a la lactosa (el azúcar de la leche): normalmente, la enzima lactasa, que está presente en el intestino delgado, descompone la lactosa en azúcares más simples (glucosa y galactosa), para que puedan ser absorbidos por el torrente sanguíneo. Cuando la actividad de la enzima es demasiado baja, la lactosa no se puede digerir, y pasa al intestino grueso, donde es fermentada por las bacterias de la flora intestinal. Esto puede provocar síntomas como flatulencia, dolor y diarrea.

  • Intolerancia al gluten: el gluten está presente en cereales de consumo tan habitual como el trigo, la cebada, el centeno o la avena (o la enfermedad celiaca) y en otros menos frecuentes. La enfermedad celíaca es una intolerancia permanente que se puede diagnosticar a cualquier edad.

  • Intolerancia a la sacarosa y a la fructosa: se produce por la ausencia de la enzima llamada sacarasa que hidroliza la fructosa y la sacarosa. Estos azúcares están presentes en frutas y zumos o cereales. Se manifiesta por vómitos, ictericia, aumento del tamaño del hígado, irritabilidad y en algunos casos puede manifestarse con convulsiones. Requiere una dieta sin fructosa, sacarosa y sorbitol.

Una vez que es detectada la intolerancia a cierto alimento, el mismo debe ser excluido de la dieta por completo o reducir las cantidades y observar si los síntomas mejoran.

La mayoría de las intolerancias que se produce en la infancia se superan en meses o en pocos años. Si sospechas que tu hijo podría sufrir intolerancia a algún alimento, consúltalo con tu médico.

Más información | Eufic.org
En Bebés y más | Dar a los niños leche sin lactosa sin ser intolerantes puede provocarles intolerancia a la lactosa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio