Compartir
Publicidad
Se diagnostica más que nunca y aún así se calcula que hay un 75% de enfermos sin diagnosticar: Día Nacional de la Celiaquía
Nutrición Infantil

Se diagnostica más que nunca y aún así se calcula que hay un 75% de enfermos sin diagnosticar: Día Nacional de la Celiaquía

Publicidad
Publicidad

Hoy es el Día Nacional de la Celiaquía una llamada de atención a la población para que se informe e incluso se ponga en manos de su médico si tiene algunos de los síntomas de esta enfermedad.

La enfermedad celiaca se diagnostica más que nunca y aún así, se calcula que un 75% de personas que la padecen están sin diagnosticar. Hoy nos detenemos un poco más para conocer a fondo qué es y cómo se presenta esta patología.

¿Qué es la celiaquía?

La celiaquía es la intolerancia al gluten del trigo, de la cebada, del centeno y probablemente de la avena. El gluten es un conjunto de microproteínas contenido exclusivamente en los cereales denominados de secano, los ya mencionados.

¿Qué le ocurre a un celiaco?

Comiendo

Al ingerir un producto con gluten, en el cuerpo de la persona con celiaquía se produce una reacción inflamatoria en la mucosa del intestino delgado que hace que no se absorban los nutrientes que le aportaría esa comida.

Es por eso que incluso se puede llegar a diagnosticar en bebés, cuando se introducen los cereales con gluten en su dieta.

Esta inflamación a veces es asintomática durante un tiempo pero normalmente puede producir síntomas muy diversos, desde pérdida de peso, falta de apetito, náuseas, vómitos, retraso del crecimiento, distensión abdominal, alteraciones del carácter.

En Europa es un 1% más frecuente en mujeres y cabe destacar que las personas con síndrome de Down tienen un riesgo 100 veces mayor de padecer la enfermedad celiaca.

Pero… ¿es que el gluten es malo?

No, no lo es si no eres un enfermo de celiaquía y no presentas una intolerancia. El gluten no deja de ser un nutriente para nuestro organismo salvo en la excepción de las personas que la padecen, hayan sido diagnosticadas o no.

Es imprescindible que el diagnóstico lo realice un profesional médico, no es una cuestión de modas ni una necesidad de eliminar el gluten de nuestra alimentación siguiendo tal o cual dieta de dudosa eficacia para nada y aún menos positiva para nuestra salud.

¿Qué hacer cuando nos han diagnosticado celiaquía?

180215697 Edited

La prueba para diagnosticar la celiaquía no va más allá que una analítica de sangre y dado que se trata de una enfermedad con un cierto componente genético, es conveniente que los descendientes de pacientes celiacos se hagan esta prueba para conocer si lo son o no cuanto antes.

Este es un motivo, según señalan los propios médicos, por el que se está detectando más celiaquía en la población infantil estos últimos años.

El tratamiento de la celiaquía se limita a centrarse en seguir una dieta estricta libre de gluten de por vida, lo que hace que el paciente recupere las vellosidades intestinales y disminuya su inflamación.

Eliminado el gluten de la dieta la mejoría puede empezar a notarse a partir de la segunda o tercera semana y en unos meses el paciente recupera un buen estado nutricional. Con una dieta sin gluten se puede llevar una vida completamente normal.

El paciente celiaco debe tener un control sobre su dieta porque de no hacerlo, la enfermedad a la larga puede degenerar en patologías mucho más complicadas, como distintos tipos de cáncer intestinal, trastornos autoinmunitarios, osteoporosis, anemia e infertilidad entre otros.

¿Se puede prevenir la celiaquía?

No, no se puede prevenir la enfermedad celiaca, eso sí, una vez detectada los enfermos deben prestar mucha atención a los productos que consumen para no agravar más su afección y sobre todo teniendo en cuenta que entre el 70-80% de los productos alimenticios preparados o procesados contienen gluten de alguna u otra manera y por muy ilógico que nos parezca a primera vista.

El gluten se añade en el proceso de elaboración de distintos conservantes, espesantes, colorantes, aromas, condimentos… por lo que los alimentos procesados les suelen dar sorpresas desagradables a los enfermos de celiaquía.

Y ahora

Un niño o un adulto con celiaquía no tienen por qué llevar una vida distinta a la de sus compañeros, más allá del control sobre su dieta que deberá ir conociendo él mismo según vaya creciendo y entendiendo que hay alimentos que no son adecuados para su salud.

Los productos sin gluten y los establecimientos que ofertan en sus menús los platos libres de gluten son cada vez más frecuentes.

Además hay infinidad de recetas para elaborar en casa productos sin gluten que pueden hacer la vida más fácil e igual de deliciosa cuando nos sentamos a la mesa.

Vía | celiacos.org | kidshealth.org
Fotos | iStockphoto | Pixabay
En Bebés y más | ¿Qué puedo comer? una app muy útil para personas con alergias alimentarias o celiaquía | Vivir sin gluten, la celiaquía y los niños

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio