"¿Dónde has estado de vacaciones?", la pregunta que deberíamos evitar hacer a los niños en la vuelta al cole

"¿Dónde has estado de vacaciones?", la pregunta que deberíamos evitar hacer a los niños en la vuelta al cole
Sin comentarios

Durante los primeros días de vuelta al cole tras las vacaciones, los profesores suelen tratar de 'romper el hielo' entre sus alumnos con preguntas que ayudan a los niños a soltarse y crear un ambiente agradable y de confianza.

De este modo, es frecuente preguntarles por sus vacaciones, invitándoles a contar ante el resto de compañeros dónde han estado.

Pero, ¿se trata de una pregunta inocente o, por el contrario, podría llegar a afectar de forma negativa a la autoestima del niño? 

"¿Donde te has ido vacaciones?"

Se trata de una pregunta típica en esta época del año en la que volvemos a reencontrarnos con los amigos tras el parón estival. Entre los adultos es muy normal comentar este tema, pero si lo analizamos veremos que no ocurre lo mismo entre los niños, especialmente entre los más pequeños.

Y es que cuando los niños vuelven a verse no suelen hablar sobre los lugares que han visitado en verano, sobre todo si se fueron de vacaciones al principio, pues es probable que ya ni siquiera lo recuerden.

Ellos suelen destacar experiencias mucho más sencillas y cotidianas, como su fiesta de cumpleaños (en el caso de que hayan cumplido en verano), la película que fueron a ver al cine después de tanto tiempo y que tanto les gustó, o ese día de piscina con sus primos cargado de anécdotas divertidas.

vacaciones de verano
Sin embargo, en un afán por crear un ambiente de confianza, son muchos los profesores que plantean esta pregunta a sus alumnos en su primer día de clase.

En el caso de los más pequeños, la pregunta puede ser una excelente forma de animales a hablar -especialmente si son tímidos y les cuesta expresarse en público-, interactuar con los compañeros e incluso adquirir nuevos conocimientos sobre geografía, arte o cultura.

Pero en el caso de alumnos más mayores, preguntar dónde han estado de vacaciones podría generarles emociones negativas y problemas de autoestima. Esto sucede porque a medida que los niños se van acercando a la adolescencia es común que empiecen a compararse con sus iguales, siendo las vacaciones estivales uno de los principales focos de desigualdad social y agravio comparativo con el que se topan.

Vacaciones de ensueño frente a vacaciones modestas

vacaciones de verano

Ante la pregunta en cuestión, algunos niños tendrán la suerte de narrar sus vacaciones idílicas en parajes paradisiacos, o sus viajes de ensueño a otras partes del mundo.

Sin embargo, lo más habitual es que la mayoría de familias disfruten de unas vacaciones más modestas - especialmente en esta época de pandemia que estamos viviendo -,  e incluso también hay quien no puede permitirse salir fuera de su ciudad de residencia.

Por ello, siempre he pensado que preguntar a niños de según qué edad dónde han estado de vacaciones - sobre todo si no se conocen las condiciones particulares de cada uno - podría llegar a generar comparaciones dañinas entre los propios alumnos, e incluso afectar a la autoestima de aquellos cuyas familias no han podido permitirse un verano diferente por el motivo que sea.

En contrapartida a esta pregunta, considero más enriquecedor comentar las anécdotas de las vacaciones, aquello que más les ha marcado, lo más divertido y loco que hayan hecho, lo que siempre recordarán...

Y es que, como comentaba más arriba, es más que probable que los niños destaquen de sus vacaciones aspectos y vivencias emocionales, y no tanto el sitio al que han viajado.

Mi experiencia personal

vacaciones

Y como muestra puedo hablar de mi propia experiencia con un hijo preadolescente, que a pesar de haber disfrutado siempre de unas vacaciones de verano fuera de nuestra comunidad, hace un par de años me confesó sentirse "avergonzado" al hablar de sus vacaciones, pues no había salido nunca del país a diferencia de otros muchos compañeros de clase.

En ese momento me tocó explicarle que las situaciones particulares de cada familia son muy diferentes, y que lo realmente importante es valorar lo que se tiene a cada instante y no poner el foco o lamentarse por aquello que no se tiene. Además, le destaqué que lo realmente importante no es viajar a un sitio o a otro, sino disfrutar del tiempo en familia sin relojes ni rutinas, algo que durante el resto del año se antoja más complicado.

Aquella charla nos ayudó mucho a los dos a reflexionar sobre el tema de las vacaciones de verano y las expectativas que a veces nos ponemos los adultos para tratar de satisfacer a nuestros hijos.

Y tú, ¿te has tenido que enfrentar a una situación similar con tus hijos? ¿Qué opinas sobre preguntar a los niños dónde han estado de vacaciones?

Fotos | iStock

En Bebés y Más | Viajar en familia: nueve consejos para salir de vacaciones con niños y que todos disfruten, Por qué recomiendo viajar con nuestros hijos cuando son pequeños

Temas
Inicio