Cuatro de cada diez padres solo puede pasar entre una y dos semanas de vacaciones con sus hijos, y la playa es el destino preferido

Cuatro de cada diez padres solo puede pasar entre una y dos semanas de vacaciones con sus hijos, y la playa es el destino preferido
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Según un reciente estudio llevado a cabo por la empresa de contenidos digitales Lingokids, las vacaciones escolares de verano suponen una fuente de estrés para muchas familias, que deben hacer auténticos malabares para conciliar el trabajo con las vacaciones de los niños.

Y es que la mayoría de los padres no pueden coger los mismos días de vacaciones que los colegios para disfrutar junto a sus hijos. De hecho, según la encuesta anteriormente citada, cuatro de cada diez progenitores solo puede disfrutar de entre una y dos semanas de vacaciones durante el verano para estar con la familia.

Hemos desgranado la encuesta de Lingokids sobre los hábitos vacacionales de las familias españolas: ¿Cuánto tiempo duran las vacaciones de los padres y cuáles son los destinos preferidos?

El 40% de los padres solo tiene entre una y dos semanas de vacaciones de verano para estar con sus hijos

vacaciones

En España las vacaciones escolares de verano duran aproximadamente 11 semanas, siendo uno de los países europeos con un periodo vacacional estival más largo.

Esto lleva a los padres a la difícil situación de tener que conciliar su vida profesional con las vacaciones de los niños, teniendo que recurrir a opciones como campamentos, abuelos o canguros que cuiden de sus hijos mientras ellos trabajan.

No todos los padres tienen la suerte de contar con 11 semanas de vacaciones para estar con sus hijos.

De hecho, según la encuesta realizada por Lingokids entre 600 familias con niños menores de 10 años, solo el 11% de los progenitores disfruta de vacaciones durante todo el verano.

A ese pequeño porcentaje de afortunados se suma un 24% de padres y madres que pueden pasar un mes completo de vacaciones con los niños; siendo generalmente agosto el mes de preferencia.

Sin embargo, para la mayoría de progenitores (40%), solo es posible disfrutar de entre una y dos semanas de vacaciones a lo largo de todo el verano.

La playa, el destino favorito de las familias españolas

vacaciones

En cuanto a los destinos preferidos por las familias para pasar sus vacaciones, la mitad de los encuestados se decanta por estancias de sol y playa. En este sentido, nuestro país es especialmente afortunado, pues cuenta con maravillosas playas para disfrutar con los niños (729 de ellas son playas con Bandera Azul).

Disfrutar y jugar en playa tiene grandes beneficios para los niños:

  • La arena activa especialmente su sentido del tacto, fomenta la creatividad, la psicomotricidad fina y el desarrollo motor.
  • En la mayoría de los casos, el agua del mar mejora la piel con dermatitis y la brisa marina ayuda a combatir los cuadros catarrales con tos y mucosidad.

El pueblo es el segundo destino más elegido, en este caso por un 19% de familias. Aparcar la gran ciudad para pasar unos días de descanso en el pueblo tiene también importantes ventajas:

  • El ritmo de vida en el mundo rural es más relajado que en la ciudad, y los niños tienen mayor libertad.
  • Los niños están en contacto con la naturaleza, disfrutan de juegos al aire libre y pueden experimentar y aprender con libertad.

Los destinos de montaña o sierra son los preferidos para el 12% de las familias. Nuestro país también cuenta con imponentes parajes naturales y serranías donde disfrutar de unas vacaciones sin prisas ni relojes, en las que lo único que importa es la perfecta comunión con la naturaleza.

Un 8% de las familias elige pasar sus vacaciones en el extranjero. Así, destinos como el Caribe, Europa, parques temáticos sorprendentes o nuestra vecina Portugal suelen estar entre las preferencias de los padres españoles.

Pero no todas las familias pueden disfrutar de unos días de vacaciones fuera de casa. No en vano, según la encuesta de Lingokids, hasta un 11% de familias pasa todo el verano en su vivienda habitual, haciendo juegos en casa o planes de ocio por la ciudad o los alrededores.

Sea como sea, lo que está claro es que el mayor regalo para cualquier padre es poder pasar tiempo de calidad con sus hijos este verano, compartir juegos, disfrutar y aprender; con independencia del destino vacacional.

Foto de portada | ArtHouse Studio

Temas
Inicio