Publicidad

Las madres inglesas tendrán a un chequeo físico y mental seis semanas después del parto: una iniciativa a imitar

Las madres inglesas tendrán a un chequeo físico y mental seis semanas después del parto: una iniciativa a imitar
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

No es la primera vez que señalamos el estado de abandono en el que queda la reciente mamá tras dar a luz. Después de nueve meses de controles de salud permanentes del embarazo, ahora toda la atención es para el recién nacido. Y justo cuando se enfrenta a una nueva realidad, la maternidad, que puede trastocar también la salud emocional.

La mujer necesita atención y en Inglaterra han decidido dársela. A partir de abril, las 600.000 mujeres que son madres al año en Inglaterra serán sometidas a una evaluación de su salud física y bienestar mental.

Estos chequeos, que serán realizados por el médico de cabecera o el especialista de enfermería, serán independientes a la revisión pediátrica del bebé.

Pero podrán realizarse antes o después, para aprovechar al máximo el tiempo de las madres y del personal del Servicio Nacional de Salud inglés.

Atajar los problemas de depresión postparto

En España la primera visita es a los 10 días del parto, con la matrona si accedes por la Seguridad Social, y con el ginecólogo, si vas por la sanidad privada. Por desgracia, la mamá reciente no puede acceder a ambas, aunque sean complementarias.

Indispensable no saltársela, aunque no estaría de más tener programada otra revisión obligatoria más tardía por la sanidad pública, que incluya también un chequeo de bienestar mental para comprobar cómo lleva la mujer su nueva maternidad.

Así lo ha entendido el Servicio Nacional de Salud de Inglaterra (NHS), que incluirá un chequeo postparto a las seis semanas con el fin de lograr una mejor identificación de los problemas de salud mental que pueden surgir en el embarazo y el parto, como la depresión postparto y a un tratamiento más rápido para quienes lo necesiten.

El sistema de salud británico invertirá 12 millones de libras (14.455.000 euros) en un nuevo contrato de cinco años con los médicos de cabecera, para que implementen sus servicios con esta nueva iniciativa. La idea es que cada revisión dure más de 10 minutos.

Gill Walton, directora ejecutiva del Colegio Real de Comadronas aplaude esta iniciativa:

"Esta financiación adicional para el control postparto de seis semanas permitirá a los médicos de cabecera asegurarse de que la madre reciba un control materno adecuado, que es tan crucial como el del bebé. Sabemos que para algunas mujeres con enfermedades mentales relacionadas con el embarazo, si el médico de cabecera las identifica a tiempo, pueden ser tratadas cerca de su casa y evitar que su estado se agrave".

De hecho esta medida ha sido incorporada gracias a solicitudes continuadas como la de la organización benéfica para padres NCT y su campaña #halfhidden (Mitad Oculta), tras una investigación que concluyó que casi la mitad de los problemas de salud mental de las nuevas madres no eran identificados por los profesionales de la salud.

Angela McConville, directora ejecutiva de NCT señala también:

"Es una noticia fantástica que el NHS de Inglaterra haya respondido a nuestros llamados para mejorar el control de salud mental postparto. Este es un gran paso adelante y significa que más madres nuevas recibirán apoyo para hablar de sus problemas de salud mental y obtener la ayuda que necesitan".

Vía | The Guardian

Fotos | iStock

En Bebés y Más | No te saltes las visitas al ginecólogo y a la matrona tras el parto: son fundamentales, El anuncio sobre la realidad del postparto que fue rechazado de la gala de los Oscar, 13 bonitas fotos de madres que rinden homenaje a los cuerpos postparto

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios