"Mi hijo cumple años en verano": cinco ventajas (y algún inconveniente) de celebrar un cumpleaños infantil en vacaciones

"Mi hijo cumple años en verano": cinco ventajas (y algún inconveniente) de celebrar un cumpleaños infantil en vacaciones
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Si estás buscando embarazo, quizá tengas predilección por dar a luz en una determinada época del año, como por ejemplo el verano. La buena temperatura, las vacaciones y las largas horas de luz van a propiciar que puedas disfrutar de paseos con tu bebé desde el primer día, además de no tener que preocuparte por los virus propios del invierno.

Sin embargo, a medida que tu peque vaya creciendo van a entrar en juego otros factores importantes para él, como las celebraciones de cumpleaños.

Dos de mis tres hijos han nacido en agosto, por lo que tengo sobrada experiencia con la celebración de cumpleaños infantiles durante los meses de verano. Por ello, te comparto cuáles son las ventajas e inconvenientes para los niños de cumplir años en verano (hablamos del verano en el hemisferio norte).

Las cinco grandes ventajas de cumplir años en verano

La temperatura siempre acompaña

piscina

En general, celebrar un cumpleaños en verano es garantía de buen tiempo, aunque eso sí, deberás evitar hacerlo en las horas centrales del día o primeras horas de la tarde para no sufrir el intenso calor.

Pero en verano no hay que esquivar días lluviosos, temperaturas bajo cero o pólenes primaverales en su máximo apogeo. Así que esta estación del año resulta perfecta para "tirar la casa por la ventana" y hacer un cumpleaños a lo grande sin que el factor meteorológico sea un impedimento (ver apartado siguiente).

Puedes planificar la fiesta que desees

cumpleaños

Cuanto se cumplen años en invierno no queda otra que organizar una fiesta dentro de casa o hacer algún plan de interior. Ocurre lo mismo en otoño y primavera, pues aunque las temperaturas son suaves a veces se acompañan de lluvias intermitentes que nos impiden hacer planes al aire libre.

Pero en verano puedes hacer la fiesta de cumpleaños que desees sin que el clima sea impedimento.

Si optas por una celebración en interior, los parques de bolas, heladerías y cines con aire acondicionado se convierten en el plan perfecto. Si por el contrario, prefieres hacer algo al aire libre, puedes optar por invitar a los peques a un parque de atracciones, una merienda en el campo o un circuito multiaventuras.

También hay otras opciones de fiestas divertidas, originales y muy propias del verano, como una barbacoa, una pool-party, un cine de verano en el jardín o una noche de sacos en la terraza de casa.

Merienda original y diferente

Aunque siempre hay opción de preparar una merienda de cumpleaños original, saludable y diferente, quizá el verano sea la época más propicia para ello.

Cócteles frutales, limonadas caseras, helados o polos de fruta, brochetas multisabor, sardinas asadas a la barbacoa, salpicón de verduras y mariscos... Echa a volar la imaginación y viste tu mesa de cumpleaños con variedad de colores y sabores.

Las celebraciones se alargan durante todo el verano

Es cierto que en verano no siempre se puede hacer una fiesta de cumpleaños multitudinaria, pues la gente se va de vacaciones y es prácticamente imposible encontrar un día en el que coincidan todas las personas que te gustaría que asistieran a la fiesta.

Pero lejos de ser un inconveniente, podemos agrupar a los invitados en días diferentes y celebrar varias pequeñas fiestas a lo largo del verano. Por ejemplo; una fiesta con la familia antes de que se marchen de vacaciones, otra con los amigos del cole, otra con los amigos del pueblo...

Los regalos siempre son un acierto

regalos

Quizá no hayas caído en este detalle, pero regalar algo a un niño que cumple años en verano no solo es fácil, sino una garantía de éxito. Y es que el abanico de posibles regalos es inmenso.

Si buscas algo para que el niño pueda aprovechar y disfrutar durante el verano, puedes regalarle artículos de piscina, juguetes para el exterior, bicicletas, ropa o complementos veraniegos...

Si estás pensando en ropa para aprovechar más adelante, en las tiendas ya empiezan a encontrarse las primeras prendas de la temporada otoñal, y que además resultarán fantásticas para la vuelta al cole.

Y precisamente la vuelta al cole es un tema estrella en cuanto a regalos se refiere. Estuches, cajas de rotuladores, lápices de colores, mochilas, plastilina, agendas... ¿A qué niño no le encanta estrenar material escolar?

Algunas desventajas

No siempre es posible celebrarlo con los amigos del cole

cumpleaños

A los niños les hace mucha ilusión celebrar su cumpleaños el mismo día (o día arriba, día abajo) con los compañeros del cole. Cuando son pequeños, muchos profes les preparan una corona de cartón firmada por todos los compañeros, cantan cumpleaños feliz y el niño es el protagonista del día.

Pero al cumplir años en verano esa posibilidad se pierde, y aunque antes de terminar el curso algunos coles deciden homenajear a los peques que cumplen en julio y agosto, lo cierto es que no es lo mismo.

También es difícil (por no decir prácticamente imposible) hacer una fiesta multitudinaria con toda la clase, a no ser que decidas celebrarla antes de las vacaciones escolares o al principio del curso siguiente.

Cumplir años estando de vacaciones fuera puede no ser lo más divertido

fiesta de cumpleaños

Celebrar una fiesta de cumpleaños infantil en un destino vacacional fuera del lugar de residencia puede tener algunas ventajas, pero también inconvenientes.

Para empezar, se trata de un sitio diferente y en algunos casos incluso desconocido, por lo que la idea de explorar diferentes alternativas de ocio para la celebración de la fiesta puede llegar a ser muy divertido y emocionante.

Además, cabe la posibilidad de que el niño haya hecho nuevos amigos en su lugar de vacaciones y los quiera invitar a su fiesta, convirtiendo esta circunstancia en una bonita casualidad que recordará toda la vida.

Por contra, celebrar el cumpleaños fuera del lugar habitual de residencia aleja al niño de familiares, amigos y vecinos con los que disfrutar ese día especial.

No todo el mundo recuerda la fecha de tu cumpleaños

Como última desventaja señalaría que en verano no todo el mundo recuerda el día de tu cumpleaños. Siendo adulto esta circunstancia quizá te de igual, pero a los peques les encanta recibir las felicitaciones de sus seres queridos, por lo que se entristecen cuando alguno se olvida (y estando de vacaciones es muy habitual que suceda, ya que en cierto modo "desconectamos" de calendarios y relojes).

En cualquier caso, celebrar un año más es siempre motivo de alegría, y mucho más aún cuando son nuestros hijos quienes soplan las velas. Por eso, y con independencia de si tu peque ha nacido en verano o en invierno, el día de su cumpleaños será un momento mágico y especial que seguro que celebráis por todo lo alto.

Temas
Inicio