Helados caseros de fruta. Receta de verano para hacer con peques

Helados caseros de fruta. Receta de verano para hacer con peques
Sin comentarios

Una de las mejores recetas de verano para los peques son los helados caseros de fruta, porque resultan muy sencillos de preparar y porque siempre les encantan.

Además, los helados son una buena herramienta para introducir en su dieta nuevas frutas y ayudarnos a que prueben y se acostumbren a nuevos sabores. Hoy os enseñaré la técnica para hacer deliciosos helados con o sin máquina heladora para que podáis hacerlos con la fruta que queráis.

Con la llegada de las altas temperaturas, una buena forma de hidratar a los niños es con helados caseros de fruta. Estas recetas resultan muy fáciles y rápidas de preparar, por lo que son ideales para cuando aprieta el calor. Además así siempre sabremos qué están tomando nuestros hijos y sabremos que no están consumiendo colorantes ni otros aditivos alimentarios.

Podéis usar cualquier fruta de estación. En este caso usamos melocotón, pero puedes usar plátano, fresas, albaricoques o combinaciones de unos y otros.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Leche entera 150 ml
  • Nata líquida 100 ml
  • Yema de huevo 3
  • Azúcar 50 g
  • Puré de frutas 150 g

Cómo hacer helados caseros de fruta

Dificultad: Media
  • Tiempo total

Comenzamos preparando la base cremosa de nuestro helado, que será una crema inglesa. Es muy sencilla de preparar y nos sirve para todo tipo de helados de fruta que queramos hacer. Comenzamos batiendo las yemas de huevo con el azúcar hasta que estén bien espumosas.

En un cazo calentamos la leche y la nata y cuando parece que vaya a romper a hervir apagamos el fuego. Volcamos un poco sobre las yemas y azúcar, y movemos despacito. Después, con cuidado volcamos el resto de la leche y la nata sobre las yemas. Es importante hacerlo así y no al revés para evitar que cuajen las yemas.

Llevamos otra vez al fuego la mezcla removiendo hasta que notemos que empieza a espesar, tras un par de minutos. Apagamos y reservamos. Esta base nos servirá para hacer cualquier helado cremoso, añadiendo el sabor que queramos.

Pelamos los melocotones o la fruta elegida y la troceamos. Con una batidora, trituramos la fruta hasta obtener un puré fino. Mezclamos el puré de frutas con la crema y ya tenemos nuestro helado listo a falta de congelar y mantecar. Si tenéis máquina heladora, poned la mezcla en la cubeta y dejadla mantecando una hora aproximadamente.

receta-helados-caseros

Si no tenéis heladora, podéis poner el helado en las cubiteras de hielo y dejar que se congele. Cuando lo queráis tomar, bastará con triturar con la batidora de vaso los cubitos (sacándolos 5 minutos antes del congelador para que se pueda hacer con facilidad) y en un par de minutos tendremos un cremoso y apetitoso helado casero de frutas.

Tiempo de elaboración | 15 minutos más el mantecado en congelador o heladora Dificultad | Receta sencilla

Degustación

Los helados caseros de fruta son excelentes tanto como postre como para la hora de la merienda. Como no tienen mucho azúcar refinado son muy sanos para los niños que además así comerán una ración extra de fruta, tan necesaria para su nutrición. Y los helados están tan buenos, que probablemente querrán repetir.

Temas
Inicio