Publicidad

Policía de profesión y superhéroe en sus ratos libres para ayudar a los niños con cáncer, una preciosa historia que nos ha emocionado

Policía de profesión y superhéroe en sus ratos libres para ayudar a los niños con cáncer, una preciosa historia que nos ha emocionado
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Eduardo Balboa del Cid es Policía Nacional, y en sus ratos libres cuelga el uniforme y se convierte en un superhéroe para los niños con cáncer. Cuando asoma por la habitación vestido de Spiderman, los ojitos de estos pequeños luchadores se iluminan, y Eduardo siente que todo merece la pena.

Porque la vida en el hospital no es divertida, y los días transcurren lentos, salpicados de dolor, incertidumbre y lágrimas. Ningún niño debería tener que pasar jamás por una experiencia así, por lo que encontrar a personas como Eduardo, dispuestas a arrancar sonrisas cuando más se necesitan, merece todo nuestro reconocimiento.

Sonrisas y abrazos para hacer olvidar el dolor

Eduardo siempre tuvo claro que quería ayudar a la gente, y por ello se hizo policía. Pero además, desde hace años colabora con diversas Fundaciones como Juegaterapia, Aladina o AKafi, o más recientemente con la Fundación Ronald McDonald y la Fundación Luis Olivares, ambas de Málaga.

A veces se disfraza de Spiderman, pero otras es simplemente él. Lo importante para Eduardo es estar al lado de estos pequeños, apoyarles, jugar con ellos y hacerles olvidar por un rato su dolor. Para los familiares, verle aparecer por la puerta de la habitación es un soplo de aire fresco, e incluso algunos padres le piden que acompañe a sus hijos cuando ya no hay nada que hacer, y la enfermedad está en fase terminal.

Desde su página de Facebook, 'Spiderman y los superhéroes', Eduardo comparte fotografías de sus visitas al área de oncología de los hospitales con los que colabora, y las historias de los verdaderos superhéroes que hay detrás de una imagen. Además, aprovecha para crear conciencia social acerca del cáncer infantil, y anima a todos a donar médula para salvar vidas.

"A veces nos gustaría sobrepasar nuestras posibilidades y poder evitar el sufrimiento de los mas débiles, de la gente buena. Nos encataría poder retener a nuestro lado a los que mas queremos y protegerlos de todo lo que pueda hacerles daño, pero la realidad es que solo podemos acompañarles en sus procesos de vida, tenderles la mano para cuando la necesiten y quieran tomarla, o abrazarles cuando decaigan sus ánimos...... al final todo se resume en una palabra, ESTAR"

"A veces no podemos conseguir que las cosas sean como nos gustaría que fuesen, a veces no sabemos qué decir ni qué hacer ante situaciones que se nos escapan de las manos. Pero ESTAR siempre podemos hacerlo, es muy sencillo, solo se trata de estar y hablar a través del silencio, que es la mejor forma de hablar"

Hace unas semanas contactaron conmigo para cumplir el deseo de un pequeño, ¿su identidad? ¡Qué importa!, es un superhéroe, pero de los de verdad, no como yo que solo llevo un traje ajustado. Su deseo era conocer a spiderman pero acabo convirtiéndose en spiderman, y durante las tres horas y media que duró mi visita por el hospital me acompañó habitación por habitación, niñ@ por niñ@, repartiendo ilusión. Y repartir ilusión a los que lo están pasando mal como él, es de ser muy valiente"

En 2016 salió publicado el libro "Entre superhéroes", escrito por otro policía conocido como Espíritu González y cuyo protagonista es Eduardo Balboa. Los coprotagonistas de esta maravillosa historia, -cuyos beneficios van destinados íntegramente a la Fundación Luis Olivares- son los niños enfermos de cáncer que luchan cada día por vencer la enfermedad.

Todos podemos ser "superhéroes" si nos lo planteamos

Imposible no emocionarse ante la sensibilidad y humanidad de este policía, que más allá de ejercer su profesión planta cara al cáncer infantil para que no gane la batalla a las risas, los juegos y la esperanza de los niños y sus familias.

Pero aunque los verdaderos superhéroes siempre son los niños enfermos y sus familias, es realmente emocionante hacerse eco de estos gestos que tanta alegría traen en el momento en que más se necesita.

Hace unos meses compartimos el emocionante vídeo de un oncólogo que se disfrazó de Batman para dar una sorpresa a uno de los niños a los que trataba. También hemos conocido historias de futbolistas, actores, fotógrafos o trabajadores de la limpieza que hacen todo lo que está en sus manos por cumplir los sueños de los niños enfermos.

Porque se ha demostrado que el estado emocional y físico de los niños enfermos crónicos o incluso con mal pronóstico, mejora cuando se cumplen sus deseos, además de aparecer emociones positivas en sus familiares. Y en la mayoría de las ocasiones, estos deseos no son inalcanzables, y basta con ponerle ganas, creatividad y grandes dosis de amor y empatía.

Pero recordemos que para cumplir deseos y/o arrancar las sonrisas de los niños enfermos no es necesario lucir una capa. Donantes, voluntarios, personal hospitalario, artistas que ponen su imaginación al servicio de los pacientes... en definitiva, cualquier persona puede allanar el camino de quienes más lo necesitancon pequeños, pero grandes gestos.

Foto de portada | 'Spiderman y los superhéroes'

Más información | Fundación Luis Olivares, 'Spiderman y los superhéroes'

En Bebés y Más | Derrota el cáncer y lo celebra disfrazada de soldado imperial, como símbolo de su fuerza y lucha por la vida, Cumplir los deseos de los ancianos de una residencia: la iniciativa de una niña de 11 años, que nos ha emocionado

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir