Publicidad

La mayoría de recién nacidos de madres con COVID no se contagian y los que lo hacen tienen síntomas leves, según datos de la SENEO

La mayoría de recién nacidos de madres con COVID no se contagian y los que lo hacen tienen síntomas leves, según datos de la SENEO
Sin comentarios

Pronto se cumplirá un año desde que el COVID-19 irrumpió en nuestras vidas, y aunque al principio las noticias relacionadas con el contagio en recién nacidos eran un tanto confusas, e incluso se recomendaba la separación entre madre contagiada y bebé tras el nacimiento, ahora se sabe que la transmisión vertical es poco común, como también lo es la infección del recién nacido en el momento del parto o inmediatamente después.

No en vano, según los datos del Registro de la Sociedad Española de Neonatología (seNeo) creado en abril de 2020, hasta el momento se han documentado algo más de 2.200 casos de bebés nacidos de madres con COVID-19, y sólo 100 se contagiaron después del nacimiento, desarrollando la mayoría síntomas leves o incluso asintomáticos.

Los datos registrados hasta la fecha son muy esperanzadores

recién nacido

Tal y como explica en este artículo el doctor Manuel Sánchez Luna, jefe de Servicio de Neonatología del Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid y presidente de la Sociedad Española de Neonatología (seNeo), las recomendaciones nacionales que se publicaron al principio de la pandemia se basaron en las directrices chinas y el desconocimiento que hasta ese momento había del virus.

Así, el protocolo inicial indicaba que si la madre estaba infectada por el SARS-CoV2 en el momento del parto, se debía proceder a la separación inmediata de su bebé tras el nacimiento, además de retirar la lactancia materna. Sin embargo, la seNeo modificó enseguida estas recomendaciones tras consultar con entidades oficiales como la OMS y UNICEF y observar que no se estaban dando casos de contagios en bebés, ni durante el embarazo, ni después en el parto y postparto.

Además, con el objetivo de tener más información al respecto y seguir vigilando epidemiológicamente el comportamiento de este virus, la seNeo creó un Registro en el mes de abril del año pasado que cuenta con la colaboración activa de 110 hospitales públicos y privados de nuestro país. Dichos centros envían sus casos documentados sobre bebés de madres con COVID y bebés infectados tras el parto, ya sea en el ambiente hospitalario o en sus domicilios.

Hasta el momento se han recogido 2.248 casos de bebés nacidos de madres con COVID, de los cuales más de 100 se infectaron tras el nacimiento.

"En nuestro registro se demuestra que no vemos transmisión del virus intraútero y si la hay, es muy rara" - afirma Sánchez Luna, quien además argumenta que varios casos descritos demostrarían que la placenta actuaría de freno para el virus.

Los primeros datos de los que se tuvo constancia se publicaron el pasado mes de octubre en la la revista 'Frontiers in Pediatrics', y hacían referencia a los primeros bebés nacidos en España que se infectaron tras el nacimiento. En total, se registraron 40 casos, de los cuales la mayoría experimentó síntomas leves, siendo los síntomas graves más propios de neonatos prematuros o neonatos con patologías concomitantes.

El segundo estudio acaba de ser publicado en la revista 'Pediatrics' y recoge los datos ofrecidos por 79 hospitales de toda España de 503 bebés nacidos de madres con COVID (diagnosticadas durante el embarazo o en el momento del parto), entre el 8 de marzo de 2020 y el 26 de mayo de 2020.

De estos 503 bebés, solo 98 fueron hospitalizados por motivos clínicos, aunque en la mayoría de los casos se trató de bebés prematuros o que padecían otras enfermedades independientes a la COVID-19. En cualquier caso, todos los bebés que se estudiaron evolucionaron bien.

Piel con piel y lactancia materna, también si la madre es positiva en COVID

coronavirus

Desde la seNeo insisten una vez más en que la lactancia materna cuando la madre es positiva en COVID no solo es segura, sino beneficiosa, por lo que no se debe recomendar la suspensión. Estas directrices ya fueron dadas por la OMS al inicio de la pandemia, pero estudios posteriores no han hecho más que reafirmar dichas recomendaciones.

Además, aclaran que otras indicaciones que se dieron al inicio de la pandemia como bañar al bebé nada más nacer no tiene ninguna base científica, además de ser contraproducente a corto y largo plazo.

Por tanto, si la madre es positiva en COVID en el momento del parto, se deberán extremar las medidas de prevención e higiene, favorecer el contacto piel con piel desde el mismo momento del nacimiento, realizar el clampaje tardío del cordón umbilical y favorecer la estancia conjunta de madre y bebé en habitaciones de aislamiento.

Las nuevas cepas de coronavirus y la vacuna en embarazadas: nuevo foco de estudio

Desde la seNeo seguirán muy atentos a la evolución de la pandemia, manteniendo en todo momento los registros actualizados y analizando continuamente los resultados para adaptar las recomendaciones a la evidencia científica.

En este sentido, es muy importante observar el potencial cambio de comportamiento que están teniendo las nuevas cepas de coronavirus que han aparecido recientemente, así como los datos que se recojan de la vacuna contra el coronavirus que ya ha comenzado a estudiarse en embarazadas.

Fotos | iStock

Vía | Alimente

En Bebés y Más | Un recién nacido es dado de alta sin Covid mientras su madre permanece ingresada en la UCI a causa del virus, Una infección vírica de la madre durante el embarazo, como la Covid-19, no suele afectar al bebé y la ciencia explica por qué

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio