Publicidad

Nueve claves para ayudar a nuestros hijos a ser resilientes en estos tiempos de cambio

Nueve claves para ayudar a nuestros hijos a ser resilientes en estos tiempos de cambio
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Como padres nos encantaría poder proteger a nuestros hijos del dolor, de las dificultades de la vida o de las decepciones. Pero no podemos, ni debemos hacerlo. En la vida suceden cosas que no controlamos o que no esperamos, y los niños van a necesitar herramientas para hacer frente a lo que les venga y superarlo. Esto es lo que se conoce como resiliencia.

El COVID-19 cambió por completo nuestras vidas hace ya seis meses, y desde entonces hemos ido viviendo cada etapa conforme a las habilidades que poseemos. Desde la red de escuelas, Maple Bear, sus expertos nos ofrecen una serie de claves para enseñar a nuestros hijos a ser resilientes en estos momentos de cambio y ver en esta crisis una oportunidad para mejorar, salir fortalecidos y proyectarse para el futuro.

Fortalecer amistades y crear nuevas

resiliencia

Pediatras y psicólogos han sido muy claros con este tema: tras meses de confinamiento y un verano diferente, es importante y necesario que los niños puedan volver al colegio de forma presencial, salvo excepciones que puedan poner en riesgo su salud. Y es que la relación con sus iguales es fundamental para el correcto desarrollo del niño.

Para que los niños puedan relacionarse en el colegio minimizando el riesgo de contagio, se han creado los llamados 'grupos burbuja', que son grupos reducidos de alumnos que trabajan y juegan juntos sin mezclarse con otros. Estos grupos ofrecen a los niños la posibilidad de fortalecer las amistades y estrechar vínculos con sus iguales.

Pero además del juego y las relaciones personales, los expertos de Maple Bear también recomiendan recurrir a la tecnología para que los niños puedan ver de forma virtual a los familiares y amigos que vivan lejos o que por otras circunstancias no sea posible visitar de forma presencial. Recordemos que la tecnología se convirtió en una fiel aliada de las familias durante el confinamiento.

Ayudar a los demás

resiliencia

Es fundamental que enseñemos a nuestros hijos desde pequeños la importancia de respetar a los demás y ayudar al prójimo siempre que esté en nuestra mano hacerlo. Pero la pandemia nos ha demostrado, más que nunca, la necesidad de protegernos y cuidarnos unos a otros, siendo ciudadanos responsables y valorando el trabajo y la entrega de muchos profesionales al servicio de los demás.

Cuidado personal

Se debe enseñar a los niños a cuidar su salud, su aspecto físico y su higiene personal, pero también hemos de enseñarles a valorar sus ratos libres. En este sentido no solo es necesario hacerles entender la importancia de amar su cuerpo sino también su mente, ejercitándola, jugando libre, aprendiendo y creando para seguir creciendo física y emocionalmente sanos.

También podemos enseñarles técnicas de relajación para fomentar la atención plena y lograr que alcancen un estado de calma en momentos de tensión o estrés.

Instaurar una rutina

rutinas

Una de las cosas en la que los expertos más insistieron durante la cuarentena vivida en marzo, fue en la necesidad de que los niños mantuvieran unos horarios y rutinas para brindarles mayor confianza y seguridad. Tras el verano es lógico que las rutinas se hayan perdido, pero con el inicio del curso escolar es importante volver a recuperarlas, si bien hemos de ser conscientes de que nos enfrentamos a un septiembre muy diferente y, como tal, tenemos que ser flexibles ante los posibles cambios que puedan presentarse.

Si tras seis meses en casa te está costando que tus hijos retomen las rutinas escolares de siempre, estos consejos podrían ayudarte.

Nuevos aprendizajes

nuevos aprendizajes

La pandemia está trayendo consigo nuevos aprendizajes de vida para los niños que comenzaron durante el confinamiento, y que ahora los padres -y también los profesores desde las escuelas- hemos de seguir potenciando.

En todo este tiempo, nuestros hijos han adquirido una una mayor autonomía, mayor responsabilidad social o una mayor conciencia acerca de sus emociones, un aspecto muy importante a trabajar siempre, pero especialmente en estos momentos de cambio.

Por otro lado, el cole en casa y el propio confinamiento les permitió adquirir nuevos conocimientos tecnológicos, desarrollar al máximo su creatividad y fomentar el aprendizaje autodidacta. Ahora desde los colegios se continuará entrenando estas habilidades, no solo de cara a un hipotético nuevo confinamiento y vuelta a la educación virtual, sino por tratarse de competencias laborales esenciales para el futuro.

Autoestima positiva

Los expertos aconsejan hablar con los niños sobre esta crisis desde un punto de vista positivo, haciendo especial hincapié en cómo están superando las dificultades y los cambios que se están presentando. Esto fortalecerá su autoestima y les ayudará a confiar en sí mismos, sintiéndose capaces de enfrentarse a los retos, resolver los problemas, tomar decisiones y cuidarse física y emocionalmente.

Siempre se puede ser feliz

resiliencia

El hecho de que nuestra vida haya cambiado tanto y de que las cosas no sean como antes no significa que no podamos ser igualmente felices, y esto es algo que debemos transmitir a los niños. Si nos quejamos continuamente de esta nueva realidad y damos más valor a las cosas negativas o que no podemos hacer, estaremos transmitiendo a los niños un mensaje derrotista, triste y pesimista.

La vida implica cambios, y como tal debemos aceptarlos y saber sacar el lado positivo de ellos. Porque aún en los momentos más difíciles hay oportunidades para ser felices

Los cambios forman parte de la vida

resiliencia

Al hilo de lo que acabamos de mencionar, no debemos olvidarnos nunca de que el cambio forma parte de la vida. Es importante que nuestros hijos entiendan que la vida no es algo estático, con acontecimientos previsibles y capaces de controlar siempre.

Y es que si hay algo que no se detiene en la vida es precisamente el cambio, por lo que aprender desde pequeños que nada permanece igual eternamente les ayudará a aceptar mejor cualquier situación y hacer frente a los infortunios.

Fijar metas

resiliencia

Y por último, los expertos recomiendan que los niños se fijen unos objetivos o metas a cumplir, pues esto no solo les ayudará desarrollar su capacidad de esfuerzo, superación y autonomía, sino que les permitirá trabajar nuevos conocimientos o habilidades, obteniendo nuevos logros y manteniendo su mente ocupada frente a momentos de ansiedad o estrés.

Fotos | iStock

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios